Resultado semestral

ACS reduce beneficio por menores extraordinarios

La actividad de la construcción crece un 26,1%

Florentino Pérez, director ejecutivo de ACS
Florentino Pérez, director ejecutivo de ACS

Ligero descenso de las ganancias del grupo ACS. La constructora ha cerrado el primer semestre del año con un beneficio neto de 388 millones de euros, un 4,7% menos que el año anterior cuando cerró el periodo con un resultado de 407 millones.

Desde el grupo aseguran que esta reducción se explica por los resultados excepcionales provenientes de ajustes de valor en instrumentos financieros de la corporación incluidos en el mismo periodo de 2015.

Por desglose del beneficio neto, destaca la actividad de construcción que crece un 26,1%, acompañado de del área de servicios industriales que decrece un 1,0%, sin considerar la venta de los activos de energía renovable realizada en el primer trimestre de 2015, como consecuencia de la ralentización en el desarrollo de proyectos de petróleo y gas en el mercado mexicano. Por su parte el beneficio neto de medio ambiente aumenta un 3,2%.

Por su parte, el impacto de las variaciones en los tipos de cambio frente al euro, como ocurre con el dólar australiano (-6%) y el peso mexicano (-18%) así como la venta de los activos de energía renovable durante los primeros meses de 2015, son las causas han arrastrado a las ventas del grupo ACS a una reducción del 8,2% hacia los 16.387 millones.

Sin considerar el efecto del tipo de cambio y la venta de activos de energía renovable, las ventas del Grupo ACS en el primer semestre de 2016 se reducen un 5,3%, principalmente en el área de construcción por la terminación en Australia de grandes proyectos de gas natural licuado (GNL) durante la primera parte de 2015.

Sin embargo, la producción en Australia en el segundo trimestre ha aumentado un 6% respecto al trimestre anterior, mostrando un cambio de tendencia que se va a ir consolidando en los próximos trimestres.

En el caso del resultado bruto de explotación, ebitda, ha alcanzado los 1.225 millones, lo que supone una reducción del 6,9%. Desde la compañía presidida por Florentino Peréz, aseguran que este magnitud se contra un 0,3% si se tiene en cuenta el impacto de las variaciones de los tipos de cambio y la venta de activos de energía renovable en España, al tiempo que el margen mejora en 30 puntos básicos, hasta el 7,5%.

No ocurre lo mismo con el beneficio neto de explotación, ebit, que aumenta un 7,8% y se sitúa en los 897 millones de euros como consecuencia “de la buena evolución operativa de las actividades”, argumentan desde ACS.

La deuda neta del Grupo ACS se sitúa en 3.741 millones de euros, 233 millones superior al dato de junio de 2015, equivalente a un incremento del 6,6%, a pesar de las inversiones realizadas en este periodo, de 766 millones de euros, destinadas a incrementar la participación en HOCHTIEF y CIMIC.

De esta cifra, 540 millones corresponden a financiación de proyectos, sin recurso para el accionista, y representa un 14% de la deuda neta total del Grupo. No obstante, el grupo ha logrado reducir en los últimos doce meses su endeudamiento neto gracias a la buena evolución de la deuda ligada a los activos mantenidos para la venta, que ha disminuido en 416 millones de euros hasta los 193 millones.

El conjunto del endeudamiento neto de la firma, incluidos los activos mantenidos para la venta, ha disminuido un 4,4% desde junio de 2015 y un 67% en los últimos cinco años.

 

Nuevo nombramiento en el Consejo

EFE

ACS ha designado vicepresidente del consejo de administración al consejero independiente José María Loizaga para cubrir la vacante producida tras la salida de Pablo Vallbona, que representaba a Corporación Financiera Alba, el vehículo inversor de Banca March.

El pasado 29 junio, Corporación Financiera Alba, que controla un 11,7 % de ACS, renunció a tener representación en el consejo de administración del grupo constructor (donde contaba con dos dominicales: Pablo Vallbona y Javier Fernández) ante la entrada en vigor de la normativa de abuso de mercado.

Entonces, Corporación Financiera Alba subrayó que “si bien ha venido manteniendo una participación significativa y una relación muy satisfactoria”, decidió salir del consejo por el incremento de los periodos de bloqueo a la hora de comprar y vender acciones.

José Mª Loizaga es vicepresidente de Zardoya Otis y presidente de Cartera Industrial Rea.

Por otro lado, a fin de cubrir la vacante producida en el Comité de Auditoría tras la salida de Javier Fernández, ACS ha designado vocal de dicho comité al consejero independiente Antonio Botella, abogado del Estado

Normas