Telecomunicaciones
telecos
Un usuario habla con su teléfono móvil en una calle de Madrid.

La consolidación de las telecos en España mueve casi 19.000 millones desde 2014

El sector protagoniza más de 60 operaciones en todos los negocios

Durante los primeros años de la década, los principales directivos de las grandes operadoras europeas, incluidas las españolas, plantearon en numerosas ocasiones la necesidad de que el sector afrontase un proceso de consolidación. Bajo sus argumentos, había un excesivo número de compañías, frente a otros mercados como EE UU y China. A partir de 2014, el proceso se aceleró en todos los países del Viejo Continente, con España entre los principales protagonistas.

Así, según las estimaciones de Dealogic, entre 2014 y 2016, las fusiones y adquisiciones vinculadas al sector de las telecomunicaciones en el mercado español han movido 18.900 millones de euros, con un total de 61 operaciones. Las transacciones han cubierto la casi totalidad de segmentos: cable, banda ancha, telefonía móvil, televisión de pago, instalación de redes…

La mayor operación fue la compra de Ono, por parte de Vodafone, valorada en 7.200 millones de euros, incluida la deuda, que rondaba los 3.300 millones. La adquisición, cerrada en el verano de 2014, consolidaba al grupo británico en el segmento de la banda ancha fija y las ofertas convergentes, al hacerse con la red de cable de Ono, que cubría entonces más de 7,2 millones de hogares. La compra de Ono era la mayor operación corporativa vivida en el sector de las telecos en España desde el año 2005, cuando France Telecom (Orange) se hizo con Amena.

Orange respondió a Vodafone al lanzarse sobre Jazztel. La adquisición rondó los 3.400 millones de euros y permitió a la empresa francesa acceder a una red de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) que alcanzaba los cinco millones de hogares en el momento en el que se cerró la operación.

El festival de operaciones corporativas se extendió a los operadores de cable del norte de España. El primer movimiento de relevancia fue la salida a Bolsa de Euskaltel en el verano de 2015, que venía a valorar a la teleco en cerca de 1.200 millones de euros. Era solo el comienzo. Pocas semanas después, la operadora vasca llegó a un acuerdo para la adquisición de la gallega R de Cable con sus accionistas, CVC y Abanca. El valor de la compañía gallega se fijó en 1.190 millones de euros finalmente.

La sacudida del sector del cable no quedó ahí. El grupo británico Zegona, impulsado por el ex directivo de Virgin Media, Eamonn O’Hare, cerró un acuerdo para comprar la compañía asturiana Telecable, con sus principales accionistas, Carlyle y Liberbank. El importe de la adquisición superó los 640 millones de euros.

En esta carreta de adquisiciones también participó Telefónica. La operadora se hizo con el control de Distribuidora de Televisión Digital (DTS), matriz de Canal+, tras comprar el 56% del capital propiedad de PRISA, en una transacción cerrada finalmente en 724 millones de euros. Con este movimiento Telefónica venía a fortalecer su posición en el segmento de la televisión de pago, que se ha convertido en la actualidad en uno de los campos de batalla de las grandes operadoras españolas.

La última gran operación corporativa del año en el sector ha sido la adquisición de Yoigo, cuarto operador nacional de telefonía móvil, controlado hasta ahora por TeliaSonera, ACS, FCC y Abengoa. Tras una dura pugna con la citada Zegona, MásMóvil salió victoriosa del proceso cerrando un acuerdo para quedarse con Yoigo por cerca de 612 millones de euros.

Las fusiones en 2016 llegan a 847 millones

En 2016, las cifras de fusiones y adquisiciones en el sector español de las telecos ascienden a 847 millones de euros, con 10 operaciones. La actividad corporativa se ha acelerado a partir del verano, gracias a grupos como MásMóvil y Eurona. La primera comunicó en abril la compra de Pepephone por 158 millones de euros, para acordar a final de junio la adquisición de Yoigo por 612 millones, en la mayor operación del año.

Estas transacciones, que están únicamente pendientes de la aprobación por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC), situarán a MásMóvil como cuarto operador nacional integrado con más de cuatro millones de clientes de móvil. MásMóvil, en cualquier caso, ha sido la empresa más activa del sector al adquirir en los últimos dos años más de una docena de compañías para ganar presencia en todos los segmentos.

A su vez, Eurona anunció a principios de agosto sendos acuerdos para adquirir Quantis Global, Sultan Telecom y Hablaya, por un importe total de 43 millones de euros.

Otros movimientos de relevancia en el sector en 2016, según el ranking de Dealogic, fueron la venta de T-Gestiona (filial de Telefónica) a IBM, la de Abentel (Abengoa) a Ericsson y la de Axion a AMP.

Normas
Entra en EL PAÍS