DVB-T, la clave de la TDT
¿Por qué la televisión por Internet se ve mejor que la TDT?

¿Por qué la televisión por Internet se ve mejor que la TDT?

En España, con la Televisión Digital Terrestre, la calidad de las emisiones se reduce a dos posibilidades. Por un lado están los canales en 'SD', de 'Standard Definition', que se apoyan en la compresión MPEG-2 con una resolución de 576i. Por otro lado están los canales en 'HD', de 'High Definition', que pueden mostrarse con una resolución de 720p -1280 x 720 píxeles- o bien 1080i para televisores Full HD, pero con escaneo entrelazado y no progresivo.

El Full HD de los canales de televisión (TDT) no es 1080p, la resolución más extendida

Ya estamos familiarizados con la resolución Full HD, los 1920 x 1080 píxeles, y en la Televisión Digital Terrestre hay algo parecido a esto, pero que no ofrece exactamente la misma calidad. Los pocos -muy pocos canales- que se transmiten con esta resolución se sirven del escaneo entrelazado, y no progresivo. Es decir, que en lugar de ser una resolución 1080p es una resolución 1080i, y supone diferencias importantes en la calidad de la imagen. Se nota especialmente en las escenas dinámicas y más aún en el cambio de escenas claras a oscuras, sencillamente porque el escaneo entrelazado requiere de dos ciclos para la actualización completa de la imagen, uno primero para las líneas pares y otro, 16 ms más tarde, para las líneas impares.

Esta diferencia en la resolución, el motivo que justifica que se utilice una resolución 1080i y no el Full HD progresivo de 1080p viene dado por el ancho de banda disponible para la radiodifusión, que es limitado según el estándar utilizado por la Televisión Digital Terrestre impuesta en España. Hablamos, antes de adentrarnos en el funcionamiento y sus características, del estándar DVB-T. Y por otro lado, también es lo que justifica la mayoría de canales en 576i, con algunos pocos en HD 720p.

El ancho de banda es el mayor problema de la Televisión Digital Terrestre, y es lo que limita su calidad

En España, el estándar de televisión que se utiliza es el DVB-T, y por tanto la radiodifusión se lleva a cabo aprovechando el formato de compresión H.262/MPEG-2. Actualmente el reparto de frecuencias está planteado para que la mayoría de canales se emitan en definición estándar (576i), sencillamente, porque el ancho de banda no permite la inserción de más canales en alta definición por el 'tamaño' que ocupan. Para ello, se deberían retirar espacios reservados para ciertos canales, en tanto que los de alta definición ocuparían su lugar propio, y también el de los canales retirados para garantizar un mayor ancho de banda disponible.

El estándar DVB-T2, que ya se ha comenzado a probar en Alemania, sin embargo, utiliza el formato de compresión H.264/MPEG-4, un códec que permite 'ficheros' de menor peso manteniendo la calidad de la imagen y el sonido. Es decir, que se ahorra ancho de banda en torno a un 30% y hasta un 60% en función de los datos concretos comprimidos. Como resultado, bien se puede mantener la cifra de canales y mejorar su resolución y calidad global, o bien se pueden insertar mayor cantidad de canales en definición estándar sin necesidad de ocupar nuevo espectro radioeléctrico.

¿Por qué la televisión por Internet se ve mejor que la TDT?

Actualmente, el bitrate de los canales alcanza los 10 Mbps en los casos de mayor calidad de imagen y sonido, y esto es así porque el ancho de banda típico es de 20 Mbps, pero la técnica 'múltiplex' obliga a compartir este 'espacio' con emisiones de radio y teletexto, en la mayoría de los casos. Y a modo de comparación, un Blu-Ray alcanza los 54 Mbps como bitrate, mientras que un MKV con Full HD de alta calidad alcanza los 10 Mbps.

Es decir, que el ancho de banda para las emisiones de televisión es muy limitado, pero además el códec de compresión que se utiliza actualmente está 'desfasado'. Incluso el estándar DVB-T2 aprovecha un formato de compresión menos capaz que los que se utilizan en las emisiones por Internet, además de que las emisiones a través de Internet tienen un ancho de banda máximo mucho más amplio, y que se pueden ofrecer compresiones alternativas según la conexión del cliente.

Normas