Aerolíneas

Fomento y Generalitat exigen que IAG salga al rescate de Vueling

AESA y Aviación Civil vigilan la planificación del próximo fin de semana

Colas de facturación en los mostradores de Vueling en la Terminal 1 del Aeropuerto de El Prat, en Barcelona.
Colas de facturación en los mostradores de Vueling en la Terminal 1 del Aeropuerto de El Prat, en Barcelona.

Fomento y Generalitat de Cataluña están echando de menos el respaldo de IAG a Vueling durante la crisis de la low cost en El Prat. Y así se lo han hecho saber a la dirección de la aerolínea durante las reuniones mantenidas en las dos últimas jornadas.

Fuentes de toda solvencia aseguran que la ministra Ana Pastor indicó, “con máxima rotundidad”, al presidente Javier Sánchez-Prieto que el holding que agrupa a grandes aerolíneas como Iberia y British Airways debería asumir el rescate de una de sus empresas cuando está en dificultades. Sobre todo si afectan a miles de pasajeros, así como a las operaciones de un aeropuerto del volumen de El Prat. La titular de Fomento vuelve a exhibir máxima firmeza frente a IAG, con la que mantuvo un tenso pulso durante la reestructuración de Iberia entre finales de 2012 y 2013, haciendo de la reducción de operaciones en la T4 de Barajas una cuestión de Estado.

En parecidos términos se manifestó el responsable de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Cataluña, Josep Rull, en el encuentro que mantuvo el lunes con los directivos de la aerolínea. “Para garantizar la oferta de Vueling hacen falta más refuerzos y la empresa pertenece a un grupo fuerte, IAG, en el que están Iberia y British Airways, con recursos suficientes”, insistió ayer el consejero en una entrevista en la Cadena SER. El mandatario también cargó contra los controles de Fomento: “El Gobierno del Estado tiene mecanismos suficientes para ver si los slots pueden, o no, ser viables. Ya hubo indicios en Semana Santa de que se estaba estirando demasiado el chicle”.

La ayuda de Iberia es complicada al tener ocupada la flota, pero ha prestado apoyo de forma puntual en los últimos días

La ayuda de Iberia o Iberia Express se antoja complicada por cuanto tienen cerradas sus operaciones en julio y los aviones volando. Según ha podido saber CincoDías, jornadas atrás apenas se ha podido tapar alguna grieta en la programación de Vueling con un A340 de Iberia, pero de forma puntual.

Vueling, que tiene programadas 700 operaciones diarias con 108 aviones, presentó ayer su plan de contingencia para atender las reservas de sus clientes y tanto la Agencia Estatal de Seguridad Aérea como Aviación Civil vieron “razonables” las iniciativas de ampliación de flota, con el alquiler de seis aviones, como de plantilla, con los 34 nuevos pilotos. La empresa sigue buscando aviones entre pequeñas aerolíneas.

Eso sí, los supervisores hicieron matizaciones y volverán a reunirse con la empresa el jueves para estudiar al detalle la planificación del fin de semana. Vueling también ha elevado el tiempo de escala de 35 a 45 minutos.

Entretanto, IAG no ha hecho manifestación pública alguna. Ayer presentó las estadísticas de tráfico de junio, señalando como hecho destacado del mes la apertura de la primera ruta de Iberia hacia China, pero guardando silencio sobre los problemas operacionales de la mayor low cost española. IAG no puede escudarse en que los problemas son de julio y no tienen cabida en los hechos relevantes del mes anterior: “Desde Vueling queremos expresar nuestras más sinceras disculpas a los pasajeros afectados por los inconvenientes provocados por nuestra operativa durante las últimas semanas”, declaró el viernes, primer día de julio, David García Blancas, director Comercial de Vueling. Los problemas vienen de atrás.

La cotización de IAG perdió ayer un 0,4%, mientras iba amainando el temporal en el El Prat. Vueling canceló 66 operaciones, 18 en Barcelona, donde las aglomeraciones ya no fueron las de días atrás a la vista de que se habían anticipando las suspensiones culpándose a la huelga de controladores en Francia.

Además del apoyo de las firmas hermanas, tanto Fomento como la Generalitat piden a la dirección de Vueling que cancele con la máxima anticipación posible los vuelos que no sea capaz de asumir para dar capacidad de reacción tanto a los clientes como a los aeropuertos. “Vueling ocupa una posición privilegiada en la T1 de El Prat, mientras el resto de aerolíneas de bajo coste están en la T2. Debe estar a la altura”, insistió Rull.

La ‘low cost’ elevó un 11% su oferta en junio

Vueling incrementó su oferta de asientos en junio un 10,9% respecto al mismo mes del año pasado, y en el acumulado del ejercicio el alza fue del 14% en comparación con el primer semestre de 2015, según datos publicados por IAG. La evolución de la oferta de Iberia fue del 2,3% en junio y del 5,1% desde enero, mientras que British Airways ha sumado un 1,8% y 2%, respectivamente, a los asientos operados en junio y durante el primer semestre de 2015.

La demanda atendida por las aerolíneas de IAG, medida en pasajeros por kilómetro transportados, subió un 13,6%; la oferta, por su parte, se incrementó un 13,2%. Los pasajeros transportados en los seis primeros meses suben un 20,8% respecto al mismo periodo de 2015, con 46,7 millones gracias al fuerte tirón experimentado en rutas europeas y en las que parten a Norteamérica, con un alza del 32% y 17%, respectivamente.

El coeficiente de ocupación sube del 79,3% al 80%, con los vuelos a Latinoamérica, operados principalmente por Iberia, como mayores exponentes al repetir el 82% de ocupación de hace un año.

La carga, por último, crece cerca del 2%, hasta 2,6 millones de toneladas en el primer semestre.

Normas
Entra en El País para participar