Indra, Fundación Universia y U-tad ponen en marcha CicerOn

Realidad virtual para adquirir el don de la palabra

CicerOn va dirigido a personas con síndrome de Asperger

En su desarrollo participan más de una decena de profesionales de diversas materias

También tendrá aplicaciónen el ámbito educativo

Estudiantes de U-tad prueban gafas de visión estereoscópica.
Estudiantes de U-tad prueban gafas de visión estereoscópica.

Marco Tulio Cicerón destacó en la Antigua Roma por su rica oratoria y su nombre define hoy a las personas que son muy elocuentes. Una habilidad como orador que el proyecto CicerOn, VR Speech Coach, quiere trasladar a las personas que sufren el síndrome de Asperger, y que Indra, Fundación Universia y U-tad (Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital) han puesto en marcha a través de la Cátedra de Investigación en Tecnologías Accesibles recién creada entre las tres organizaciones.

“El proyecto tiene como objetivo principal ayudar a personas con síndrome de Asperger a afrontar sus habilidades sociales, de conducta o comunicación mediante técnicas de entrenamiento de realidad virtual”, explica Natalia Gómez Esteban, responsable de acción social de Indra. El síndrome de Asperger es un trastorno neurobiológico del espectro autista cuyos afectados muestran ciertas dificultades en sus habilidades sociales, de conducta o comunicación.

Modelo único

El proyecto CicerOn se enmarca en las Cátedras de Tecnologías Accesibles que forman parte de la acción social de Indra. “Se trata de una iniciativa innovadora porque cada proyecto persigue probar y aplicar tecnología puntera a la resolución de las necesidades de personas con discapacidad”, explica Natalia Gómez Esteban. “Es un modelo de colaboración con la universidad y las fundaciones único. No nos consta que exista una iniciativa equivalente a nivel mundial, que haya generado un ecosistema de innovación que recoja las necesidades de las fundaciones y las transforme en soluciones tecnológicas, con Indra y las instituciones del conocimiento como socios”.

El proyecto CicerOn, que desarrollan investigadores, doctores y estudiantes de U-tad, “y que de momento está en fase de investigación y desarrollo con el objeto de determinar la validez terapéutica, la viabilidad y el impacto real en las personas con síndrome de Asperger”, apunta Gómez Esteban, ayudará a estas personas a disminuir el miedo, la ansiedad, fobia o rechazo que les provocan hablar en público y adaptarse a estas situaciones, para, de esta forma, a mejorar su desempeño tanto educativo como profesional.

“Si los resultados de la investigación son satisfactorios, se procederá a analizar con más detalle los ámbitos en que se podrá aplicar e implantar, pero quizá el sector educativo sea uno de los que más claramente se podrán beneficiar”, señala la responsable de acción social de Indra. “En el ámbito educativo, por ejemplo, sería una forma de vencer la resistencia a las metodologías docentes más participativas que fomenta en la universidad el Plan Bolonia, que tienen en cuenta las presentaciones y debates en la evaluación de los alumnos”, subraya.

Porque estas técnicas inmersivas pueden aplicarse “también para mejorar las habilidades comunicativas de todos aquellos usuarios poco habituados o que se sienten incómodos al hacer exposiciones en público o participar en debates”, remarca Gómez Esteban.

La aplicación permitirá al usuario interactuar con avatares virtuales a través de técnicas de gamificación, dinámicas de juego en entornos no lúdicos. La dificultad irá aumentando poco a poco en los diferentes niveles, según se vayan incorporando interacciones, interrupciones, ruidos, etc., logrando que el usuario mejore las exposiciones y el contacto y comunicación con su audiencia.

Para facilitar el uso de la solución, se podrá utilizar con gafas de visión estereoscópica y un smartphone, alternativa accesible que facilitará al usuario tener este entrenador virtual en su propia casa. Otra opción será su utilización a través de un dispositivo de realidad virtual con mejores prestaciones que genere un entorno virtual más inmersivo y realista.

Al tratarse de un proyecto multidisciplinar, los niveles y módulos serán definidos por un equipo de trabajo formado por más de una decena de expertos en diferentes disciplinas, liderados por la doctora Laura Raya, directora del proyecto por parte de U-tad: investigadores de las ramas de realidad virtual, gamificación, inteligencia artificial, comunicación, oratoria, diseño virtual y animación, así como psicólogos y pedagogos especializados. También se ha involucrado a las asociaciones de Asperger de España en el proyecto.

Normas