Empresas en expansión

El negocio de las bodas se adapta al siglo XXI

Guillermo Fernández, uno de los fundadores de Zankyou.
Guillermo Fernández, uno de los fundadores de Zankyou.

"Las parejas de hoy no necesitan regalos”. Así de contundente responde Guillermo Fernández, uno de los fundadores de Zankyou, un portal web de bodas, cuando se le pregunta la razón que le llevó a crear esta empresa. “Hay mucha gente que no sabe dónde va a estar viviendo dentro de tres años”, remarca en alusión al modelo establecido de los regalos de bodas.

Fundada en 2008, Zankyou es producto de una generación que ha vivido de primera mano la globalización donde el matrimonio entre personas de diferente nacionalidad es más usual. “Existe una generación erasmus que se ha ido a vivir fuera de España y cuando se casa tiene invitados de medio mundo”, indican desde la plataforma.

Razón que les impulsó a lanzar esta plataforma en seis países de forma simultánea. España, Reino Unido o Italia son algunos de ellos. Pese a que solo han pasado ocho años desde su creación, este portal web ha conseguido ampliar su presencia hasta los 23 países distribuidos por Asia, Latinoamérica y Europa. “Si lo hubiéramos lanzado solo en España, no existiríamos a día de hoy”, asevera Fernández.

En este contexto, su línea de negocio se centra en el eje novios-proveedores. La función de Zankyou se centra en poner a disposición de los clientes, en este caso la pareja que va a casarse, la aplicación a través de la que pueden ponerse en contacto con sus invitados así como todos los servicios que pueden contratar para el día del acontecimiento. Desde el fotógrafo hasta el encargado de organizar el catering, el usuario puede descargarse la aplicación y organizar su boda a través de ella.

20

millones de de euros de facturación espera el grupo alcanzar en 2020.

23

países opera el grupo español. México, Brasil, Italia, Francia o España son algunos de ellos.

15%

de los ingresos de la compañía provienen de España.

“Este factor hace que seamos un portal generalista”, añaden desde el grupo. Por el momento, cuentan con 60 millones de visitas y 350.000 novios registrados en la página web. En el momento actual, el 45% de sus ingresos procede de México, Brasil, Italia, Francia o España. Sin embargo, en cuota de mercado dominan otros países como Holanda, Polonia o Colombia.

“Los clientes soy muy exigentes y muy agradecidos”, asegura Fernández, quien sitúa la llave del éxito en la recomendación y las redes sociales. Zankyou cuenta con una plantilla de más de 100 empleados, concentrados, principalmente, en Madrid.

“Para los americanos somos una empresa americana y eso implica mucho esfuerzo”, indica el fundador. Y es que desde Zankyou han adaptado su compañía a las tradiciones de cada país. Distingue entre los países latinos, donde la población se vuelca mucho más en la organización de una boda y le da mayor importancia que en el caso de la región del norte de Europa como en Alemania, donde este tipo de celebraciones es mucho más informal. En este sentido, desde la compañía sostienen que España juega un rol muy importante dentro del sector a escala mundial.

En lo que respecta a la cuota de mercado, España supone para esta empresa el 15% de sus ingresos. Un factor que ha provocado que apenas le incida la crisis económica que se ha vivido a nivel nacional. “Durante muchos años España no nos aportó más del 10% de los ingresos”, argumenta. Sin embargo, durante los dos últimos años han notado un aumento tanto en el número de bodas como en el gasto realizado.

Pese a que no han querido precisar su volumen de facturación, desde Zankyou aseguran que han duplicado su volumen de negocio este año y esperan seguir la misma tendencia de cara a los siguientes ejercicios. “De cara a 2020 esperamos estar en los 20 millones de ingresos”. apostillan desde el grupo, aunque saben que el gasto en bodas no alcanzará las cifras de 2004.

España, el país que más dinero gasta en regalos

El portal Zankyou, dedicado a la organización de bodas, ha revelado que los españoles son los invitados que más dinero gastan en regalos en este tipo de eventos. A pesar de la crisis económica, en España se gasta una media de 269 euros por invitado, en el primer puesto de este ranking. El montante total de obsequios a nivel nacional asciende a 6.000 millones de euros al año.

Estos datos han sido extraídos a través de una encuesta realizada en la que se han analizado más de 300.000 regalos realizados a los novios entre enero y junio de 2016 en 17 países de todo el mundo. Le sigue Italia en segundo puesto con un desembolso de 228 euros por persona en este tipo de celebraciones por delante de Grecia, donde el dispendio supera ligeramente los 200 euros y completa así la terna de países más generosos a la hora de obsequiar a la pareja.

A medida que avanza la lista, el precio se va reduciendo, como es el caso de países centroeuropeos cuyo gasto medio oscila entre los 100 y los 200 euros. A excepción de los Países Bajos, que se encuentran en la antepenúltima posición, con un desembolso de 81 euros.

En el ámbito nacional, por comunidades autónomas, los vascos lideran la lista con una media de 319 euros por persona. Le siguen los riojanos que gastan unos 317 euros. El tercer puesto de esta encuesta lo ocupa Aragón, donde de media el desembolso en el regalo oscila en los 303 euros.

En contraposición, Murcia, Canarias y Baleares, son las regiones donde menos dinero se recibe por parte de los invitados. “Los regalos de boda son una tradición muy enraizada en España y eso se comprueba en que han estado a salvo de los envites de la crisis,” asegura Guillermo Fernández, fundador de Zankyou.

Normas