Comercio

El macrocentro comercial próximo a Barajas abrirá en 2018

La compañía francesa Phalsburg comenzará las obras antes de fin de año

centros comerciales
Una infografía del centro comercial Open Sky, en Torrejón de Ardoz (Madrid).

El macrocentro comercial que se situará en el muncipio madrileño de Torrejón de Ardoz –junto al aeropuerto de Barajas– encara el inicio inminente de sus obras. El proyecto pasa por poner la primera piedra antes de fin de año y, después de unos 14 meses de construcción, inaugurarlo antes de la campaña de Navidad de 2018. El presidente de la compañía promotora, Philipe Journo, lo ha adelantado a Cinco Días y detalló los próximos pasos de la francesa Phalsburg para desembarcar en España y consolidar su negocio con un nuevo negocio en Barcelona dentro de dos años.

Con una inversión de 110 millones de euros, el nuevo espacio madrileño tendrá unos 75.000 metros cuadrados distribuidos en 80 locales de grandes dimensiones (de tipo megastore) 25 restaurantes y 3.000 plazas de aparcamiento. La empresa además planea construir otro edificio dedicado al outlet, de 22.000 metros cuadrados y dispuesto en forma de “pueblecito”, al que se podrá acceder a través de una plataforma peatonal que cruzará la autovía A-2.

De estos 97.000 metros cuadrados –entre los dos complejos– de superficie comercial, Phalsburg afirma que ya ha alquilado el 9% (6.500 metros cuadrados) a 10 compañías. Entre ellas destacan Adidas, Reebok, la cadena de modas francesa Celio o la de ropa infnatil Orchesta. En cuanto al espacio restante, un 14% corresponde a contratos pendientes de firma y otro 30% se encuentran en negociación. La compañía asegura, por tanto, que en torno a la mitad del centro está ya comprometido.

La particularidad que la empresa prevé que distinga a este complejo de su competencia –en las proximidades se encuentran el Plenilunio y el Parque Corredor– es el concepto de espacio abierto. Esto supone que sus establecimientos estarán conectados por un patio al aire libre, donde se situará un lago artificial. “Es una nueva forma de concebir el retail, con calles abiertas y de cara al exterior”, explica Journo. Afirma que su proyecto se complementa con una puesta en valor de lo arquitectónico, cuyo responsable es en este caso Gianni Danulo.

Otra de las peculiaridades es, según el presidente de Phalsburg España, desplegar un nuevo concepto de ocio. Este complejo dispondrá de un parque infantil, un espacio con ponis y una miniferia de atracciones, todo ello gratuito. Esta oferta se completará con una sala VIP (de pago) y lostípicos negocios de ocio de un centro comercial, como cines, juegos recreativos o boleras.

Esta es la primera apuesta en el mercado español de una compañía ya consolidada en Francia, con una facturación en 2015 de 72 millones de euros. Allí cuenta con 350.000 metros cuadrados de superficie comercial gracias a los ocho centros comercialesque ha inaugurado desde su fundación en 1989. Aparte del de Torrejón de Ardoz (llamado Open Sky), la compañía cuenta en fase de desarrollo con otros siete proyectos, todos ellos en Francia. De cara al futuro, Phalsburg espera consolidar su desembarco en España con una apertura en Barcelona. En este sentido, Journo explicó que esperarán primero a ver si tiene éxito el espacio de Madrid y, en ese caso, en dos años llegarán a la Ciudad Condal.

Normas