Inversiones

La gran distribución compite calle por calle

Las cadenas de supermercados invertirán más de 1.000 millones

La gran distribución compite calle por calle

La lucha por la última esquina no ha hecho nada más que comenzar. Globalización, cambios en los hábitos de vida y una menor renta disponible, constituyen la terna perfecta para la expansión de las cadenas de supermercados. Productos a un precio más bajo, ofertas como elemento diferenciador y realizar una compra en tiempo exprés son los pilares sobre los que se ha erigido este imperio que invertirá este año en España más de 1.000 millones de euros.

 Pese a que su penetración en el país tuvo lugar hace más de 20 años, no fue hasta 2008 cuando su crecimiento se perpetuó entre los consumidores. Desde que comenzó la crisis, el número de establecimientos de este tipo se ha incrementado en 2.400 hasta alcanzar las 19.102 tiendas el año pasado. Según fuentes del sector, España es el segundo país en el que más se consume marca blanca.

Con un montante de 650 millones de euros, Mercadona encabeza el ranking de cadenas de supermercados que más dinero destinarán este año en España. “La inversión irá dirigida, principalmente, a la apertura de 60 nuevas tiendas así como a reformar 35 supermercados”, afirman desde el grupo presidido por Juan Roig. La renovación de su página web, que generá a la empresa entre 30 y 40 millones de pérdidas al año, y el inicio de la construcción de su segundo centro de proceso de datos en León, serán otros de los puntos fuertes en los que el grupo valenciano asignará parte de este montante.

Lidl representa otra de las multinacionales que quiere seguir fortaleciendo su marca en España. Tras experimentar esta primavera su máxima cuota de mercado hasta el 4,1%, la firma germana anunció la semana pasada, un gasto de 350 millones. Un desembolso récord en los 22 años de historia de Lidl España.

En concreto la compañía aseguró la apertura de 40 nuevos establecimientos. Una parte de ellos serán de nueva creación en municipios donde la empresa aún no dispone de locales, aunque la gran mayoría tienen como objetivo sustituir tiendas pequeños por centros de mayor superficie. Supondrá la creación de 800 puestos de trabajos directos.

Por su parte, el grupo Dia se aleja de la dinámica de los anteriores grupos y aboga por una estrategia focalizada en la consolidación e integración de las adquisiciones realizadas durante los últimos 3 años. La cotizada española ha comprado tiendas a Eroski, El Árbol y Caprabo. “El primer trimestre es el periodo en el que menos apertura se llevan a cabo en el sector”, aseguran desde la compañía española. Y es que de enero a mayo grupo Dia ha abierto 22 tiendas propias con una creación de empleo de 167 personas, aunque no ha precisado la cuantía de dicha inversión. 

El hipermercado busca otros horizontes

Los planes de expansión de las cadenas de alimentación, presionan a la baja los hipermercados, que han registrado la peor evolución en cuota de mercado durante los primeros meses del año.
Según datos de Kantar Wordlpanel, Carrefour, líder en este formato de tiendas, mantiene su porcentaje de venta durante los primeros meses del año, pero retrocede tres décimas con respecto al pasado año.

Ante esta situación, el grupo francés ha redirigido su estrategia hacia una estructura de franquicias. Carrefour Express es el nombre que recibe este formato basado en la proximidad. Una idea muy similar a la que usan sus competidores: los supermercados.

Pese a que desde la firma francesa declinaron detallar su plan de inversión para este año en España, Carrefour alcanzó un acuerdo el pasado febrero con Eroski a través del que adquirió 36 hipermercados y 22 gasolineras de la firma vasca por 205 millones de euros.

Como consecuencia de esta ampliación, Carrefour tiene previsto contratar 3.200 personas de un total de 4.400 nuevos empleados que se incorporarán con contrato fijo de cara a los próximos meses. “Uno de los objetivos es que el 85% de la plantilla cuente con un contrato indefinido”, aseguran desde la compañía.

Normas