Crónica de los mercados

Las Bolsas recuperan casi todo lo perdido por el ‘brexit’

Las Bolsas europeas cotizaron con signo negativo tras el atentado terrorista en Niza. A pesar de ello, el Ibex únicamente retrocedió un 0,25% y en la semana se anota un 4,21%

Las Bolsas recuperan casi todo lo perdido por el ‘brexit’ Ampliar foto

El descalabro augurado tras la victoria del brexit en el referéndum británico del 24 de junio finalmente no está siendo tal. Las Bolsas han corregido, sí, pero tras ese mismo viernes negro en el que el Ibex registró la mayor caída de su historia con un -12,35%, la situación ha mejorado enormemente.

El selectivo español cede únicamente un 3,9% respecto al nivel que ostentaba antes del referéndum de Reino Unido, una caída inferior, por ejemplo, a la registrada en los primeros meses del año como consecuencia de las dudas sobre el crecimiento de China y del hundimiento del precio del petróleo.

IBEX 35 8.289,20 0,00%

Pero, si hay que buscar un ganador entre las Bolsas en este periodo, este se encuentra al otro lado del Atlántico. Los mercados de EE UU ni parpadean ya ante el riesgo procedente de Reino Unido y sesión tras sesión se anotan subidas que han llevado a los índices S&P 500 y Dow Jones a los 2160,56 y 18.489,98 puntos, respectivamente. Es decir, sus máximos históricos. Y es que, en realidad, muchos apuntan a que la incertidumbre derivada del brexit se ha convertido más en un estímulo que en una losa, toda vez que privó a la Reserva Federal de efectuar la subida de los tipos de interés que tenía prevista. Así, con la economía cada vez más rodada y datos positivos que se suceden, el único miedo que tienen los analistas es que Estados Unidos acabe muriendo de su propio éxito y el retraso en la subida del precio del dinero acabe derivando en el descontrol de la tasa de inflación.

En Europa, la semana ha resultado clave para disipar la incertidumbre política. La sucesión de Cameron al frente del Ejecutivo británico se efectuó con una rapidez inesperada y Theresa May tomó posesión de su cargo ya el miércoles. En lo relativo a los nuevos miembros del Gobierno de May, las miradas se han centrado en Boris Johnson, uno de los baluartes de la campaña a favor del brexit, que ocupará el Ministerio de Asuntos Exteriores.

La intervención el jueves del Banco de Inglaterra también supuso una nota positiva para los mercados. Expertos financieros alaban la actuación de Mark Carney, gobernador de la máxima autoridad monetaria de Reino Unido, que decidió retrasar a la próxima reunión los estímulos monetarios destinados a combatir el impacto del brexit. “Con su actuación no proyecta sensación de pánico y marca los tiempos”, explica Tomás García-Purriños, estatega de Morabank Asset Management.

En cualquier caso, no son pocos los analistas que advierten de que la tranquilidad que ahora mismo se registra en los mercados no se adapta al escenario económico actual. “Los mercados de valores se muestran demasiado complacientes sobre las posibles consecuencias de la histórica decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea”, comenta, por ejemplo, Lukas Daalder, director de inversiones de Robeco.

Con todo, los principales índices europeos cerraron la semana con fuertes subidas pese a la corrección generalizada de la sesión del viernes, jornada en la que las cotizaciones fueron del 0,01% que retrocedió el Dax al 0,22% que avanzó el Footsie. El Dax alemán se anotó una subida del 4,54%, el Cac francés avanzó un 4,34%; el Footsie británico, un 1,19%, el Euro Stoxx subió un 4,24% y el Mib italiano, un 4,25%.

La jornada del viernes la atención estuvo centrada en el atentado de Niza, (Francia) en el que 84 personas fueron asesinadas. Pese al impacto sobre el estado de ánimo de la sociedad europea, los inversores reaccionaron de forma fría a la información, a excepción de las hoteleras y las aerolíneas que sufrieron cierta corrección. En cualquier caso, el impacto sobre los mercados distó mucho del generado por otros ataques terroristas. Y es que los expertos señalan que el principal motor de las ventas derivadas de un suceso de este tipo es su relación con el pánico, un elemento que se acentúa con el factor sorpresa.

Por su parte, en el mercado de la deuda, el interés del bono español a 10 años se elevó hasta el 1,227% desde el mínimo de 1,147 que marcó el viernes pasado. Sin embargo, los focos estuvieron esta semana puestos en el interés de la deuda alemana a una década. El archiconocido bund germano cerró la semana ofreciendo a sus compradores un interés de nuevo positivo, concretamente del 0,06%.

El valor como activo refugio de la deuda alemana es, ahora que la tormenta bursátil se ha calmado, menos demandado y, tras alcanzar el 0,189% el viernes pasado, la gente retiró el capital de la renta fija alemana para dirigirlo hacia activos de mayor riesgo y, por tanto, opciones de una rentabilidad más jugosa. El repunte del interés del bund provocó, asimismo, una rebaja de la prima de riesgo, diferencial entre la deuda española y la alemana a una década, que cayó hasta los 122 puntos básicos desde los 133 en los que cerró la semana previa.

En el mercado de divisas, la libra ocupó una semana más los pensamientos de los inversores. La moneda británica repuntó en este periodo hasta los 1,31 dólares, un 1,78% por encima del nivel fijado al cierre de la semana anterior. Pese a todo, la libra todavía pierde un 11,3% de su valor desde que se produjera el brexit. Por su parte, el euro se apreció un 0,13% frente al dólar en el acumulado de los últimos cinco días. Así, la moneda comunitaria se cambia ahora a 1,10 billetes verdes, un soporte que no ha logrado perforar desde marzo.

Normas
Entra en El País para participar