Galaxy Note 7

Samsung frena el lanzamiento del Galaxy Note 7 y cambiará las unidades defectuosas

Únicamente un 0,1% de las unidades producidas del Samsung Galaxy Note 7 han mostrado un problema con su batería. Durante los primeros días tras su lanzamiento, algunos usuarios notificaron problemas con el dispositivo durante la carga, y después de rumores de una posible paralización de la venta del dispositivo, la compañía lo ha confirmado de forma oficial. Temporalmente se paraliza la comercialización del nuevo terminal, y el fabricante procederá a la sustitución de las unidades afectadas en las próximas semanas, según ha informado.

Samsung sustituirá las unidades afectadas del Samsung Galaxy Note 7, que suponen un 0,1% de las vendidas hasta el momento

En cifras más sencillas, de cada mil dispositivos 'puestos en la calle' hay un Samsung Galaxy Note 7 con un defecto de fabricación en su batería, que supone un riesgo para el propio terminal. Samsung ha reconocido la situación después de haber analizado las circunstancias y ha procedido a la paralización temporal en el proceso de comercialización que acababa de arrancar. En algunos mercados, tan solo se habían enviado los primeros pedidos, aunque en otros ya llevaba varios días a la venta.

Por el momento Samsung no ha detallado durante cuánto tiempo se mantendrá en espera la comercialización del Samsung Galaxy Note 7, y se espera que en las próximas horas informe sobre el procedimiento a seguir para la sustitución de los terminales afectados en los diferentes mercados en los que ya se había iniciado su comercialización. En cualquier caso, es crucial que los usuarios utilicen, como con cualquier otro dispositivo -defectuoso o no- los accesorios oficiales y recomendados por el fabricante.

Entre los 'problemas' registrados, también se han registrado casos en los que el Samsung Galaxy Note 7 no guardaba relación con los imprevistos. Sencillamente, como ha ocurrido con otros terminales de la misma y otras marcas, se han producido desperfectos por el uso de cargadores no garantizados, de terceros, y de baja fiabilidad. Por lo tanto, queda únicamente recibir más instrucciones por parte del fabricante.

Normas