Tecnología

Las telecos, obligadas a mantener el pulso inversor ante la Agenda Digital

El ratio de capex frente a ingresos se situará en el entorno del 18%

Las operadoras deben seguir con los despliegues de las redes de fibra y 4G

Torres de telefonía móvil.
Torres de telefonía móvil.

Las telecos europeas acumulan ya varios ejercicios de fuertes inversiones. Los despliegues de las infraestructuras de nueva generación, entre las que destacan la fibra óptica hasta el hogar (FTTH) y el móvil 4G, han motivado este esfuerzo financiero, que no ha dejado de crecer en los últimos cuatro años. La cuestión es que esta tendencia va a prolongarse durante los próximos tiempos.

En su última actualización sobre la situación del sector en Europa, Moody’s cree que el ratio de capex frente a ingresos va a permanecer alto. De hecho, la agencia de calificación señala que en 2016 y 2017 este ratio rondará el 18%, y recuerda que ya en 2014 y 2015 estuvo por encima del 16%.

“El objetivo principal de las compañías seguirá siendo la mejora de la velocidad de las redes de acceso para los clientes, tanto de FTTH como de móvil 4G”, señala Moody’s. Estos expertos indican que la implantación de estas nuevas tecnologías ayudará a las operadoras a crear ofertas diferenciadas, y moverá la competencia desde los precios a la calidad de los servicios.

Moody’s insiste también en que el sector de las telecomunicaciones en Europa necesita invertir más en nuevas infraestructuras para cumplir con los objetivos de la Agencia Digital europea. Entre ellos destaca la cobertura de banda ancha básica para el 100 % de los ciudadanos de la Unión Europea (UE) en 2020, así como la extensión de las redes banda ancha ultrarrápida ese mismo año al 50% de los hogares europeos. Es decir, estos clientes deberán tener contratadas conexiones por encima de los 100 Mbps.

No obstante, en estas circunstancias, Moody’s cree que la presión regulatoria sobre las operadoras va a disminuir de forma gradual para impulsar el crecimiento de las inversiones, con una uniformización de las normativas en los distintos países, así como con una armonización del espectro.

En cualquier caso, el proceso se mantiene y las telecos han vuelto a elevar la inversión en infraestructuras durante el primer semestre del año. Así, por ejemplo, Telefónica elevó su capex un 2,9% en términos orgánicos entre enero y junio hasta 3.654 millones de euros. El foco de la inversión se centró en el despliegue de redes ultra-rápidas en los distintos mercados. El objetivo de Telefónica para el ejercicio de 2016 es situar el ratio de capex frente a los ingresos en el entorno del 17% (un 16,8% en 2015).

A su vez, Orange registró un capex de 3.167 millones de euros durante el primer semestre, un 7,8% más que en el mismo periodo del ejercicio, en términos comparables. La teleco francesa señaló que la cifra está en línea con el plan estratégico Essentiels 2020, y representó el 15,8% del volumen de negocio. “La inversión en fibra, 4G y 4G+ creció con velocidad”, destacó la empresa, que está desplegando estas redes en países como Francia, Polonia y España.

Deutsche Telekom, por su parte, elevó el capex un 7,6% en el primer trimestre del año hasta 5.500 millones de euros. En la presentación de sus cuentas trimestrales, la operadora teutona destacó la ampliación de los despliegues de fibra óptica en Alemania (578.000 líneas más en el mercado germano). La teleco indicó que la combinación de las redes de alta calidad y las ofertas de productos y servicios innovadores son claves para el crecimiento en el número de clientes.

Aumento de las partidas en España

En el mercado español, las operadoras volvieron a aumentar sus inversiones. Telefónica indicó que el capex en el primer semestre aumentó un 4,1% hasta 889 millones de euros. En el segundo trimestre, el aumento fue del 1,2%. En el ámbito móvil, Telefónica amplió la cobertura de 4G hasta el 86% de la población, tres puntos porcentuales más que en marzo. En la banda ancha fija, la cobertura de fibra se incrementó en 600.000 hogares en el segundo trimestre hasta 15,7 millones.

Orange elevó el capex en España un 1,5% durante el primer trimestre, en términos comparables, hasta 547 millones de euros. El ratio de capex frente a ingresos se situó en el 22,6%, frente al 23,2% del mismo periodo de 2015. El grupo continuó con los despliegues de redes. En el ámbito móvil, la cobertura del 4G alcanzó el 89% de la población, con un aumento de nueve puntos porcentuales en un año. En la banda ancha fija, alcanzó los 8,3 millones de unidades inmobiliarias con su red de fibra, frente a los 6,8 millones de principios de año. De nuevo, Orange España superó a Orange Francia, que cerró junio con 5,9 millones de unidades pasadas con su fibra.

Normas