Datos del Ministerio de Economía

La inversión extranjera retrocede un 30% en el primer semestre

Las operaciones desde Holanda, Luxemburgo y Francia se desploman entre abril y junio.

Suben un 919% las inversiones procedentes de Alemania.

La inversión extranjera productiva recibida en España, en cifras Ampliar foto

La ausencia de Gobierno y la más que probables terceras elecciones en un año parecen haber hecho mella en el ánimo de los inversores. Las múltiples advertencias sobre el riesgo que podrían conllevar ambos factores, realizadas desde el Ejecutivo, la banca, las agencias de calificación de riesgos o los organismos supranacionales ya han empezado a tener reflejo en las estadísticas. Los flujos de inversión extranjera productiva (no incluye las operaciones de ingeniería financiera y tan solo suma aquellas que generan empleo y actividad) bajaron un 29,6% en el primer semestre de 2016, según los datos oficiales de la Secretaría de Estado de Comercio, situándose en 6.629 millones de euros. Las cifras revelan un desplome sin precedentes en el segundo trimestre, tras un primero en el que las entradas de capital crecieron un 15%. Entre abril y junio, sin embargo, cayeron un 46,5%, lo que supuso una merma de 3.165 millones respecto al mismo trimestre de 2015.

Entre abril y junio han entrado 3.165 millones menos

Estas cifras, sin embargo, deben ser tomadas con cautela, toda vez que los flujos de inversión no se concentran en un período concreto y pueden variar mucho con el paso del tiempo, con grandes operaciones de entrada o salida en cualquier mes del año. Y un buen ejemplo se produjo en 2008, en el que la inversión extranjera tocó máximos históricos, con 25.463 millones de euros. En ese ejercicio se juntaron en el primer trimestre la adquisición de Imperial sobre Altadis (12.600 millones de euros) y la compra de E.on de Endesa Europea y Puente Viesgo (10.000 millones), lo que provocó que en los ejercicios siguientes se produjera una caída brusca en el mismo período. Buena prueba de ese desfase es que en los ocho ejercicios posteriores tan solo se superó una vez los 10.000 millones y en el resto no se pasó de 5.000 millones.

La fotografía de este año revela movimientos muy distintos entre los distintos países en ese segundo trimestre. El país más inversor es Luxemburgo, con 1.070 millones, pese a sufrir un ajuste del 50% respecto al mismo período de 2015. Igualmente destacable es la caída desde Holanda, donde se registran operaciones por 370 millones de euros, un 72% menos anual. Fuentes consultadas por este períodico achacan estos movimientos a la caída de las operaciones denominadas round-trip investment, movimientos de capital que realizan compañías españolas con destino a Holanda y Luxemburgo aprovechando susventajas fiscales. También se produce un importante retroceso en la inversión procedente de Francia (1.096 a 159 millones), mientras que la noticia positiva procede de Alemania, con un aumento del 919% al crecer en 878 millones.

Asturias y Navarra restan peso a Madrid y Cataluña

Madrid y Cataluña son las comunidades autónomas que más inversión extranjera han atraído siempre. La primera por ser la capital de España y por albergar la sede de los organismos públicos y las grandes multinacionales españolas y extranjeras. La segunda por su tradición industrial y por ser un punto de conexión con Francia y el resto de Europa. Esa tendencia no ha cambiado en el primer semestre de 2016. Entre enero y junio, ambas recibieron 4.483 millones de euros en inversiones, lo que supone retroceder en términos absolutos a niveles de 2014. Pero si el análisis se hace en términos porcentuales, el peso de las inversiones en Cataluña y Madrid respecto al total nacional baja al 68%, un nivel inédito desde 2010

El mayor ajuste se ha producido en Cataluña, donde el volumen de las operaciones ha pasado de 2.613 en la primera mitad de 2015 a 1.058 millones en el mismo período de 2016 , lo que representa un ajuste del 59,5% anual. Con estas cifras se confirma la tendencia del primer trimestre, en el que las inversiones ya retrocedieron un 34,6%. La caída también ha sido importante en Madrid, pese a que en el primer trimestre las entradas de capital foráneo subieron un 42,3%. El segundo trimestre ha sido muy malo, en el que se ha pasado de 4.170 a 1.278 millones de euros.

En el deterioro de ambas ha tenido un peso determinante la irrupción de Navarra y Asturias, hasta ahora con porcentajes marginales. Navarra ha recibido 818 millones de euros, un 12,2% del total nacional entre enero y junio de 2016 frente a los 8 del mismo periodo de 2015. Un caso similar al de Asturias, con un 4,4% del total nacional, al pasar de 7 a 288 millones en doce meses.

Normas