Deporte

El atletismo español resurge en el año de su saneamiento

En 2016 vence el plan que preveía reducir la deuda de la RFEA a la mitad. En 2013, la subvención del Consejo Superior de Deportes se redujo un 44%.

Los españoles Ilias Fifa y Adel Mechaal llegan a la meta en la carrera de 5.000 metros, en los Europeos de Ámsterdam.
Los españoles Ilias Fifa y Adel Mechaal llegan a la meta en la carrera de 5.000 metros, en los Europeos de Ámsterdam. Getty Images

Con la ayuda de la foto finish, después de un minuto que resolvió, con suspense, el orden en el que los cuatro primeros corredores cruzaron la meta, los atletas españoles Ilias Fifa y Adel Mechaal se proclamaban el domingo medallas de oro y plata de la prueba de 5.000 metros en el Europeo celebrado hasta ese día en Ámsterdam (Países Bajos). Ambos, de origen marroquí, elevaban la cosecha de medallas para el atletismo español hasta las ocho, el mejor resultado, tanto en número como en oros conseguidos, en unos europeos al aire libre desde Göteborg 2006.

Además del doblete de Fifa y Mechaal, Ruth Beitia, a sus 37 años, se convirtió en la primera saltadora de altura en ganar tres veces consecutivas el oro europeo en su especialidad, y Bruno Hortelano, nacido en Australia hace 24 años, en el primer español en ganar en la prueba de 200 metros lisos. Hitos que llegan en un año histórico para el atletismo español. Terminada una de las citas principales del calendario, queda por afrontar el gran reto:los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, que darán comienzo el mes que viene. Desde Atenas 2004, el atletismo nacional no ha conseguido medalla alguna, y en Londres 2012 solo hubo cuatro finalistas.

A nivel deportivo se había tocado fondo, pero también en el aspecto económico. Aquel ejercicio, la Real Federación Española de Atletismo declaraba 320.000 euros de pérdidas, con una deuda que superaba los cinco millones de euros, un fondo de maniobra negativo de 1,3 millones de euros, reservas negativas por 75.000 euros y un patrimonio neto, también negativo, de más de 325.000 euros. Aquel mismo año, el Consejo Superior de Deportes (CSD) anunciaba un recorte drástico en las subvenciones a las federaciones deportivas para el ejercicio siguiente. De media, el ajuste llegaba al 34%, pero en la de atletismo, junto a la de natación, la que mayor subvención recibe, caía en un 44%. Según el CSD, entonces había hasta 30 federaciones deportivas en quiebra técnica, incluida la RFEA. La solución pasaba por la elaboración, y el cumplimiento, de un plan de viabilidad en el periodo 2013-2016.

La reducción de gastos ha sido el punto clave. Si en 2012, los gastos de explotación se elevaban por encima de los 12 millones de euros, en los siguientes ejercicios se moderaron hasta el entorno de los 4,5 millones. Los gastos de personal, de algo más de tres millones, han pasado a los 2,2 presupuestados para 2016.

Ya en 2014, la RFEA registró un beneficio de 364.669 euros, aunque los objetivos principales eran, por un lado, una reducción drástica de la deuda, y por otro, volver a tener un patrimonio neto positivo. Esto se consiguió el año pasado, con un beneficio de 807.755 euros, y un patrimonio neto declarado de 708.580 euros.

La española Ruth Beitia celebra su victoria en la final de salto de altura femenino, con un salto de 1,98 metros, durante los Campeonatos Europeos de Atletismo en el estadio Olímpico de Amsterdam en Holanda.
La española Ruth Beitia celebra su victoria en la final de salto de altura femenino, con un salto de 1,98 metros, durante los Campeonatos Europeos de Atletismo en el estadio Olímpico de Amsterdam en Holanda. EFE

Datos que son mejores que los plasmados en el plan de viabilidad trazado por la RFEAy del CSD, pero que responden a dos motivos. Por un lado, el aumento de la subvención pública del CSD, que subió a 3,5 millones de euros. Sumados los fondos del Plan ADO, estas ayudas superaron los ingresos que genera por sí misma la RFEA. Además, contó con la aportación de más de 400.000 euros de LaLiga4Sports, el ente creado por La Liga, la patronal de los clubes de fútbol españoles, que destina el 1% de la recaudación televisiva al pago de la seguridad social de las federaciones deportivas.

El plan de saneamiento concluye este año, y, si se cierra con 500.000 euros de beneficio, como está presupuestado, no hará falta foto finish para cumplirlo. Será un año histórico, además, por la salida del presidente de la RFEA los últimos 27 años José María Odriozola, que no se presentará a las elecciones que se celebrarán el próximo 26 de noviembre.

Normas