Gama media con diseño premium
HTC

Nuevo HTC Desire 10 Lifestyle: 5,5" HD, procesador quadcore y diseño metálico

Bajo la marca Desire, de segmento inferior a sus 'tope de gama', HTC ha presentado dos nuevos teléfonos inteligentes. El primero de ellos, de prestaciones más elevadas, es el HTC Desire 10 Pro, que no llegará a España pero ofrece un panel de 5,5 pulgadas con resolución Full HD de 1920 x 1080 píxeles y procesador MediaTek de ocho núcleos. Y por debajo, el que llegará a España, es el HTC Desire 10 Lifestyle, con una configuración de hardware notablemente inferior.

Especificaciones técnicas del HTC Desire 10 Lifestyle

Con diseño metálico y cuerpo muy similar al HTC 10, con dimensiones de 156.9 x 76.9 x 7.7mm, este terminal cuenta con una pantalla de 5,5 pulgadas de diagonal y resolución HD de 1280 x 720 píxeles con recubrimiento Corning Gorilla Glass. El peso del dispositivo es de 155 gramos, luego contenido en relación con sus competidores, y viene acompañado del procesador Qualcomm Snapdragon 400 de cuatro núcleos con una frecuencia de reloj máxima de 1,6 GHz, en configuraciones de 2 ó 3 GB de memoria RAM en función, también, de la capacidad de almacenamiento interno.

Con respecto al punto anterior, se puede escoger en versiones de 16 ó 32 GB de memoria interna, aunque cualquiera de ellas viene también con slot para tarjeta micro SD. Y en el apartado fotográfico, el HTC Desire 10 Lifestyle cuenta con un módulo de cámara principal con sensor de 13 megapíxeles con apertura f/2.2, mientras que el módulo secundario monta un sensor de 5 megapíxeles y con apertura f/2.8, en ambos casos sensores BSI.

El conjunto se completa con la tecnología HTC BoomSound para el sonido HiFi, así como Android 6.0 Marshmallow como sistema operativo móvil con la capa de personalización HTC Sense, y un conjunto de conectividad con 4G LTE, Bluetooth 4.1 LE de bajo consumo, WiFI n y A-GPS con GLONASS. Viene alimentado, por otro lado, por una batería de 2.700 mAh, que promete una autonomía de hasta 7 horas de uso en navegación por Internet sobre redes WiFi, o 50 horas de reproducción continua de música.

Normas