Contante & Sonante

Se busca subgobernador del Banco de España para dos o seis años

El nombre que más suena es el de Javier Alonso, actual director general de operaciones, mercados y sistemas de pago... o el de una mujer

Se busca subgobernador del Banco de España para dos o seis años

Sí, esa noticia ya se sabe, no es nueva. Que el Banco de España esté buscando un sustituto para ocupar el cargo de subgobernador se conoce desde que el pasado 29 de julio Fernando Restoy, aún número dos de la institución situada en la madrileña calle de Alcalá, número 48, anunció por sorpresa su marcha de esta institución en enero del próximo año. Había aceptado una oferta, parece que con un salario más sustancioso, para presidir el Instituto de Estabilidad Financiera (FSI), un organismo internacional dependiente del Banco de Pagos Internacionales de Basilea (BIS).

Pero su salida parece que ha causado en el sector más desasosiego que el previsible inicialmente. Más en un momento en el que el ambiente en la institución que encabeza Luis María Linde no es precisamente el mejor, según aseguran varias fuentes consultadas, tanto de dentro del Banco de España como de las entidades financieras que visitan regularmente sus instalaciones.

Fuentes bancarias mantienen que la salida de Restoy va a causar un verdadero trastorno en la institución supervisora. “Restoy es un directivo de prestigio internacional y sus opiniones son respetadas en todos los foros europeos. Su papel en el Banco de España es clave en estos momentos”, declara un destacado ejecutivo financiero.

Otra fuente del sector insiste en la misma tesis. “La salida del subgobernador deja desangelada la pata supervisora de la institución, sobre todo en un momento en el que se necesita un directivo de reconocido prestigio internacional para que sus opiniones sean tenidas en cuenta en el Banco Central Europeo”.

Los inspectores del Banco de España puede que sean los únicos que celebren esta salida (bueno, junto a Economía). Este colectivo lleva tiempo pidiendo la dimisión de Restoy como subgobernador. El distanciamiento entre los inspectores y el subgobernador se acrecienta cada día que pasa en el caso Bankia, en el que se juzga el engaño o no de la salida a Bolsa del banco en julio de 2012.

Las diferencias entre el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, y el Banco de España se mantienen. Lo mismo sucede con las crecientes discrepancias ya comentadas entre la cúpula de la institución supervisora y el cuerpo de inspectores. A ello se suma, según otras fuentes, los roces que se están generando entre algún que otro director de la institución.

De momento, no hay sustituto para Restoy, aunque varias fuentes consultadas consideran que lo lógico es que se promocione a algún responsable del propio Banco de España. Una de las incógnitas clave está en el periodo para el que se le nombre al futuro subgobernador. En caso de continuar en su puesto, a Restoy le quedarían dos años más como número dos (hasta mediados de 2018), lo mismo que a Linde como gobernador (ambos fueron elegidos por un periodo de seis años). Por ello, no ha trascendido si la idea del ahora Gobierno en funciones es que el futuro subgobernador sea elegido por dos años o que inicie un nuevo mandato de seis años.

A falta de que se concrete el periodo para el que se nombrará al número dos, el nombre que más suena tanto dentro como fuera de las paredes de Alcalá 48 es el de Javier Alonso, actual director general de operaciones, mercados y sistemas de pago. De 65 años de edad, Alonso es un hombre de la casa. Ingresó en el Banco de España en 1977. Alonso contaría con el apoyo de una gran parte del sector financiero.

Otro nombre que suena en algunos círculos financieros es el de Julio Durán, director general de estabilidad financiera y resolución. También de 65 años de edad, cuenta con una dilatada experiencia en el sector, donde ha trabajado incluso en el Banco Mundial y en el BCE. Sin embargo, varias fuentes mantienen que Durán no ha logrado encajar bien en el Banco de España y sus diferencias con otros colegas suyos son evidentes en la institución.

Otras fuentes apuntan a una mujer como subgobernadora, pero el nombre no ha trascendido. Esta mujer puede provenir de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Antes de que se eligiera a Restoy como subgobernador (era vicepresidente de la CMNV, puesto que ocupa ahora, y ya parece que por solo unos días, Lourdes Centeno Huerta), el PSOE propuso a Soledad Núñez como subgobernadora, pero el PP no aceptó esta propuesta al considerar que tenía un perfil muy marcado políticamente.

A pesar del ambiente que parece que se vive en el Banco de España, su situación no es tan dramática como en la CNMV, ya que en su comisión ejecutiva sí hay cuórum para tomar decisiones, lo mismo que en su consejo de gobierno, el alma de decisión de la institución, pese a que de aquí saldrán en breve, además de Restoy, la directora general del Tesoro, Rosa María Sánchez-Yebra, que deja el cargo en Economía el 1 de diciembre, y Lourdes Centeno, que también dejará su puesto en la CNMV en breve, según apuntan todas las informaciones.

Normas