Sector sanitario

Estos son los planes de Fresenius para Quirón Salud

La asimilación del grupo hospitalario e importar 'know-how', las prioridades

Quirón Salud
Reuters

La partida del proceso de concentración hospitalario, desarrollada hasta ahora dentro de las fronteras de cada país, empieza a jugarse ya en el tablero europeo. La firma Helios Kliniken, propiedad del grupo alemán Fresenius, anunció hace dos semanas la adquisición de Quirón Salud, el mayor operador español del sector. La operación, que se concretará en el primer trimestre de 2017, se ha cerrado en 5.760 millones de euros y dará lugar a un gigante, el mayor del continente, con 159 centros hospitalarios y más de 100.000 empleados. Los compradores han mantenido desde un primer momento que su idea es mantener operativas ambas marcas.

Quirón-Helios, en cifras

¿Que supondrá esta fusión para ambas compañías? Desde Quirón Salud destacan que, hasta donde saben, regirá la continuidad. El actual equipo directivo seguirá al mando de la empresa, que se integrará en la nueva compañía. La firma española asumirá, eso sí, el liderazgo del crecimiento internacional en América Latina, uno de los mercados con mayor proyección del sector. “El grupo Fresenius ya tiene operaciones significativas en América”, matizan desde dicha compañía, “principalmente con sus negocios Fresenius Medical Care, la matriz de productos y servicios para el cuidado de enfermos renales, y Fresenius Kabi, la firma que engloba los servicios de transfusión y nutrición clínica. Las dos operan de forma independiente a Helios Kliniken”, apuntan las mismas fuentes del conglomerado germano.

  • La expansión, en segundo plano

La búsqueda de negocio en el mercado internacional queda todavía lejos. “Tras concretar la adquisición, que esperamos completar durante los primeros meses del año que viene, nos centraremos en la integración y en el crecimiento continuado en los mercados locales de Helios y su marca hermana Quirón Salud: Alemania y España, donde vemos mucho potencial y muchas oportunidades”, asegura Matthias Link, vicepresidente de comunicaciones corporativas de Fresenius. Aunque Quirón Salud ya era el mayor grupo hospitalario de España, apuntan desde la compañía alemana, “está excelentemente posicionada para crecer todavía más, ya sea de forma orgánica o por adquisiciones”.

Lo primero es aprender del recién adquirido grupo. “Helios se puede beneficiar, por ejemplo, de los largos años de experiencia que acumula Quirón Salud en la optimización de la relación entre la atención hospitalaria y ambulatoria”, esto es, entre la que se propina a los pacientes ingresados y externos, señala Link. La clave de la adquisición, subraya el ejecutivo, está en “combinar los esfuerzos y know how de ambos grupos hospitalarios para mejorar la prestación de servicios”.

Es por eso que han apostado por un modelo de “integración por interacción”, en vez de por asimilar la compañía a la matriz.

La adquisición de Quirón Salud está pendiente de ser ratificada por las autoridades de la competencia, que se espera que tengan su veredicto listo, como muy tarde, para febrero, mes en el que Fresenius presentará sus cuentas. Será entonces cuando, debido a la magnitud de la operación, la firma publique los objetivos a medio plazo debidamente revisados.

Una historia forjada a base de fusiones

La trayectoria de Quirón, fundada por la familia Cordón, arrancó con solo cuatro centros. Una habilidosa política de gestión, acompañada de una agresiva estrategia de adquisiciones, dio lugar al grupo que acaba de ser absorbido por Helios Kliniken.

Quirón Grupo Hospitalario se unió a USP Hospitales en 2012. Dos años más tarde, en 2014, se hizo con IDC Salud, que ese mismo año había integrado al grupo Ruber y que entonces era el primer conglomerado hospitalario del país. Así nació el actual Quirón Salud.

Las adquisiciones no acabaron ahí. Desde entonces, la firma se ha hecho con varias clínicas y hospitales de varios puntos de la geografía, hasta contar con los actuales 43 hospitales y 39 centros de día.

Helios Kliniken, que sustituye ahora a CVC como accionista de referencia, cuenta con 116 hospitales y otros 106 centros, entre ambulatorios, residencias de mayores y clínicas de rehabilitación.

La compañía germana es una de las cuatro filiales del grupo Fresenius, un gigante presente en más de 100 países con una facturación superior a los 25.000 millones de euros.

Normas