Valor a examen

El sector farmacéutico, en vilo

Los cambios regulatorios y el posible control de precios en EE UU alargan la incertidumbre sobre las cotizaciones. Pero los buenos resultados de firmas españolas como Almirall o Faes Farma permiten el favor de los analistas

Interior de un laboratorio de Grifols.
Interior de un laboratorio de Grifols.

En esta intensa semana de resultados empresariales han publicado sus cuentas las farmacéuticas Faes Farma, Almirall, Reig Jofre y Grifols, especializada esta última en la rama farmacéutica y hospitalaria. Grifols es la única del grupo que cotiza en el Stoxx Europe 600 Healthcare, que incluye las mayores compañías europeas del sector de la salud. El índice suma una pérdida de más del 3% en el año, pero es uno es uno de los sectoriales que mejor se comporta desde el brexit, con un alza del 5%.

El departamento de análisis de Bankinter mantiene al sector ‘farma’ en neutral. En su opinión, “podrá ir tomando visibilidad a medida que, tras el desenlace electoral en Estados Unidos, se disipen las dudas sobre un hipotético (y poco probable) control sobre los precios”.

Los resultados del primer trimestre de Faes Farma, que ganó un 20,2% más respecto al mismo periodo del año pasado, cumplen con las estimaciones que hizo la propia compañía para el conjunto del ejercicio, de entre el 16,5% y el 21%. Así, Carax-AlphaValue ha revisado al alza sus pronósticos para el periodo 2016-2018 a nivel de Ebitda, entre un 7% y un 9% más, y también el beneficio por acción, entre un 8% y un 10% más. No obstante, la firma de análisis le sigue aplicando un descuento del 10% en su comparativa con el sector “por su excesiva dependencia de su fármaco Bilastine”. Desde Ahorro Corporación destacan el crecimiento internacional del producto, cuyo lanzamiento en Japón será un “hito”, y creen que “dado el atractivo perfil de crecimiento y su saneada situación financiera, Faes podría ser en sí misma objeto de movimientos corporativos”. La farmacéutica presidida por Mariano Úcar se ha revalorizado en Bolsa casi un 30% en lo que va de año hasta un precio de 3,5 euros por acción. El máximo anual lo marcó este julio a 3,70 euros, alejado eso sí del récord histórico de 2007 en los 8,95 euros.

Almirall, por su parte, obtuvo un benefico neto de 80,5 millones de euros de enero a junio, un 36,9% más, gracias a la venta de la filial en México, lo que socorrió las cuentas de la farmacéutica catalana. El grupo controlado por la familia Gallardo ha hecho una decidida apuesta estratégica por la dermatología, que mostró un incremento de su facturación del 13,3%, hasta representar ya el 43% del total de las ventas netas, dos puntos más que hace un año. Desde Banco Sabadell consideran que las cuentas de Almirall son “mejores de lo esperado por la evolución de las ventas” y han mejorado la recomendación sobre el valor desde vender a comprar, aunque rebajan el precio objetivo hasta 16,81 euros por título.

Por su parte, Link Securities destaca el reciente acuerdo de Almirall con la estadounidense Patagonia Pharmaceuticals para el desarrollo conjunto de un nuevo fármaco. “Creemos que la mayor presencia en mercados emergentes potenciales como el de EE UU, así como la sólida posición de tesorería le permiten afrontar los próximos ejercicios con capacidad financiera suficiente para acometer nuevas operaciones corporativas, lo que unido al crecimiento orgánico, dota a Almirall de una significativa visibilidad futura de resultados”, señala Link Securities, que aconseja comprar con un precio objetivo de 17,80 euros. El consenso de Bloomberg le otorga un potencial alcista del 16% desde el precio actual de 14 euros.

Reig Jofre redujo su beneficio un 53,9% en el primer semestre del año, en el que ganó 3,3 millones de euros, afectada por el tipo de cambio y temas fiscales, según la compañía. Su potencial de revalorización en Bolsa es del 8%, de acuerdo con Bloomberg.

Y Grifols es uno de los valores españoles seleccionados por Bankinter, dado que se ve “favorecida por la coyuntura actual de ausencia de expectativas de subidas de tipos a corto plazo y dólar apreciado”. Más del 60% de los ingresos de la compañía se generan en EE UU, el principal mercado de hemoderivados del mundo. Además, la entidad destaca que “tras haber trasladado su sede a Dublin se encuentra en una posición relativa aventajada frente a algunas competidoras británicas envueltas por la incertidumbre del brexit”. La multinacional catalana ganó 264,4 millones de euros en el primer semestre del año, un 1,1% más, gracias a las inversiones y a su crecimiento en Norteamérica y en los países emergentes. Grifols ronda los 20 euros por acción, con un potencial según el consenso del 14%. El 56% de los analistas opta por comprar.

Las claves

Sector refugio: Según Bankinter, el sector salud ha sido tradicionalmente considerado refugio “en escenarios con menor apetito por los activos de riesgo”, pero los recientes cambios regulatorios destinados a dificultar el pago de menos impuestos han bloqueado operaciones corporativas, como la fusión de Pfizer y Allegran, “restando atractivo al sector”.

Elecciones en EE UU: El debate sobre un posible control de precios sobre determinados medicamentos en EE UU tensiona al sector, al menos hasta las elecciones norteamericanas en noviembre. Aunque es poco probable que se materialice, podría impactar negativamente sobre las cotizaciones de las compañías.

Apalancamiento: Carax-AlphaValue incluye a Bayer en el sector ‘farma’, lo que le lleva a afirmar en un informe que, “dada la gigantesca operación de compra en la que se encuentra para hacerse con la norteamericana Monsanto, el sector se encuentra fuertemente apalancado”.

Normas