Proceso postelectoral

Sánchez comunica al Rey que votará "no" a Rajoy

Última jornada de la ronda de consultas del Rey al recibir al líder de Ciudadanos, al de Podemos y al del PSOE. Albert Rivera ha propuesto un Gobierno de consenso entre PP, PSOE y C`s. Pablo Iglesias ve complicada una alternativa a Rajoy y Pedro Sánchez cree que debe someterse a la investidura

Ronda de consultas; y el líder del PSOE, Pedro Sánchez ha comunicado en rueda de prensa que ha dicho al Rey que votará “no” al candidato del PP, Mariano Rajoy, quien, a su juicio, tiene la “responsabilidad constitucional” de dar “un paso al frente” y someterse a la confianza del Congreso para poner en marcha el “motor de la democracia”.

Después de entrevistarse con el Rey en el Palacio de la Zarzuela, Sánchez ha descartado la abstención de su partido a esa posible investidura aunque ha dejado claro que el PSOE “no entorpecerá” las negociaciones que pueda emprender Rajoy para buscar una mayoría estable de Gobierno. 

Antes ha sido el turno de Pablo Iglesias. El secretario general de Podemos ha considerado a su salida tras hablar con el rey Felipe VI que buscar una alternativa de izquierdas es hoy un objetivo “muy complicado” por las reticencias en el seno PSOE y porque la apuesta rupturista del Parlament hace más difícil el acuerdo con partidos independentistas. En ese contexto, estima, calcula que el presidente Mariano Rajoy acabará gobernando porque, al final, Ciudadanos y el PSOE se moverán para dejarle paso.

En su rueda de prensa, Iglesias ha reconocido la situación de bloqueo político que vive España. Según ha señalado al Jefe del Estado, Unidos Podemos está decidido a votar en contra de la investidura de Mariano Rajoy, descartando cualquier opción de abstención técnica, y su opinión es que el presidente del PP, al no tener apoyos ni de Ciudadanos ni del PSOE, podría volver a rechazar la candidatura.

  • "Con las manos limpias"

Antes que Iglesias compareció el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. El líder catalán ha propuesto al Rey un Gobierno de consenso entre PP, PSOE y Ciudadanos, “con las manos limpias” y un presidente nuevo para afrontar los grandes retos que necesita el país.

Ese sería su “plan A”, ha dicho al monarca durante la reunión de 45 minutos que ha mantenido con Felipe VI, pero al ser consciente de que ni PP ni PSOE apuestan por esa vía, le ha planteado “un plan B”, que supondría un Gobierno en minoría de Mariano Rajoy, con la abstención del resto de fuerzas constitucionalistas.

Es decir, ha dicho Rivera, para sacar a España del bloqueo sólo hay dos vías posibles: un gobierno de consenso con el PP, el PSOE y Ciudadanos, liderado por “presidente nuevo”, o bien una abstención general que dé vía libre a Mariano Rajoy para seguir en La Moncloa en minoría.

 Rivera ha subrayado que su opción favorita, su 'plan A', es crear “un gobierno fuerte que luche contra la corrupción con las manos limpias” que nazca de un acuerdo de los tres principales partidos constitucionalistas. “Un nuevo presidente de un nuevo Gobierno con las manos limpias y las manos libres de los partidos que defendemos la Constitución, la Unión Europea y la lucha contra el terrorismo”, ha resumido.

Sin embargo, Rivera asume que “hoy por hoy” PSOE y PP “se dan la espalda” y no es posible aplicar su primera opción. Por eso plantea como segunda alternativa posible una abstención general ante la investidura del líder del PP en la que participen al menos los socialistas y su partido.

  • Reuniones con los líderes políticos

El Rey ha abierto hoy la última jornada de su ronda de consultas políticas, en las que recibe a Rivera, al líder de Podemos, Pablo Iglesias, y a Pedro Sánchez, del PSOE.

Ciudadanos ha vuelto a descartar ayer mismo un 'sí' de su grupo en el Congreso a la candidatura de Mariano Rajoy si finalmente se somete a una sesión de investidura, con el argumento de que no ha habido renovación en el PP que lo justifique, y ha advertido además de que su apoyo no facilitaría la formación de un nuevo Gobierno mientras el PSOE no aceptara abstenerse.

Por tanto, C's pide al líder del PP y al del PSOE, Pedro Sánchez, que abandonen las trincheras, hablen y negocien un “acuerdo de mínimos” que permita a los socialistas cambiar su posición y pasar del 'no' a la abstención, un paso que la formación naranja ya dio sin negociación ni contraprestaciones y que es necesario para desbloquear la situación del país y evitar nuevas elecciones.

 

Normas