Es oficial, la llegada del 5G provocará otra resintonización de la TDT

Es oficial, la llegada del 5G provocará otra resintonización de la TDT

La próxima generación de redes móviles, conocida como 5G, está siendo desarrollada por diferentes protagonistas de la industria de las telecomunicaciones, y evidentemente con la cooperación de Europa y sus 28 estados miembros. Al mismo tiempo que se están planteando los posibles estándares tecnológicos para alcanzar velocidades de 1,5 GHz con una latencia mínima y soporte para múltiples conexiones de forma simultánea a las 'torres' de redes móviles, también se está estableciendo el espectro radioeléctrico que se destinará a las frecuencias de su funcionamiento.

Europa establece los 700 MHz como banda para la próxima generación de redes de telefonía móvil, el 5G

Era casi evidente que así ocurriría, pero la confirmación no ha llegado hasta ahora. Después de haber sufrido en España el primer dividendo digital con la liberación de la banda de 800 MHz, algo que se completó recientemente en favor de una de las últimas evoluciones del 4G LTE, de nuevo viviremos otro dividendo digital por el 5G, y en esta ocasión con la banda de 700 MHz. Las frecuencias más bajas favorecen la penetración de la cobertura en interiores, y por tanto esa es una de las ventajas que llegarán, entre otras muchas, de la mano del 5G.

Es oficial, la llegada del 5G provocará otra resintonización de la TDT

Según la determinación de la Unión Europea este jueves, se ha aprobado la liberación conjunta por parte de los 28 estados miembros de la banda de 700 MHz. El movimiento se llevará a cabo de forma conjunta y en bloque, y se pretende con ello avanzar un paso clave en la mejora de la conexión a Internet móvil y su velocidad. No obstante, no será esta la única frecuencia que utilice el 5G, y se volverá a plantear la agregación de bandas, como en el 4G, para evoluciones de la nueva generación con mejor cobertura y mayor velocidad de intercambio.

La liberación de los 700 MHz para el 5G llegará en junio de 2020 con otra resintonización de la TDT, pero antes se utilizarán otras frecuencias

No se espera que haya una reantenización como en el primer dividendo digital que se ha vivido recientemente, pero sí una resintonización. Actualmente la banda de 700 MHz está ocupada por servicios de televisión, y en el caso de España los proveedores de este tipo de servicios se verán forzados a mover las emisiones a otras zonas del espacio radioeléctrico. En este sentido, Alemania juega con ventaja habiéndose preparado para el estándar DVB-T2, que permite 'comprimir' el espacio que ocupan los canales. Sin embargo, España se mantiene en el estándar anterior y, por tanto, el movimiento será ligeramente más complicado.

Por el momento, desde Europa se ha propuesto garantizar que las frecuencias por debajo de la banda de 700 MHz se mantengan reservadas para servicios de televisión y radio con el año 2030 como fecha límite. Y en cualquier caso, la banda de 700 MHz no será la primera que se utilice en el despliegue inicial de la próxima generación de redes móviles. Según se explicó anteriormente, los espacios entre los 1.427 y los 1.518 MHz, así como los espacios entre los 3.400 y 3.600 MHz podrían ser los primeros destinados al 5G en España. No obstante, el Ministerio de Industria ya ha arrancado con la liberación de las bandas de 3.600 y 3.800 MHz.

Es oficial, la llegada del 5G provocará otra resintonización de la TDT

DVB-T2, un cambio paralelo en la TDT de España que sí podría dar mayores problemas que el 5G

Como anticipábamos, antes de arrancar con la liberación de los 700 MHz en favor del 5G, en Alemania ya han comenzado a preparar el terreno con el despliegue de DVB-T2. Es un estándar para la Televisión Digital Terrestre, alternativo al que empleamos en España y aún mantienen allí en coexistencia con el nuevo, que permite aplicar la compresión HEVC.

Esto anterior significa que, frente al estándar que se utiliza actualmente, en Alemania ya están probando emisiones con un nivel de compresión del doble, pero sin pérdidas de calidad. Por lo tanto, bien se pueden permitir mejorar la calidad de imagen y sonido de los canales, o bien mantener exactamente las mismas propiedades en estos términos y, sin embargo, reducir a la mitad el espacio radioeléctrico que ocupa cada canal. Lo único que se requiere, por parte del cliente, es un descodificador compatible, y la mayoría de los televisores de última generación ya lo incorporan.

Normas
Entra en EL PAÍS