Ataques contra la propiedad intelectual en el 33% de las pyme

La mayor parte de las empresas encuestadas creen que proteger sus innovaciones es positivo para su negocio

Ataques contra la propiedad intelectual en el 33% de las pyme

Según un informe elaborado por EUIPO sobre Propiedad Intelectual e Industrial, casi una tercera parte de las pymes reconocen haber sido objeto de vulneraciones de sus derechos de Propiedad Industrial. Ante estas infracciones, las pymes optan por tratar de resolverlas por la vía amistosa en un primer momento para pasar a emprender acciones judiciales si no consiguen resultados en las negociaciones.

Sin embargo, dado que los procesos judiciales son largos y costosos, las pymes de menor tamaño reconocen no haber iniciado acciones para defenderse del ataque a su propiedad industrial. En este sentido, el 35% de las empresas que no tienen registrados sus derechos de propiedad industrial aseguran que no ven ningún beneficio en hacerlo. Además, muchas pymes dejan de proteger sus activos por desconocimiento, complejidad en el proceso de registro y por los costes que ello supone.

Por otro lado, el informe revela que el 60% de las empresas consideran que la protección de sus innovaciones es positiva para su negocio. Destacan como ventaja la mejora notable de su reputación y su imagen y el refuerzo de sus perspectivas empresariales a medio y largo plazo.

¿Cómo y por qué registrar DPI?

Las pymes que deciden registrar sus activos suelen optar en su mayoría por medidas de protección alternativas a los registros de marcas, especialmente, en lo que se refiere a los nombres de dominio o a los secretos comerciales. Para el resto de innovaciones, las fórmulas más utilizadas son las marcas nacionales, las de la Unión Europea, las patentes, los dibujos nacionales y los modelos de utilidad. Las fases más importantes en el proceso de registro son la invención de nuevos productos, procesos o servicios y la posterior fabricación, comercialización y venta de los mismos.

Los motivos principales por los que las pymes deciden proteger sus derechos de propiedad industrial son evitar la copia de sus productos y servicios, asegurar jurídicamente sus innovaciones y aumentar el valor y la imagen de la empresa.

Normas