Más seguridad, de momento en exclusiva
SAMSUNG GALAXY NOTE 7

Las apps bancarias usarán el escáner de iris del Samsung Galaxy Note 7

Desde el Samsung Galaxy S5, la compañía surcoreana líder en tecnología de consumo ha colaborado con bancos y servicios financieros para aprovechar la seguridad biométrica de sus dispositivos en el 'login' de este tipo de aplicaciones y en transacciones. Y recientemente ha dado un salto importante en estos términos con el estreno de Samsung Pay, que sigue sirviéndose del sensor de huellas dactilares para la confirmación de operaciones y la verificación de la identidad del usuario. Pero según apuntan desde su país de origen, todo apunta a que próximamente se utilizará también la tecnología de reconocimiento de iris exactamente para lo mismo.

El primer teléfono de Samsung con escáner de iris, el Samsung Galaxy Note 7, aprovecharía esta tecnología para mayor seguridad en las aplicaciones bancarias

Con respecto a este importante avance en el uso de la seguridad biométrica, el paso del sensor de huellas dactilares al sensor de iris, no se espera que se evolucione demasiado rápido. Es decir, por el momento se estaría valorando el método de implementación en los procesos bancarios en su país de origen, y hasta que lo veamos en países como el nuestro podrían pasar todavía varios meses más. Lo importante, no obstante, es que ya se ha hablado de certificados públicos digitales y otros sistemas para poder hacer realidad el uso del escáner de iris en procesos complejos e importantes para los usuarios.

Las apps bancarias usarán el escáner de iris del Samsung Galaxy Note 7

En definitiva, ya se ha comenzado a reconocer que el escáner de iris es una tecnología notablemente más segura para este tipo de procesos. Y aunque por el momento su utilización queda limitada al entorno de servicios y aplicaciones del propio fabricante, se está valorando cómo implementarlo en aplicaciones de importantes entidades financieras. Lo que se cuestiona, por otro lado, es cómo Samsung va a evolucionar en la búsqueda de acuerdos a nivel global, puesto que en este caso son ellos los primeros en ofrecer una tecnología así, mientras que con el sensor de huellas dactilares fue Apple con su iPhone 5s la que arrancó en el camino.

El punto más importante, sin lugar a dudas, es cómo los usuarios de teléfonos inteligentes van a responder al uso de esta tecnología. Mientras que con el sensor de huellas dactilares se ha podido comprobar que sí es aceptado y utilizado por los usuarios de forma diaria, con el Samsung Galaxy Note 7 como primer terminal con dicha tecnología habrá que esperar para ver cómo el mercado asume esta nueva tecnología.

Normas