Reestructuración financiera

El nuevo consejero delegado de Popular arenga a sus directivos y prevé ajustes

Pedro Larena, el nuevo consejero delgado de Banco Popular, ha arengado este lunes a los directivos de la entidad

El nuevo consejero delegado de Banco Popular, Pedro Larena.
El nuevo consejero delegado de Banco Popular, Pedro Larena.

El nuevo consejero delegado de Banco Popular, Pedro Larena, número dos de la entidad desde el pasado 1 de septiembre, se reunió este lunes en Madrid con los responsables de las distintas direcciones territoriales y regionales del banco, así como con los principales directivos de los servicios centrales para arengarles e instarles a reimpulsar una entidad que requirió una ampliación de capital de 2.500 millones en junio y aborda ahora el reto de limpiar su balance de ladrillo y recuperar la rentabilidad del negocio tradicional.

El encuentro, que según fuentes presenciales se ha desarrolado en el madrileño Edificio Betriz, sede de la entidad, se ha alargado unso 40 minutos y ha contado con dos centenares de asistentes.

Larena, aseveran desde Popular, aprovechó la ocasión para felicitar a los directivos del banco y a toda la plantilla por el trabajo realizado hasta la fecha, y en especial por su labor durante la reciente ampliación de capital, aseverando que se trata de “la mejor red comercial del sistema financiero español”.

Larena también hizo una defensa cerrada del modelo de negocio del banco que calificó como “el más rentable y capaz de ofrecer ingresos recurrentes y sostenibles, debido a su especialización en pymes y autónomos, consumo y a una forma de hacer banca basada en la cercanía, la agilidad en la resolución de propuestas y la calidad del servicio”.

Larena recordó que su objetivo principal será generar un negocio rentable y reducir los activos no productivos del balance, una tarea que avanzó que llevará a cabo con independencia y poniendo “tanto los recursos humanos como los medios técnicos que sean precisos” especializando al personal de las distintas unidades.

Además, el nuevo consejero delegado avanzó que va a “poner en marcha un plan de optimización operativa, con el objetivo de reducir costes y adecuar” la capacidad productiva y la eficiencia de la entidad, “situada ya entre las mejores del sistema financiero español por este concepto”, destacó sin entrar de momento en más detalle.

“El análisis requiere aún de mayor profundidad y lo detallaremos cuando esté concluido”, puntualizó Larena sobre el ajuste pendiente.

Normas