EXTRA FORMACIÓN: BECAS

¿Y cómo pago este máster?

La Caixa, Ferrovial, Mutua Madrileña, Iberdrola o la Fundación Ramón Areces aportan grandes fondos

¿Y cómo pago este máster?

Los altos costes de la formación de posgrado, principalmente la impartida en instituciones privadas, pueden echar por tierra los proyectos de cualquier estudiante; y más aún cuando se trata de especializarse en alguna escuela extranjera. Ante esto, los alumnos siempre tienen la misma pregunta: “¿Qué hago si no puedo pagarlo?”.

Por suerte, existen oportunidades en forma de becas para el estudio que, si bien no abundan, sí que sacan de un aprieto a un buen número de aspirantes cada año. Ayudas que, claro está, irán a parar a los alumnos más brillantes o con mayor potencial de aprovecharlas.

Desde 1982, la Obra Social de La Caixa ha apoyado a 2.976 universitarios a completar su formación en el extranjero y ha destinado más de 139 millones de euros para ello, “lo que convierte a este programa en el más importante en España promovido por una entidad privada”, opinan desde la institución. En aquellos días se dedicaban más de 60 millones de pesetas (368.000 euros) para becar a titulados. En la última convocatoria se han alcanzado los 8,8 millones de euros.

El pasado mes de junio, 120 candidatos seleccionados en la convocatoria del año 2015 recibieron sus becas en un acto público celebrado por todo lo alto. No es para menos, los becarios de la Obra Social de La Caixa saben que, además de la oportunidad educativa, van a pertenecer a un selecto club cuyo prestigio está reconocido tanto por empresas privadas como por cazatalentos.

Durante el próximo mes de diciembre se abrirá una nueva convocatoria para acceder a estas becas y los aspirantes serán seleccionados mediante un proceso de concurrencia competitiva o comparación entre solicitudes recibidas. Se debe superar una primera fase de evaluación mediante revisión por parte de expertos externos y aquellas candidaturas que reciban las mejores calificaciones serán convocadas a una entrevista personal.

Los merecedores de estas becas obtendrán el dinero suficiente para cubrir la totalidad del coste de la matrícula en la moneda del país de destino, además de los gastos de desplazamiento y de un curso de orientación.

  • De prestigio mundial

La Fundación Ramón Areces también apuesta por la ampliación de estudios en el extranjero y otorga a sus becados el dinero necesario para formarse en centros de reconocido prestigio mundial. La convocatoria se divide en dos grandes ramas: ciencias de la vida y de la materia y ciencias sociales.

“Para nosotros, la primera condición es contar con un buen expediente académico. Además, valoraremos que la especialización corresponda con los estudios del candidato y que el centro que se pretende sea puntero, al nivel, por ejemplo, de Stanford, el Massachusetts Institute of Technology (MIT) o la Universidad de Harvard en EE UU”, explica el profesor Alfonso Novales, miembro del consejo de ciencias sociales de la Fundación Ramón Areces.

“Realizamos seguimiento a nuestros becarios cada seis meses y deben entregar un certificado de estudios y calificaciones”, añade. A cambio, la institución se hará cargo del coste y precio de las matrículas y los alumnos podrán acceder a una prórroga de la beca en caso de que los estudios lo requieran. “Disponemos de unos tres millones de euros anuales de presupuesto para estas ayudas, que en la convocatoria de 2015 han cubierto a 88 estudiantes entre nuevos y prorrogados”, confirman desde la fundación.

A partir de enero de 2017 se volverán a convocar las becas, pero hasta entonces “recomiendo a los futuros aspirantes aprovechar el tiempo para acreditar sus conocimientos en idiomas y recopilar documentos y títulos”, sugiere el profesor Alfonso ­Novales.

Si hay unas becas famosas para estudiar en Estados Unidos, estas son las ofrecidas por la Comisión Fulbright, un programa que, por cierto, no solo se lleva a alumnos españoles a EE UU (y de otras 150 nacionalidades más), sino que trae lo mejor de ese país a escuelas y universidades españolas.

  • Ampliar estudios

Esta institución tiene la peculiaridad de ofrecer becas en casi todos los ámbitos y niveles. No obstante, destacan aquellas dedicadas a ampliar estudios, dirigidas a titulados superiores. La próxima convocatoria se espera para enero de 2017 y se otorgarán 25 plazas, cuya cuantía permite al becario pagar alojamiento, matrícula, transporte y hasta seguro médico. Para acceder a ellas hay que presentar certificados y titulaciones, así como tres cartas de recomendación.

En diciembre de este año está prevista la apertura del plazo para la presentación de solicitudes del programa Becas de Excelencia de la Fundación Rafael del Pino. “Cada año recibimos entre 350 y 400 solicitudes y otorgamos entre 10 y 15 becas”, señalan en la fundación, y añaden: “Para 2016 hemos tenido un presupuesto de un millón de euros y muchos de nuestros alumnos han renovado por un segundo año consecutivo”.

La Fundación Mutua Madrileña otorga 12.000 euros a 40 alumnos seleccionados para cursar estudios de posgrado en el extranjero. En la misma línea está la Fundación Iberdrola, que apoya a los estudiantes que quieran especializarse en las áreas de energía y medioambiente con unos 1.500 euros al mes.

Una opción para cada situación

Las escuelas de negocios también apoyan a sus candidatos mediante becas y programas de financiación. El IE, a sabiendas de que sus titulaciones no están al alcance de todos, convoca una serie de ayudas a través de su fundación. Entre ellas destacan las becas José María Cervelló, específicas para titulados en Derecho que deseen especializarse. También apuesta por la excelencia femenina con las Becas IE para Mujeres, que cubren hasta el 40% de la matrícula.

Cada año, IESE gestiona hasta 16,5 millones de euros de ayudas. Entre otras opciones, se conceden entre 20 y 30 becas (de hasta el 50% del importe de la matrícula) para los alumnos que acrediten un expediente académico brillante, una experiencia profesional excelente y méritos personales.

La barcelonesa ESADE apuesta, entre otras iniciativas, por ayudar a sus alumnos executive que residen a más de 100 kilómetros de sus campus de Madrid o Barcelona, compensando los gastos de desplazamiento.

Mientras que ESIC lleva varios cursos ofreciendo a todos los que lo soliciten un plan llamado Impulsa, con el que se obtiene rebajas en los precios de los posgrados y condiciones especiales en préstamos. Eso sí, siempre que se matriculen antes del 30 de septiembre.

Algunas entidades financieras, como Openbank, cuentan con productos específicos para alumnos de posgrado, sin vinculación con una escuela concreta. Sucrédito ofrece hasta 18.000 euros, a pagar en cinco años, y es exclusivo para titulados, investigadores o docentes. BBVA tiene el préstamo Máster Blue: hasta 50.000 euros a devolver en 10 años. Banco Santander financia hasta el 80% del coste de un grado o posgrado y ofrece multitud de becas a través de Santander Universidades.

Normas