Telecos

Orange: “Los reguladores parecen recaudadores de impuestos”

La teleco prevé crear 2.000 puestos de trabajo en dos años

Adelanta un año su objetivo de llegar a 14 millones de hogares con su fibra

Pide un cambio en las regulaciones de la fibra y los derechos del fútbol

Vittorio Colao de CEO Vodafone, el presidente de Orange Stephane Richard, la moderadora, Fiona Maharg Bravo y el presidente de Telefonica, Jose Maria Alvarez Pallete (i a d)rn Foto Esteban Cobo
Vittorio Colao de CEO Vodafone, el presidente de Orange Stephane Richard, la moderadora, Fiona Maharg Bravo y el presidente de Telefonica, Jose Maria Alvarez Pallete (i a d) Foto Esteban Cobo EL PAÍS

Laurent Paillassot, consejero delegado de Orange España, se ha mostrado muy crítico con la fuerte presión regulatoria que sufre el sector de las telecomunicaciones en España. En su ponencia Construyendo una España digital, dentro del XXX Encuentro de las Telecomunicaciones y la Economía Digital, organizado por la patronal Ametic en la UIMP de Santander, el directivo afirmó que los reguladores deben implantar el escenario adecuado para facilitar el desarrollo de la digitalización.

Uno de ellos es la fiscalidad. El directivo aseguró que los reguladores, en lugar de ver a las compañías como impulsoras del desarrollo del país, actúan como recaudadores de fondos. En este sentido, Paillassot señaló que, además de sus impuestos normales, los operadores pagan al año cerca de 3.000 millones de euros en impuestos singulares: tasas de usos de espectro, numeración, dominio público o para financiar la televisión pública.

“Cada año hay propuestas de nuevas tasas. Es necesario revisar y organizar esta cuestión porque la inversión necesita certidumbre. Sería necesario que en la próxima legislatura se organizase el pago de tasas del sector con una unificación y una centralización de los pagos”, indicó Paillassot, quien pidió un régimen similar al que tiene Telefónica en el fijo desde 1987.

El ejecutivo reclamó también un cambio en el modelo de los derechos del fútbol, indicando que los usuarios de las telecos están pagando parte del coste de estos derechos, aunque no les guste este deporte. En su opinión, el modelo actual de subasta de los derechos sitúa el pago final por encima de su coste, y después se venden por debajo de su coste real. “Habría que mejorar los esquemas de subasta, evitando la especulación”, afirmó.

De igual forma, planteó la necesidad de cambios en la regulación de la fibra. Paillassot recordó que el incumbente llega más lejos por su mayor cuota de mercado y su presencia. “Si queremos que se acelere la digitalización, es necesario que las ofertas mayoristas de fibra lleguen cuanto antes, a un precio correcto. Se corre el riesgo de que el 30% de los hogares se queden sin acceder a esta tecnología”, dijo el directivo, insistiendo en los que los precios mayoristas son muy importantes y deben llegar cuanto antes.

Paillassot recordó el compromiso de Orange con España, donde ha invertido ya cerca de 20.000 millones de euros, este año cerca de 1.000 millones. “Ampliamos nuestra plantilla hasta 8.000 trabajadores, aún en tiempos de crisis, y ahora vamos a crear 2.000 puestos de trabajo en España, directos e indirectos, en los próximos dos años”, adelantó.

El directivo señaló que Orange está en una situación óptima para crecer en el mercado español. Paillassot defendió el compromiso de su compañía en la aceleración de la inversión en nuevas infraestructuras y advirtió que a las redes de fibra todavía les quedan despliegues por delante para llegar a todos los rincones del país, con velocidades de 100 Mbps. “Sin ellas no se pueden ofrecer todos los servicios vinculados a esta tecnología”, indicó.

Paillassot recordó que hace 18 meses la empresa anunció un plan para llegar a 14 millones de hogares con su red de fibra óptica en 2020, y solo en 2016 habrá desplegado tres millones de hogares, para cerrar el año con 10 millones. El directivo indicó que Orange podría alcanzar el objetivo de 14 millones de hogares un año antes, en 2019. “Estamos buscando un despliegue eficiente, colaborando con distintos operadores como Vodafone y MásMóvil, y estamos dispuestos a cerrar otros acuerdos muy similares.

Además, indicó que España necesita redes móviles para ofrecer servicios de alta velocidad. “Hemos invertido mucho en expandir nuestra red de 4G. Tenemos más clientes y gestionamos más datos que las infraestructuras de nuestros inversores”, afirmó el ejecutivo, quien indicó que Orange fue la principal beneficiaria de la subasta de espectro de este año, ampliando la presencia en la banda de 2.600 MHz y 3,5 GHz. “Será la banda que utilicemos en el inicio de los servicios de 5G”, anunció.

Paillassot precisó que Orange está dedicando más del 20% de los ingresos a inversión, en este trimestre, más del 25%. “Tenemos más hogares pasados con fibra en España que en Francia, nuestro país de origen”, señalo el directivo, quien indicó que las redes deberán sostener un tráfico de datos 10 veces superior al actual. “Nuestras ofertas convergentes consumen el doble de datos que hace un año”, indicó.

El directivo explicó que Orange ha introducido la tecnología XG-GPON para el mundo de las empresas y vamos a lanzar una oferta este mes. También contempla lanzar un router híbrido que combina ADSL con 4G para zonas donde no llega la fibra.

De igual forma, anunció que Orange está trabajando para ofrecer en España sus nuevos servicios de banca móvil en 2018, una de las grandes apuestas del grupo galo tras la alianza establecida con Groupama. Además, adelantó que en los próximos meses se lanzarán iniciativas de seguridad, con ofertas para democratizar estos servicios entre los usuarios.

En términos generales, recordó que los planes estratégicos de Orange pasan por multiplicar por tres los clientes de fibra y por dos los usuarios de 4G.

Normas
Entra en El País para participar