Seguros / 38 Aniversario

El medio online redibuja el negocio asegurador

Las compañías demandanla participación del sector privado en la previsión social

El medio online redibuja el negocio asegurador

El sector asegurador se enfrenta a dos cambios legislativos de gran impacto. Por un lado, Solvencia II, una normativa que plantea diversificar el negocio y minimizar sus riesgos a la vez que intenta unificar la regulación en todos los países europeos y que, además, incluye un baremo que puntúa el nivel de solvencia de las distintas compañías. En 2015, las 20 principales aseguradoras de España obtuvieron un ratio medio del 195%. Destacaron Mutua Madrileña (310%), Axa (205%) y Generali (202%).

El segundo cambio legislativo al que ya se está haciendo frente es la entrada en vigor del nuevo baremo de accidentes. Para esta última regulación, las compañías afirman haber descontado parte del gasto antes de su entrada en vigor, repercutiendo en los resultados de 2015 e incluso en los de 2014, como es el caso de Axa. A pesar de los costes derivados de esta medida, todo el sector aplaude su aprobación, pues –en palabras de los directivos de las principales entidades– regula de una forma más efectiva y racional las indemnizaciones por accidentes, de tal manera que los mayores perjudicados cobran una mayor cuantía y aquellos con lesiones más leves cobran menos.

Aunque este cambio supondrá –de media– un 16% de incremento de los costes para las compañías, la mayoría sostiene que la subida no se verá reflejada en los precios de los seguros. “Mutua tratará de absorber estos impactos en su cuenta de resultados vía recorte de gastos”, dicen desde la entidad. Ejemplo de ello es la congelación de las primas de los seguros de autos a dos terceras partes de su cartera, una medida que beneficiará a un millón de sus clientes.

Precisamente, el precio de las pólizas es uno de los factores que más ha hecho sufrir a las compañías durante los últimos años. “La reducción del consumo de carburante y la menor utilización de los vehículos han provocado un recorte de en torno al 25% en los precios de los seguros”, explica José Luis Ferré, consejero delegado de Allianz. Pero el futuro pinta prometedor. “Con la subida del consumo de carburante, así como la mayor utilización de los vehículos, además del alza de las indemnizaciones por la entrada del nuevo baremo, parece lógico que se produzca una cierta subida de precios en los seguros”, prosigue Ferré.

25% es la rebaja de los precios de los seguros de autos en los últimos años por la reducción del consumo de carburante, de la utilización de los vehículos y de su siniestralidad.

INNOVACIÓN Para Accenture e ICEA, “la innovación no son acciones puntuales, sino que se ha sistematizado y persigue mejorar el servicio prestado y la información que recibe el cliente”.

16% es la media del incremento de los costes de las aseguradoras tras la entrada en vigor del nuevo baremo de accidentes, según las previsiones de las principales compañías.

  • La nueva era

Pero, sin duda, si hay un factor que ya está marcando al sector, es el proceso de digitalización. Las redes sociales, la multicanalidad y las aplicaciones móviles, acompañadas de una mayor agilidad y sencillez en los procesos, protagonizarán la nueva era. Las principales compañías ya están poniendo en marcha auténticas renovaciones en su manera de actuar y servir a sus clientes, unas medidas que en muchos casos pasan por la figura del mediador.

Catalana Occidente apuesta firmemente por ellos. “Son nuestro canal prioritario y creemos que en nuestro constante desarrollo en internet debemos ir acompañados por nuestros 20.000 mediadores”, declara Francisco Arregui, director general del grupo.

Por su parte, Allianz se encuentra en la primera fase de lanzamiento de su proyecto Full Digital, un conjunto de nuevos procesos, herramientas y productos pensados para satisfacer las necesidades del cliente en cualquier lugar y por cualquier canal. Hasta ahora han lanzado tres nuevos seguros de automóvil, hogar y vida riesgo, que guardan la peculiaridad de ofrecer más facilidades en cuanto a su contratación.

Entre los proyectos de Mapfre destaca el diseño de una nueva plataforma corporativa y un nuevo negocio directo digital, vinculando internet y teléfono. “La plataforma nos aportará agilidad, eficiencia, especialización y mejoras en nuestro servicio. Mientras que el nuevo negocio directo digital, que impulsará la actividad de Verti [compañía de seguro directo de Mapfre], dotará de nuevas aplicaciones de movilidad a nuestra red comercial al tiempo que ponemos en marcha servicios para aumentar las transacciones digitales de preventa, venta y posventa”, explica su presidente, Antonio Huertas.

En esta línea trabaja Mutua Madrileña, que contempla la transformación digital como uno de los pilares de su plan estratégico 2015-2017. Con el desarrollo de un nuevo modelo de marketing online, la mejora sistemática de los canales de atención al cliente por internet, la optimización del uso del big data y el desarrollo de nuevos negocios vinculados a la digitalización, la aseguradora tiene como objetivo construir una nueva compañía más intercomunicada, colaborativa y accesible. Y con mejor información para la toma de decisiones en tiempo real.

Pero si hablamos del futuro del sector, no se podrían dejar en el tintero las perspectivas económicas y políticas del país. Antonio Trueba, director general de VidaCaixa, considera que su evolución depende del incremento de la demanda y la oferta de soluciones de ahorro para la jubilación: “El peso específico del ahorro previsión en España alberga un gran potencial de crecimiento en su convergencia con Europa: existe un mercado potencial cinco veces mayor al actual. Sin embargo, esta demanda de soluciones no se canaliza de forma natural a los seguros, que son instrumentos óptimos para cubrirlos”. 

El ahorro a largo plazo, tarea pendiente del nuevo Ejecutivo

Las principales aseguradoras coinciden en los deberes que encargarán al nuevo Gobierno. El fomento del ahorro a largo plazo deberá estar en la agenda del próximo Ejecutivo, si pretende tener al sector contento.

“En Axa llevamos años defendiendo la necesidad de un sistema público fuerte de reparto, que sea seguro y sostenible en el tiempo (lo que en la jerga del sector se conoce como el primer pilar). Y este debe ser complementado con una pensión profesional resultado de un convenio colectivo (segundo pilar), y una pensión individual (también complementaria y tercer pilar) basada en planes de ahorro privados. Unos planes que habrían de contar con incentivos equitativos, destinados a los trabajadores con ingresos bajos, a los empleados por cuenta propia y a quienes no tuvieran los suficientes años de cotización. Lo que el sector necesitaría es que el nuevo Gobierno impulsara de manera definitiva, como hace años se acordó en el Pacto de Toledo, y más recientemente en el Parlamento Europeo, el segundo y tercer pilar”, sentencia Luis Sáez de Jáuregui, director de distribución y ventas de Axa.

Desde Zurich van más allá. La compañía solicita al próximo Ejecutivo el desarrollo de nuevas políticas que tengan como finalidad dotar al regulador de los recursos y capacidades técnicas para abordar las normativas europeas. Además, la aseguradora se muestra firme sobre el impulso del proceso de digitalización. “Si queremos que España se sitúe como líder en la era digital, es imprescindible la inversión en innovación y desarrollo”, dictaminan en la empresa.