Formación de Gobierno

Ciudadanos veta un posible pacto de investidura con el PNV

José Manuel Villegas ha advertido hoy de que el PP no puede llegar a acuerdos con otros partidos que sean 'incompatibles' con el que firmen las dos formaciones

El vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, en el Congreso.
El vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, en el Congreso. EFE

El vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha advertido este martes al PP de que no llegue a otros acuerdos que sean "incompatibles" con el pacto que pretenden firmar ambas formaciones antes del debate de investidura de Mariano Rajoy, cuyo comienzo está previsto para el próximo 30 de agosto. En una rueda de prensa en el Congreso en un descanso de las negociaciones, el portavoz liberal ha señalado directamente al PNV, con cinco diputados en la Cámara, como incompatible por la distancia ideológica que separa a ambos partidos.

Según Villegas, los asuntos que negocian PP y Ciudadanos en el Congreso son "difícilmente compatibles" con los postulados defendidos por los nacionalistas vascos. Unas declaraciones que se unen a las de Inés Arrimadas, líder de la formación naranja en Cataluña, en una entrevista en Telecinco esta mañana: "Si esa abstención del PNV o hipotéticamente de Convergència es a cambio de algo, de mirar hacia otro lado o a cambio de privilegios, nosotros no lo podemos aceptar".

Por su parte, el PNV mantiene, por el momento, su postura de rechazo a la investidura de Rajoy. Así lo decidió la Ejecutiva Nacional de los jeltzales el pasado mes de julio antes de celebrar en Bilbao un acto por el 121 aniversario de la formación. A diferencia de la posición del PNV en 2011, cuando los diputados nacionalistas se abstuvieron en la elección de Rajoy como presidente del Gobierno, ahora también descartan esta posibilidad.  

También Alfonso Alonso, candidato conservador a lehendakari, ha puesto el foco sobre Sabin Etxea. El exministro de Sanidad ha pedido en un acto electoral en Vitoria-Gasteiz el apoyo del PNV a la investidura de Rajoy para demostrar que son una formación moderada. "Si quiere demostrar que es un partido que apuesta por la estabilidad y por las instituciones, a prueba es cambiar su voto del no", ha dicho Alonso.

  • 48 horas más de plazo

Las negociaciones entre PP y Ciudadanos se amplían 48 horas, respecto a lo previsto inicialmente. "O se firma un acuerdo el fin de semana o no habrá acuerdo, porque la sesión de investidura comienza el martes", ha señalado de manera tajante Villegas. El portavoz parlamentario de los liberales, Juan Carlos Girauta, había fijado en "una semana" la duración de las conversaciones, en la rueda de prensa que mantuvo el pasado viernes tras firmar el pacto anticorrupción.  

Según Villegas, los avances en las negociaciones entre ambos partidos no están todavía "consolidados". Además, ha pedido llegar a un "acuerdo total". En caso contrario, Ciudadanos no cambiaría el sentido del voto en la investidura y sólo se abstendría en segunda votación. Si el PP llegara a un pacto con los liberales y Coalición Canaria, Rajoy contaría con 170 votos a favor, seis menos de los necesarios para lograr mayoría absoluta en la primera votación.

  • Optimismo en las filas conservadoras

Los conservadores se han mostrado más optimistas respecto las negociaciones con Ciudadanos. "Ayer se cerraron 50 medidas", ha asegurado el vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maillo. La reunión de ayer se centró en la economía y ambos partidos acordaron 50 medidas. Entre ellas, establecer la mochila austriaca, un fondo de capitalización individual para el despido, la jubilación o la formación. Cada mes trabajado, el empresario aporta un porcentaje del salario del empleado a ese fondo. También consensuaron no subir el IRPF y reformar el impuesto de sociedades.

Por el momento, los equipos negociadores de Ciudadanos y el PP han mantenido tres reuniones en el Congreso desde el pasado viernes. “Para que haya un acuerdo debe haber un compromiso del PP en los temas que consideramos fundamentales”, ha advertido el dirigente de C’s. Este miércoles el encuentro se centrará en asuntos de regeneración política y lucha contra la corrupción, según ha explicado Maillo. 

El vicesecretario popular ha asegurado que, a pesar de las diferencias, son "moderadamente optimistas" sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo entre ambas formaciones.  De acuerdo con Villegas, existen "determinados desacuerdos fundamentales, que veremos si somos capaces de desatascar" en alusión, entre otros, al contrato único defendido por los liberales.

Una vez más, la comparecencia de los conservadores se ha centrado en presionar al PSOE, cuyos 84 diputados pretenden votar en contra de Rajoy la próxima semana, con el objetivo de lograr un cambio de posición. "Sigue pensando en sí mismo", ha asegurado Maillo respecto al líder del PSOE, Pedro Sánchez. El vicesecretario popular ha criticado que los socialistas no se reúnan con ellos: "El único partido que no tiene ninguna alternativa para España es el PSOE, que sigue sin proponer nada positivo al conjunto de los españoles". El líder del PP esperará a que avancen las negociaciones que su partido mantiene con Ciudadanos para llamar a Sánchez, según asegura la agencia EFE.

Los liberales exigen recuperar los 2.800 millones de la amnistía fiscal

Una de las principales discrepancias se vislumbró en la exigencia de Ciudadanos al PP de establecer medidas que permitan recuperar los 2.800 millones de la amnistía fiscal del ministro de Hacienda y Administraciones Públicas en funciones, Cristóbal Montoro, en 2012. Según los cálculos de los liberales, esta es el cantidad que la Hacienda española dejó de ingresar con esta decisión tomada en la anterior legislatura.

La intención del Gobierno era recaudar 2.500 millones de euros. La amnistía afloró 40.000 millones pero Hacienda recaudó sólo el 3%, es decir, 1.191 millones, menos de la mitad de la previsión inicial.

Entre las personas que se acogieron a esta medida excepcional del Gobierno se encuentran el extesorero del PP, Luis Bárcenas, y el exministro de Economía y expresidente del FMI, Rodrigo Rato.

El vicesecretario general de la formación naranja, José Manuel Villegas aseguró que esta exigencia se va mantener para poder firmar un pacto de investidura para la reelección del candidato del PP, Mariano Rajoy, como presidente del Gobierno.

Villegas reconoció en la rueda de prensa posterior a la reunión que este punto “puede ser objeto de fricción”. Aquellos asuntos que generan discrepancias en las conversaciones, como la implementación del contrato único, se relegan al final de la negociación que tendrá lugar este fin de semana.

El dirigente liberal pidió al equipo negociador de los conservadores “medidas para recuperar los 2.800 millones de euros que se perdieron en la amnistía fiscal y poder dedicarlos a políticas sociales”.

La formación naranja considera la lucha contra el fraude como uno de sus pilares fundamentales. “Es importante no premiar al defraudador”, dijo Villegas.

Normas