Tecnología
robots
Un niño con el robot de Macco Robotics en el hospital Alberta de Canadá.

Macco Robotics quiere introducir el robot humanoide en la sanidad española

La compañía también tiene robots camareros, recepcionistas de hotel y para eventos.

Un robot sanitario de la empresa sevillana Macco Robotics ya está haciendo su trabajo en el Hospital infantil Alberta de Canadá. Los expertos sanitarios de este centro aseguran haber comprobado que el hecho de que los niños compartan espacio con un robot que ejecuta en su entorno ciertas actuaciones de enfermería puede distraer su atención de algunos procesos dolorosos, reduciendo hasta en un 50% la sensación de dolor. Así lo explica Víctor Martín, fundador y consejero delegado de la compañía española, que ahora se ha propuesto introducir su robot sanitario MEDi en la sanidad española.

El directivo señala que Macco Robotics ya está mostrando su tecnología a responsables del hospital infantil Virgen del Rocío de Sevilla, uno de los macrocentros con mayor reputación del sistema sanitario público español gracias a sus logros reconocidos en unidades como la de trasplantes. La medida se enmarca en un programa de atención sanitaria infantil que persigue la reducción del dolor en los tratamientos de los menores. “MEDi habla con los niños, les cuenta cuentos... y esto les relaja y les distrae, ayudándoles, por ejemplo, a pensar menos en el dolor mientras les hacen las curas”, continúa Martín. Si finalmente se alcanzara un acuerdo entre el centro sanitario sevillano y Macco Robotics, esta sería la primera vez que un robot humanoide se introdujera en un hospital público español.

La joven empresa sevillana nació en 2013, pero ya ha recibido múltiples premios internacionales, uno de ellos el que concede el citado Alberta Children Hospital de Canadá. Además, ha sido seleccionada como una de las 20 startups de robótica más relevantes del mundo y el New York Times les ha posicionado como una de las iniciativas más interesantes por sus aportaciones al mundo de la robótica humanoide. Una tecnología que se prevé tenga un gran crecimiento futuro y donde han entrado gigantes como la japonesa Softbank, que también dispone de un asistente robótico –Ask Nao–que ayuda a los niños que padecen autismo a comprender las cosas.

Presentes en Media Markt

Algunos robots de Macco Robotics ya se venden en la tienda de Media Markt de San Sebastián de los Reyes en Madrid. “Esperamos estar en todas sus tiendas en 2017”, dice Martín, que no revela los ingresos de su empresa, aunque dice que crecieron un 40% de 2014 a 2015 y que este año se elevarán un 200% frente al año pasado.

Macco Robotics tiene actualmente tres líneas de negocio. La última es precisamente la de su robot sanitario MEDi. Las otras dos se centran en el alquiler de autómatas humanoides para eventos y en robots para hoteles, esta última su principal fuente de ingresos en estos momentos. “Nuestros robots para eventos son utilizados fundamentalmente por grandes empresas, y alquilarlos cuesta entre 800 y 3.000 euros al día”, relata Martín, quien señala que entre sus clientes están El Corte Inglés, el grupo Pacífico o ING Direct.

Pero sus robots más famosos son Macco y Nao. Ambos forman parte de su oferta de robótica para hoteles y, aunque el último de ellos es de la empresa francesa Aldebaran Robotics, la firma española desarrolla las aplicaciones. “Macco es camarero y hace cócteles y otros tipos de bebidas. Tiene una pantallla táctil donde el usuario selecciona lo que quiere consumir”, detalla Martín. Nao, por su parte, da información del hotel y de la ciudad y puede reservar un restaurante a los clientes. Con todo, no acaba aquí el catálogo de robots para hoteles de la compañía. También están Bego y KiMe. El primero guarda maletas en las consignas, y el segundo está en recepción para dar la bienvenida al cliente, “aunque también puede llevar maletas a la habitación, pues está conectado con el sistema informático del hotel”, dice el empresario.

La startup tiene robots desde 400 euros, para educación, hasta autómatas de 150.000 euros como Macco, “Este lo ofrecemos bajo la modalidad de renting, de modo que habría que pagar 3000 euros al mes”, añade Martín, que aclara que sus autómatas más vendidos son de unos 25.000 euros. El consejero delegado de Macco Robotics cuenta que el robot Nao ya lo está utilizando en España el Gran Hotel Domine Bilbao, un establecimiento de 5 estrellas. Yasegura que ha tenido muy buena aceptación en Dubái, donde acaba de realizar una gira para hacer negocio.

En septiembre, oficina en Dubái

La historia de Macco Robotics no se entendería sin una bonita amistad empresarial. La startup sevillana ha contado con el apoyo incondicional y altruista desde hace un año de Emprendimiento 2015, una iniciativa que nació de un reputado despacho de abogados penalistas de Sevilla, llamado Rull y Zalba. Uno de los socios, Ana de la Peña, decidió apostar por abrir una nueva línea de negocio del despacho centrada en asesorar a negocios y empresas. El destino cruzó ambos proyectos cuando De la Peña empezaba su nueva andadura como asesora de empresas y desde entonces Emprendimiento 2015 ha ayudado a posicionar a nivel comercial y en la búsqueda de inversores a la empresa de Martín. “Les hemos ayudado a situar la empresa en la agenda de los círculos empresariales de la capital andaluza y en la mente de muchos inversores en innovación”, dice De la Peña.

Macco Robotics está en plena expansión internacional. La firma, con sede en Sevilla y oficinas en Madrid, Barcelona y Londres, abrirá este septiembre una oficina en Dubái, donde sus robots han sido bien recibidos. La compañía busca socios para crecer y planea cerrar una ronda de financiación tras encontrar “grupos bastante interesados en Dubái y Catar”, dice Martín. La empresa tiene hoy siete empleados, aunque elevará la plantilla a 17 en poco tiempo. “Somos un equipo de ingenieros especializados en el desarrollo de robots”.

Normas
Entra en EL PAÍS