Seguridad en la empresa

Pokémon Go, realidad e inseguridad aumentada

Varias empresas han tomado medidas de prevención en torno al juego

China ha prohibido a sus ciudadanos jugar con la popular 'app', según informó 'El Páis'

Pokémon Go

Atropellos, allanamientos, sustos al volante, caídas... Son solo algunas de las primeras consecuencias de Pokémon Go, el popular juego de Nintendo, que ha revolucionado el sector de los videojuegos con la realidad aumentada, disparando los beneficios de la firma y atrayendo a millones de usuarios. Tal es la fiebre de esta aplicación, que ha tenido que ser prohibida en países que no comulgan con el objetivo del juego, como Arabia Saudí la semana pasada, o China, según informó ayer El País. Incluso en lugares como el campo de exterminio nazi de Auschwitz (Polonia), a petición del propio memorial; y según se prevé, en la central nuclear nipona contaminada de Fukushima, a la que ya acuden jugadores en busca de las populares criaturas.

Pero el veto también ha llegado a otros ámbitos. Muchas empresas, que se han convertido sin quererlo en escenario del juego, han tenido que tomar cartas en el asunto por motivos de seguridad. La última ha sido Airbus Group, que mediante una nota interna lanzada recientemente recordó a sus empleados que el juego quedaba prohibido en las instalaciones por hacer peligrar la integridad de los profesionales. “Pone en riesgo áreas con expresas restricciones al acceso, además de la seguridad vial y personal”.

Pokémon Go, realidad e inseguridad aumentada

La realidad aumentada, sin embargo, se lleva utilizando en muchas organizaciones desde hace ya varios años. Y, salvo contadas ocasiones, no ha provocado ninguno de estos incidentes. La razón, explica el director general de Altiria, compañía que desarrolla aplicaciones de realidad aumentada para las empresas, Juan Jesús Yubero, es que, por primera vez, se ha pensado para que sea utilizada por una enorme cantidad de gente, y con fines lúdicos. “BBVA, por ejemplo, sacó una aplicación para buscar cajeros por la calle. Algo similar hizo Páginas Amarillas, ofreciendo información sobre comercios a través de la geolocalización”.

Con esta idea coincide el consejero delegado de Zerintia, empresa de desarrollo de soluciones tecnológicas, Pedro Diezma: “Nosotros, por ejemplo, hemos lanzado aplicaciones de realidad aumentada utilizadas en el sector médico para que el intercambio de información sea más rápido y certero”. El problema, señalan los expertos, aparece cuando la herramienta llega a todo el mundo de forma masiva. “Ahí ya no hay posibilidad de controlarlo”, recalca Yubero.

Y así ha ocurrido. Antes de Airbus, fueron otras las compañías que se anticiparon y vetaron a Pokémon Go en horario de trabajo. No por seguridad, sino por ahorro de costes, el bufete de abogados Uría Menéndez, bloqueó la aplicación en los móviles de empresa, ya que días después del lanzamiento del juego, el consumo de datos de internet se disparó. Otras, como Banco Sabadell, han alertado también de forma interna sobre los riesgos. Las sucursales no son lugar para este juego, ya que “puede ser utilizado como excusa para realizar hurtos al descuido, marcar a clientes para ser atracados al salir de la oficina o incluso observar las medidas de seguridad y perpetrar un robo mediante butrón”, explicaba la nota.

Para Pedro Diezma, sin embargo, el problema no es la realidad aumentada. “La rápida adopción de esta tecnología demuestra que la sociedad está preparada para ella”. El problema, apunta, aparece cuando los usuarios se olvidan de que por encima de cualquier aplicación innovadora hay normas y prevenciones que no pueden dejarse de lado. Hasta ahora, los videojuegos se caracterizaban por simular una historia fuera de la vida real. “Pero ahora, el reto es saber gestionar un entretenimiento que combina elementos virtuales y elementos reales, ya que la frontera entre lo real y lo ficticio, se ha borrado”, apunta. Algo que se ha visto acrecentado, todo sea dicho, por la novedad. En opinión de Yubero, “la fiebre Pokémon se frenará”

El siguiente, y difícil, reto del sector videojuegos

Para el consejero delegado de Zerintia, Pedro Diezma, la realidad aumentada debe ser intuitiva y fácil de manejar, además de estar bien integrada en el entorno. Ese ha sido, en su opinión, una de las claves del éxito de Pokémon Go.

Sin embargo, el sector de los videojuegos, que parece haber apostado por este tipo de herramientas, tiene por delante un reto mucho más complicado de gestionar: la realidad virtual. “Al fin y al cabo, la realidad aumentada combina el mundo real con lo virtual. Pero la realidad virtual es totalmente diferente, porque adentra en un espacio totalmente fantástico al usuario”.

Si con la adopción de estos avances tecnológicos ha habido una larga suma de incidentes y accidentes, lo que llegue con las nuevas herramientas puede ser mucho mayor. Precisamente por eso, la quimera del sector es desarrollar una tecnología que no ponga en riesgo al usuario, “ya que en unos años, estos avances van a llevar al consumidor directamente a otro mundo”, recalca Zerintia. Por eso, la seguridad tendrá que ser un pilar fundamental de estas aplicaciones.

Normas