Resultados

Las aerolíneas se desploman por el impacto del terrorismo

Easyjet registró una caída de los ingresos del 2,6%

Mostradores de facturación de la terminal 2 del aeropuerto de Niza
Mostradores de facturación de la terminal 2 del aeropuerto de Niza

Las principales aerolíneas europeas ha vivido una jornada bursátil teñida de rojo después de que EasyJet presentara resultados y Lufthansa revisara a la baja sus pronósticos.

En concreto, la compañía alemana ha cerrado con una bajada del 1,72%, hasta colocar sus títulos a un precio de 10,49 euros. Mayor fue el descenso de Easyjet que ha cerrado el día con una caída del 5,32% hasta los 10,67 euros por acción, tras reducir un 2,6% sus ingresos del tercer trimestre de su ejercicio fiscal que finalizó el 30 de junio, hasta los 1.196 millones de libras (unos 1.430 millones de euros).

Los atentados en el aeropuerto de Bruselas ocurridos en Semana Santa, la tragedia de Egipto y las huelgas de controladores aéreos, junto con el cierre de las pistas en el aeropuerto de Londres-Gatwick, lastraron sus cuentas. La compañía no ha logrado sacar rédito del aumento de pasajeros del 5,8%, hasta los 20,2 millones.

Para el cierre del año, la segunda mayor compañía europea de bajo coste por detrás de Ryanair, se mostró cautelosa y aseveró que no puede realizar una previsión de resultados debido a la inseguridad.

Los analistas esperan que esta compañía consiga a cierre de su ejercicio, un beneficio antes de impuestos de 592 millones de libras (713 millones de euros), lo que supone una caída del 14% con respecto al periodo anterior. Una cifra inferior a los 746 millones de libras (895 millones de euros) que anticipaban el pasado noviembre para este curso.


La alemana baja previsiones
Por su parte, Lufthansa, que ha finalizado el semestre con una facturación de 15.000 millones de euros, un 2,6% menos que en mismo periodo de 2015, prevé que este año el beneficio operativo sea menor que el obtenido el ejercio anterior, que fue de 1.800 millones, como consecuencia del “aumento de las incertidumbres políticas y económicas”.

El brexit representa otro de los factores clave en este descenso experimentado en el sector aéreo. EasyJet puso de manifiesto cómo la depreciación de la libra de casi el 10% está provocando que para los británicos le sea más caro viajar al extranjero.

La mala jornada vivida por EasyJet y Lufthansa se contagió también al resto de aerolíneas europeas. Air France-KLM ha visto cómo sus acciones se colocaban a un precio de 5,34 euros, un 4,11% menos. Las acciones de Ryanair han registrado una bajada del 5,24% hasta los 11,03 euros por título. El holding IAG, propietario de Iberia, ha cerrado con un precio de 4,86 euros, un 3,36% menos.

Normas