Indicadores económicos

Fuerte mejora de la confianza del consumidor y del PMI

Fuerte mejora de las expectativas económicas de los hogares. El índice PMI de servicios crece también gracias al turismo

confianza del consumidor
Imagen de un crucero en el puerto de Tarragona. ACN

La parálisis política, que preocupa a algunos expertos pero no termina de traducirse en cifras económicas, tampoco parece alterar demasiado el ánimo de los consumidores. La confianza del consumidor, medida por el CIS, ha cerrado agosto en el nivel más alto desde enero, 97,3 puntos.

La mejora obedece al “notable” incremento de las expectativas, al tiempo que la valoración de la situación actual permanece estable. El indicador de confianza ha mejorado en 2,5 puntos en el mes, después de retroceder 1,5 en julio. El nivel actual es el máximo desde enero.

En agosto, el indicador de situación actual registró una subida “casi inapreciable”, con un alza de 0,1 puntos respecto al mes anterior, hasta 90,1 puntos. Esta evolución del indicador, según el CIS, se debe al comportamiento positivo de la situación de los hogares que, con un aumento de valoración de 1,8 puntos, consigue neutralizar el descenso de 1,2 puntos de la situación actual del empleo y los 0,2 puntos que desciende la valoración de la situación general de la economía.

Por su parte, el indicador de expectativas subió 4,7 puntos respecto al mes anterior, hasta 104,4 puntos. En concreto, las expectativas referidas a la situación de los hogares y las relativas al mercado de trabajo registraron las mayores subidas (6,3 y 5,5 puntos, respectivamente), mientras que las de la situación económica general presentaron una subida más moderada (2,5 puntos).

Otro indicador, el PMI de actividad en el sector servicios, también ha dado una buena noticia. Este índice ha terminado el mes de agosto en los 56 puntos, el mismo nivel que julio y un notable avance sobre los 54,1 puntos del mes pasado. La buena temporada turística explica la cifra, según los analistas de Markit, firma que elabora el indicador. El empleo sigue creciendo, pero a un ritmo algo desacelerado.   

Normas