Tecnología

Las tecnológicas españolas tiran con fuerza en Bolsa con sus nuevos planes

Indra, Tecnocom y Ezentis registran fuertes subidas durante el verano

Paneles de cotizaciones de la Bolsa de Madrid.
Paneles de cotizaciones de la Bolsa de Madrid. Efe

Las tecnológicas españolas parecen volver a cautivar a los mercados financieros. Y es que grupos como Indra, Tecnocom, Ezentis y Amper están registrando fuertes subidas durante este verano, con la entrada de nuevos inversores que apuestan por el crecimiento de estas compañías.

En estas circunstancias, Indra, la mayor empresa tecnológica española, registró esta misma semana su precio máximo en Bolsa en casi dos años. Desde principios de año, sus títulos se han revalorizado cerca de un 33%, aunque desde su mínimo anual, registrado el 11 de febrero, las acciones han ganado un 51%. Este avance convierte a Indra en el segundo mejor valor del Ibex 35 desde comienzos del año, solo por detrás de Arcelor.

La compañía, que ha afrontado drásticos cambios en los últimos tiempos, cotiza en 11,55 euros, por encima del precio objetivo medio que establecen los analistas que la siguen, de 11,02 euros. Aunque, Exane BNP Paribas le da un precio objetivo de 14 euros, por 13,50 euros de Goldman Sachs.

La firma batió las previsiones del mercado en las cuentas del primer semestre. De hecho volvió a beneficios (ganó 31 millones de euros), tras las pérdidas registradas en el mismo periodo del ejercicio anterior como consecuencia de los saneamientos. Además, registró un free cash flow de 48 millones y redujo su deuda neta de 825 a 659 millones. En las últimas semanas Indra ha anunciado movimientos de relevancia como el acuerdo de gestión de tráfico en Argelia para crecer en África, el acuerdo para la gestión de la operativa hipotecaria del Banco Popular o los contratos de tráfico aéreo en Escocia y Chile.

Dentro del fragor de los mercados y el interés de los inversores por las tecnológicas, Tecnocom se ha convertido en una de las estrellas de la Bolsa española en 2016. Sus acciones acumulan una revalorización de un 219% desde principios de año, avance que otorga a la empresa una capitalización bursátil superior a 269 millones de euros. Los títulos, que alcanzaron ayer los 3,59 euros, su precio máximo desde el otoño de 2007, cotizan al igual que Indra por encima del precio objetivo medio de los analistas, según Bloomberg.

Los inversores, que no han dejado de tomar posiciones en Tecnocom, están valorando de forma positiva el posicionamiento de la empresa en el segmento fintech con sus soluciones tecnológicas destinadas a la banca y los seguros. Además, destacan la positiva evolución de la deuda financiera neta de Tecnocom, que cerró el primer semestre en 27,8 millones de euros, un 46% menos que a la conclusión del mismo periodo en 2015.

En términos operativos, la empresa multiplicó su beneficio neto por 13 entre enero y junio hasta 2,99 millones de euros. Tecnocom registró unos ingresos de 209 millones de euros en el primer semestre, un 5,7% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, con una fuerte recuperación del mercado nacional.

A su vez, Ezentis también ha mantenido una positiva carrera en Bolsa. Desde principios de año, sus títulos se han revalorizado un 11%, aunque, desde el precio mínimo anual de 0,28 euros, marcado el 12 de febrero, acumulan un avance próximo al 96%, hasta 0,55 euros. La empresa mantiene en la actualidad una capitalización bursátil cercana a 130 millones de euros.

La compañía, que ha renovado su cúpula con el nombramiento como consejero delegado de Guillermo Fernández-Vidal, un histórico de Telefónica, quiere hacer valer su expansión en el segmento de infraestructuras de telecos y energía en Latinoamérica. En las últimas semanas, Ezentis ha anunciado nuevos contratos en países como Argentina, Chile y Brasil. El último contrato, comunicado la pasada semana, viene a ampliar la relación con TIM Brasil, filial en el país sudamericano de Telecom Italia, y tiene un importe cercano a 41 millones de euros.

Rebote en el mercado de la histórica Amper

Amper, una de las empresas españolas más castigadas en Bolsa en los últimos tiempos a causa de su crisis financiera, ha rebotado con fuerza en los mercados financieros durante este verano. Desde el 29 de junio, cuando marcaron su precio mínimo anual, las acciones se han revalorizado un 76%. De hecho, ha habido días con rebotes cercanos al 10%. En este momento, la compañía tiene un valor de mercado cercano a 90 millones de euros.

El mercado está muy pendiente de los movimientos corporativos en los que parece confiar. Amper firmó a final de junio una carta de intenciones con Amalgamated Telecom Holdings (ATH), principal operadora de Fiji, para la venta de los negocios del grupo español en el Pacifico Sur. Una operación con la que Amper reduciría ampliamente su deuda y sanearía su balance. La empresa española indicó en un hecho relevante en junio que esperaba cerrar la operación en un periodo de tres meses, una vez recibida la aprobación de los reguladores.

En paralelo al proceso de desinversión, Amper ha recibido el apoyo de distintos inversores. Quizá el movimiento más importante es el contrato de financiación convertible en acciones con Alterfin, filial de Auriga, firmado a principios de julio, que fue ampliado posteriormente, hasta un importe de ocho millones de euros.

Amper volvió a beneficios en el primer semestre al ganar 3,8 millones de euros, frente a unas pérdidas de 4,6 millones en el mismo periodo del ejercicio anterior.

La empresa, que también firmó un acuerdo de financiación con Renta 4 que incluía un aumento del capital, acordó una extensión en seis meses, hasta el 15 de diciembre, la fecha de vencimiento de un préstamo de 10 millones de dólares que la compañía suscribió con Fore Multi Strategy Master Fund, el mayor accionista de la propia Amper con casi un 10% del capital.

Normas