Debate de investidura

Ciudadanos se abstendrá en la segunda votación de Rajoy

El presidente del partido, Albert Rivera, durante una rueda de prensa
El presidente del partido, Albert Rivera, durante una rueda de prensa EFE

La Ejecutiva de Ciudadanos ha decidido, por unanimidad, votar en contra de Mariano Rajoy en la primera votación de la investidura y abstenerse en la segunda, si es que es propuesto por el Rey para intentar formar Gobierno, y han metido presión a los socialistas para que hagan lo mismo.

 

Una decisión “firme” que ha anunciado el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en una rueda de prensa en la sede de la madrileña calle de Alcalá después de reunir hoy a la ejecutiva tras el encuentro que mantuvo ayer con Rajoy en el Congreso y dejar ya la puerta abierta a facilitar un Gobierno en minoría del candidato del PP.

La opción por la que se han decantado ante la “tesitura” de escoger entre “lo malo y lo menos malo”, ha asegurado Rivera, ha sido difícil, pero estaban de acuerdo los 24 miembros de la dirección, que han estado debatiendo la propuesta durante hora y media.

Según ha explicado, se trata de una abstención “técnica” en segunda vuelta para promover la gobernabilidad, justificado así el cambio en la postura que Rivera ha defendido durante toda la campaña de no facilitar, ni por activa ni por pasiva, un gobierno de Rajoy, al considerar que no es la persona adecuada para afrontar los nuevos retos del país.

Pero ante la situación que hay y una vez descartado el “plan A”, el “ideal” para Rivera consistente en un Ejecutivo de coalición entre PP, PSOE y C's, han escogido no paralizar la legislatura, y lo han hecho sin poner sobre la mesa un pliego de condiciones.

Ciudadanos, que ni votará a favor de Rajoy ni tampoco entrará en su gabinete, ha recalcado, quiere ejercer una oposición responsable para poder liderar las reformas que necesita España y poner en marcha una nueva etapa de renovación.

Albert Rivera ha llamado a la reflexión del resto de partidos de la oposición, especialmente al PSOE, al afirmar que “ahora le toca a él mover ficha”.

Sólo con la abstención de otras fuerzas en la segunda vuelta “se pone en marcha la legislatura”, recalcando que hay que pensar en España “y no bloquear el país”.

Está convencido de que tanto los votantes de Ciudadanos como los de otras formaciones entenderán que han hecho “lo correcto” y que ahora ya toca “trabajar” y ha insistido en que su abstención no es un apoyo a Rajoy sino un mecanismo para que los españoles no tengan que volver a las urnas.

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar