Crónica de los mercados

Gas Natural y Repsol blindan al Ibex de las caídas de Europa, ¿qué ha ocurrido?

El Ibex ha subido un 0,53%, hasta los 8.762,8 puntos, con Gas Natural, Repsol y CaixaBank contrarrestando las caídas del resto de blue chips y de los descensos de sus colegas del Viejo Continente.

ibex 35
Imagen de la Bolsa de Nueva York. REUTERS

La operación de Repsol y CaixaBank, que venderán cada uno un 10% de su participación sobre Gas Natural, consiguió salvar la sesión bursátil para el selectivo español en una jornada claramente bajista para el resto de parqués europeos. El Ibex 35 consiguió sumar al cierre un 0,53%, hasta los 8.768 puntos, apoyado precisamente por el más del 3% que se anotó Gas Natural. Por su parte, tanto la petrolera como el banco vivieron una jornada de menos euforia, al anotarse un 1,16% y corregir un 0,08%, respectivamente.

El selectivo español se convierte así en la única gran Bolsa del Viejo Continente capaz de empezar septiembre con buena cara. El Dax alemán retrocedió un 0,55%, el Footsie británico, un 0,52%, el Mib italiano, un 0,12% y el EuroStoxx 50 retrocedió un 0,19%. El Cac francés fue, al margen del Ibex, el único capaz de salvar la sesión tras cosechar un empate técnico que le valió una subida del 0,03%.

Y es que la sesión cambió completamente de rumbo tras conocerse el dato del ISM manufacturas de Estados Unidos que, pese a la velocidad de crucero que parecía haber cogido la economía norteamericana más potente, se metió en zona de contracción. Las manufacturas parecen dañadas y a los inversores les volvieron hoy las dudas sobre si, a raíz de estos datos, la Reserva Federal subirá o no los tipos de interés, un proceso de normalización que el mercado empezaba ya a descontar.

IBEX 35 9.590,40 0,07%

En cualquier caso, los expertos aseguran que la jornada clave tendrá lugar hoy. Concretamente, a las 14:30, hora española, el dato de desempleo de EE UU se hará público y podría llevar a la Fed a decidir completamente si sube o no el precio del dinero en la reunión que mantendrá en septiembre. Al cierre de los mercados europeos, la probabilidad que otorgaba el consenso de analistas a que la máxima autoridad monetaria de Estados Unidos retome la normalización del los tipos de interés se situaba en el 34%.

Por su parte, el petróleo echó más leña al fuego bajista que cubrió la sesión. Con una nueva caída del 3%, el barril de Brent, referencia europea, vivió una nueva jornada en negativo que le llevó a retroceder hasta los 45,5 dólares por barril. El dato semanal de los saturados inventarios de oro negro que aumentaron el miércoles en más de dos millones de barriles siguió coleando en la mente de los inversores y lastró el precio del crudo. En la semana, el que es por excelencia el rey de las materias primas cede ya un 7,33%.

Al otro lado del Atlántico, la sesión no fue tampoco positiva. Si la economía estadounidense no carbura, los índices de Wall Street no son capaces de sostener la pesada losa que supone cotizar día a día en zona de máximos históricos. En este contexto, al cierre de los mercados europeos, el Dow Jones retrocedió un 0,07%, el S&P cayó un 0,17% y el Nasdaq, eso sí, subió un 0,16%.

En el mercado de divisas, la libra se convirtió en la gran protagonista al alcanzar máximos con el euro de casi un mes. La moneda británica se cambió a 1,18 euros. Sin embargo, desde que Reino Unido votara a favor de la escisión respecto a la Unión Europea el pasado 24 de junio, la libra se deprecia un 9,3% frente al euro y un 10,7% frente al dólar. Precisamente el euro se apreció un 0,34% frente al dólar en la sesión de hoy, al borde de recuperar los 1,12 billetes verdes, alimentado por las dudas respecto a la subida del precio del dinero de la Fed.

En el mercado de deuda, el Tesoro Público volvió a acudir a los mercados para colocar bonos a tres años a tipos negativos. En total, el organismo captó 4.480 millones de euros en la emisión del jueves entre bonos y obligaciones a diferentes vencimientos. Entre ellos destacaron las obligaciones a 15 años vinculadas a la inflación que, con un cupón del 1%, se saldaron con la adjudicación de 502 millones de euros y una demanda de más del doble de esa cantidad.

En el mercado secundario de deuda, por su parte, las tensiones tuvieron reflejo en la prima de riesgo que escaló hasta los 111 puntos básicos, alejándose de los 99 que marcaba hace una semana. El interés del bono español a 10 años avanzó hasta el 1,056 desde el 1,013 que marcaba el miércoles. De la misma forma, el bund alemán volvió a ejercer su papel de valor refugio y cayó hasta el -0,066%.

Normas