Hipotecas basura

Deutsche encara el castigo por las ‘subprime’ en estado crítico

EE UU reclama a Deutsche Bank 15.000 millones de dólares por las hipotecas basura

La entidad ya ha pagado 9.000 millones por escándalos en los últimos años

Madrid / Fráncfort
Sede de Deutsche Bank, en Fráncfort (Alemania).
Sede de Deutsche Bank, en Fráncfort (Alemania).

Deutsche Bank, el primer banco de Alemania, no pasa por su mejor momento. A los malos resultados que viene cosechando la entidad, los cambios en su cúpula directiva –que ya avanzó que el banco podría no ganar dinero este año-, el aluvión de ajustes de red o personal y la cascada de multas que viene afrontando por casos como la manipulación de tipos de interés se le suma un nuevo frente judicial ahora por las hipotecas basura que promete arrojarle otra factura millonaria.

En concreto, según trascendió el viernes, el Departamento de Justicia de Estados Unidos aspira a que Deutsche Bank pague 14.000 millones de dólares (unos 12.461 millones de euros) para cerrar un acuerdo extrajudicial por el papel que la entidad alemana desempeñó en el negocio de las hipotecas tóxicas también conocidas como subprime, producto que se sitúa en el epicentro del estallido de la crisis financiera internacional.

Deutsche Bank confirmó en un comunicado que las autoridades norteamericanas barajan esa multimillonaria cifra, que no es definitiva, mientras que el Departamento de Justicia no comentó las informaciones divulgadas por la prensa estadounidense.

El banco alemán, además, expuso que las negociaciones con las autoridades de EE UU “están solo comenzando”, y afirmó que “no tiene intención” alguna de pagar una multa que ascienda a las “cifras citadas”. “El banco espera alcanzar un acuerdo similar al de otros bancos similares que se han saldado en cantidades significativamente menores”, aseveró Deutsche Bank en el comunicado.

Goldman Sachs, por ejemplo, alcanzó un acuerdo a principios de este año para cerrar una polémica similar por 5.100 millones de dólares. Sin embargo, en 2014, Bank of America acordó pagar una multa de 16.500 millones de dólares, la más alta fijada hasta la fecha, también por sus negocios con las hipotecas basuras.

La sanción que pende sobre Deutsche responde al papel desempeñado por la entidad alemana en la comercialización de activos financieros respaldados con hipotecas basura entre 2005 y 2007, los años previos al estallido de la crisis de 2008.

De acuerdo con Bloomberg, Deutsche Bank ya ha pagado cerca de 9.000 millones de dólares en multas y acuerdos extrajudiciales desde 2008. Entre los desembolsos más recientes destaca el pago el año pasado de 2.500 millones de dólares a las autoridades estadounidenses y británicas por la manipulación de tipos de interés como el líbor.

La nueva factura que prepara EE UU amenaza con arremeter contra unas cuentas ya débiles. En 2015 perdió 6.700 millones. Y en el primer semestre de 2016 ha ganado 232 millones, un 83% menos que el mismo periodo del año pasado, una caída marcada por la rebaja de los tipos de interés a mínimos históricos y las fuertes provisiones –un 53% más en el primer semestre- por créditos problemáticos que le han impedido disfrutar de la reducción de dotaciones por litigios de la que venía beneficiándose tras los altos costes judiciales de 2015.

La entidad, que el pasado octubre anunció un plan de ajustes internacional que incluía 15.000 despidos , el cierre de filiales para abandonar una decena de países o la supresión del dividendo por dos años, avanzaba este junio que suprimirá 2500 empleos y 188 oficinas en Alemania para acelerar la reducción de costes.

La situación de la entidad, que en 2014 amplío capital en 8.000 millones, ha desatado recientes especulaciones sobre su posible fusión con el segundo banco alemán, el Commerzbank, que se encuentra parcialmente nacionalizado.

Aunque los responsables de ambas entidades han defendido la necesidad de llevar a cabo una consolidación de la banca alemana al estilo de la protagonizada por la española, el primer ejecutivo del Deutsche Bank, el británico John Cryan, descartó una fusión entre las dos entidades. Está por ver cómo afecta la factura de las subprime a su futuro a medio plazo.

La acción se desploma un 8,5%

Los títulos de Deutsche Bank se desplomaron el viernes después de transcender que EE_UU planea requerirle 15.000 millones de dólares por su papel en las hipotecas basura. Al cierre de la sesión, la acción cedió un 8,47% hasta los 11,99 euros.

Con todo, la agencia de calificación Standard & Poor’s avanzó el viernes que el rating BBB+ con perspectiva negativa que concede a Deutsche Bank no se verá “inmediatamente afectado” por la posible multa.

Normas