Startups

El mejor nutricionista está en el móvil

La sevillana Balanceat ha creado una aplicación que propone dietas saludables a partir de la información de las etiquetas de los artículos del súper.

Mª Carmen García Parrilla y Antonio García Parrilla, fundadores de Balanceat.
Mª Carmen García Parrilla y Antonio García Parrilla, fundadores de Balanceat.

Todo comenzó a raíz de una conversación familiar en la que María del Carmen y Antonio García Parrilla se dieron cuenta de lo importante que es hoy en día llevar una alimentación saludable. A raíz de esto comenzaron a indagar en el tema y vieron que los datos de obesidad y otras enfermedades relacionadas con la nutrición empezaban a ser alarmantes.

Así fue cómo surgió la plataforma Balanceat, una startup sevillana fundada por los dos hermanos. Ella es catedrática de Nutrición y Bromatología en la Universidad de Sevilla, y él, ingeniero con amplia experiencia en el sector tecnológico.

Ambos tenían claro que querían hacer algo para ayudar a las personas a mejorar la salud a través de la alimentación. Decidieron dar el siguiente paso: acercar toda esa información a la gente, para que la pudieran integrar en su día a día, y llegaron a la conclusión de que la tecnología sería su mejor aliado.

“Es cierto que existe mucha información nutricional pero es difícil entenderla y gestionarla”, explican Antonio y María del Carmen García Parrilla. Ese es uno de los motivos por los que lanzaron la startup, para poner todo el conocimiento científico existente al servicio de las personas, de una manera práctica. Han creado una herramienta, B.eat., que aprovecha la información de las etiquetas de los alimentos para proponer a sus usuarios menús equilibrados y saludables.

En junio de 2016, la empresa pasó a formar parte de los proyectos Minerva, iniciativa promovida por Vodafone y la Junta de Andalucía para emprendimientos tecnológicos en la región andaluza. “B.eat goza de gran interés en otras instituciones públicas porque tiene un componente social, ya que el usuario aprende a llevar hábitos saludables y equilibrados”, señalan sus creadores.

Los fundadores resaltan que esta empresa está dirigida a tres segmentos de clientes. Por una parte, al consumidor final que quiere controlar su peso. La gente tiende a acudir a nutricionistas para recibir recomendaciones sobre ingesta de alimentos y dietas que son difíciles de llevar a la práctica y no están adaptadas a los gustos personales, lo que se traduce en un rápido abandono.

B.eat ofrece a estos consumidores productos que tienen a su alcance o pueden sustituir y adaptar a sus gustos.

Por otro lado, están los supermercados, ya que la aplicación permite a sus usuarios elaborar listas de compra en base a los artículos disponibles en su establecimiento de compra habitual, ayudando a incrementar las ventas de estos comercios. El sistema toma como referencia el código de barras de cada producto, facilitando así la tarea de la compra.

Por último, están las marcas, que al aparecer en las listas de compra de la aplicación asocian sus artículos a una alimentación más equilibrada.

Comer sano cada día es más fácil

B.eat calcula la cantidad de hidratos de carbono, grasas y proteínas para que cada nutriente esté en su justa medida: no más azúcar de la recomendada, los menús contienen la cantidad de fibra adecuada.

La aplicación B.eat propone menús equilibrados con recetas apetecibles y productos que el usuario puede encontrar en su supermercado habitual. Los artículos están identificados con código de barras y la información nutricional se extrae de sus etiquetas.

La misión de esta startup es lograr una sociedad sin enfermedades provocadas por una mala alimentación, como la obesidad, diabetes, el colesterol, afecciones coronarias o respiratorias. La idea es que las personas preocupadas por llevar un estilo de vida saludable puedan seguir una alimentación equilibrada, controlar su peso y preparar sus menús sin esfuerzo. “La tecnología acercará la nutrición y la utilizaremos en nuestro día a día, casi sin darnos cuenta”, recuerdan. “Esta será la base de una nutrición personalizada para conseguir mejorar la salud a través de la alimentación y el estilo de vida, de forma sencilla y cómoda”, puntualizan.

La compañía acaba de empezar. Disponen de nueve menús equilibrados para cuatro perfiles distintos, 1.000 productos y más de 330 recetas. Ahora mismo hay más de 200 personas utilizando esta herramienta. La compañía prevé crecer en los próximos dos años entre el 7% y el 8% anual.

El número de vegetarianos crece en España un 10% al año

Vegaffinity

El creciente interés de los consumidores por hábitos de vida saludables está propiciando la aparición de plataformas como Vegaffinity. Con 70.000 usuarios registrados, este portal se ha ganado un lugar en la comunidad vegetariana de habla hispana. Está presente en más de 10 países, su app contabiliza 120.000 descargas, su web recibe más de 350.000 visitas al mes y su tienda de comercio electrónico, 37.000.

Vegaffinity atribuye este resultado a una tendencia global. Solo en España, el número de vegetarianos crece a un ritmo del 10% anual. Además, el 40% de los consumidores de todo el mundo valoran las verduras como alimentos saludables.

Vegaffinity es una web que proporciona información dietética y nutricional a vegetarianos. En ella, la comunidad vegetariana puede leer diariamente artículos, recetas, y participar en debates. De hecho, los mismos usuarios han publicado 4.000 recetas y el número de comentarios supera diariamente los 300.

Además, a través del sitio se pueden comprar digitalmente productos vegetarianos. Los ingresos procedentes de estas ventas están creciendo a un ritmo acelerado y despertando el interés de las marcas por publicitarse en la web.

La empresa cuenta con un equipo multidisciplinar con gran experiencia en el ámbito digital y se ha propuesto liderar el mercado español. Para ello quieren llegar a personas no vegetarianas interesadas en llevar un estilo de vida saludable, y vender sus productos al sector profesional, no solo al consumidor final.

Normas