Análisis técnico

La cima de los 9.000 sigue al alcance del Ibex 35, ¿hasta dónde llegará?

Los expertos creen que el selectivo consolidará su rebote pero ven prácticamente “imposible” que llegue a superar los 10.000 puntos para finales de este año.

Ibex 35

Muchos eran los expertos que preveían un año placentero para el Ibex 35. El índice español, que partía en 2016 de los 9.544,20 puntos se ha topado con varios meses de convulsión inesperados que han agitado duramente su cotización a lo largo de este ejercicio. Aunque todavía el selectivo tiene tres meses por delante para reconquistar lo perdido, lo cierto es que el nivel entre los 10.000 y 11.000 puntos que vaticinaba el mercado para el cierre del año queda ya más cerca de una mera estimación que de la realidad. Y es que, aunque el Ibex 35 venía apuntando maneras en las últimas semanas –tanto que llegó a recuperar los 9.000 puntos– las ganancias volvieron a esfumarse, poniendo en duda su tendencia alcista.

Desde que se produjera el brexit, que hizo caer al Ibex hasta los 7.600 puntos, el parqué español ha ido escalando hasta superar los 9.100 puntos. Esa buena racha, no obstante, se vio alterada por los movimientos de los bancos centrales, que han acaparado la atención de los mercados, siendo los causantes de los vaivenes en las Bolsas. Aunque pese a la subida de ayer hay quienes opinan que será difícil volver a reconquistar el nivel de las últimas jornadas, la mayoría de los analistas apuesta por un rebote consistente del selectivo. “El escenario más probable es que rebotemos porque la gente empezará a descartar que la Fed suba tipos”, apunta Miguel Paz, analista de Unicorp Patrimonio. Lo mismo opina Victoria Torre, jefa de producto y análisis de Selfbank, quien asegura que las caídas comenzaron a raíz del incremento de los temores de un cambio de signo en las políticas monetarias de los bancos centrales, pero “si se recupera la confianza, el mercado podría volver a intentar dirigirse a la zona de los 9.000 puntos”.

No obstante, los analistas recuerdan que todavía existen soportes importantes que vigilar. “Desde inicios de 2015 el mercado esté digiriendo el proceso de rebote iniciado en julio de 2012, cuando Draghi aseguró que haría lo que fuese para preservar el euro. Lo que queda por ver ahora es si somos capaces de continuar con ese rebote”, apunta Juanjo Berrocal, experto en mercados de GVC Gaesco Beka. Berrocal asegura que para cancelar ese canal bajista es necesario que el Ibex supere los 9.180 puntos, aunque no sería hasta los 9.640 donde acabaría claudicando finamente con dicho canal, algo que el experto considera muy difícil de alcanzar. Y es que aunque los analistas confían en que el parqué se haga de nuevo con los 9.000 puntos, superarlos no será tarea fácil. “La resistencia de los 9.200 es todavía demasiado fuerte y difícil de romper”, señala Carlos Fernández, analista de XTB.

Este soporte es, para los expertos, una de las grandes barreras a las que está sometido el Ibex 35. “La sobrecompra en la resistencia comprendida entre los 9.150 puntos y los 9.360 es elevada y, por tanto, conviene monitorizar bien la subida en busca de señales de debilidad que indiquen que ha terminado o, por el contrario, que se mantiene vigente”, apuntan desde el departamento de análisis técnico de Noesis. Los expertos de la firma aseguran que las caídas del selectivo el pasado mes de junio confirmaron su lateralización en el largo plazo, lo que supone un obstáculo para avanzar y romper resistencias. “En el medio y largo plazo, se materializa la posibilidad de lateralización de medio plazo, donde los mínimos del brexit serían considerados un ruido, y por tanto, una formación de apoyo de doble suelo, con techo en el entorno de los 9.150 y 9.360 puntos”. Eso supone, según los expertos de Noesis, que el escenario de medio plazo, deja de ser bajista, si bien no por ello es necesariamente una fase al alza, pero sí neutral.

  • Los soportes a vigilar

Y es que aunque ayer el Ibex logró esquivar las caídas, las sesiones anteriores han traído consigo nuevas correcciones. Tanto es así que el selectivo ha llegado a poner en peligro la zona entre los 8.700 y los 8.600 puntos, lo que, de registrar nuevas caídas, lo podría volver a llevar al rango lateral de los 8.500 puntos en los que ha estado anclado durante este verano. “La zona de los 8.500 sería un soporte tanto psicológico como bajista. Sería cuando empezarían a saltar un poco las alarmas”, comenta Paz, de Unicorp Patrimonio.

No obstante, desde la firma aclaran que desde el punto de vista de medio plazo, “deberíamos ver las correcciones incluso hasta el 8.200 como una oportunidad de compra”, ya que lo preocupante es “que vuelva a meterse en el canal bajista”. Para que ello no ocurra también habrá que seguir muy de cerca al Dax alemán, que será quien marque la senda al mercado español. “Tendremos que vigilar los 10.740 puntos en el índice alemán porque si los supera al alza es probable que el Ibex vaya de la mano y podamos romper niveles superiores”, explica Berrocal, de GVC Gaesco Beka.

Sin embargo, aunque el parqué español continuase con su tendencia alcista, los analistas consideran que superar los 10.000 puntos será una tarea ardua de cara a final de año, por lo que la mayoría de previsiones que manejaba el mercado a inicios de 2016 no se acabarán cumpliendo. “Vemos complicado que el selectivo pueda asaltar los 10.000, especialmente por el tema de la falta de gobierno. Es importante ver hasta qué punto la economía continúa fuerte y puede seguir creciendo a buen ritmo, teniendo en cuenta la situación”, aclara Torre, de Selfbank.

Además, también será relevante el papel de los bancos centrales, pues la evolución del índice español “dependerá mucho de lo que haga la Fed en sus próximas reuniones”, como explica Fernández, de XTB. Eso sí, de seguir con la racha optimista “no descartaremos que el Ibex se quede más cerca de los 10.000 que de los 9.000, por lo que acabaríamos salvando el año y prácticamente planos, como empezamos”, concluye el analista de Unicorp Patrimonio.

La Fed decidirá qué camino elige el selectivo español

Aunque la mayoría de los analistas apuesta porque el rebote se consolide en el mercado español, no será hasta mañana cuando las Bolsas decidan qué rumbo tomarán después de que se conozca la decisión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Fed sobre la subida de tipos en EEUU. De la acción o inacción de la Reserva Federal dependerá por tanto el soporte al que se dirija el Ibex 35.

Por el momento, el mercado no espera sorpresas por parte de la Fed y los futuros sobre fondos federales apenas dan una probabilidad de subida de tipos del 18%, lo que encaminaría al Ibex directamente hacia los 9.000 puntos.

“Las expectativas de que haya sorpresas en la reunión y que la Fed decida subir sus tipos de interés de referencia en la misma son muy reducidas. Las últimas cifras macroeconómicas publicadas en EEUU no muestran la suficiente fortaleza de esta economía para que el banco central continúe su retirada y suba sus tasas de interés”, aclaran desde Link Securities.

Asimismo, en el informe semanal de Andbank explican que es “difícil” que el mercado profundice en sus caídas debido al escenario de condiciones monetarias favorables y a la mejora de los beneficios de las empresas. “Dado que Europa es un mercado con fundamentales menos sólidos, siempre conviene observar cómo se comporta Estados Unidos, que una vez más en este caso aguanta estoicamente por encima de los 2.100 en este caso”, aseguran desde la firma.

Normas