Mercado inmobiliario

Operación Mahou-Calderón, desbloqueo y reinicio en octubre

El Atlético de Madrid se mudará a La Peinetael año que viene

El Ayuntamiento ha reducido la edificabilidad y no soterrará la M-30

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, y Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid, este viernes.
Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, y Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid, este viernes.

Hay principio de acuerdo. Si la Justicia no lo vuelve a impedir. Este viernes, el Ayuntamiento de Madrid, el grupo Mahou San Miguel y el Atlético de Madrid escenificaron el entendimiento para desarrollar una nueva propuesta de la operación urbanística Mahou-Calderón.

Se trata del tercer proyecto que los munícipes de Madrid presentan. En 2008 lo hizo Alberto Ruiz Gallardón (PP). Y en 2014 lo repitió Ana Botella (PP). En esta ocasión, su sucesora Manuela Carmena (Ahora Madrid) vuelve a presentar su proyecto.

Los cambios sustanciales implican una reducción de la edificabilidad, que pasa de 175.000 metros cuadrados a 147.000 m2, de los que 129.000 m2 serán para vivienda (13.000 protegida).

Además, se reducen la altura de los edificios, limitados a ocho plantas, en vez de los rascacielos que alcanzaban hasta 20 pisos en el anterior proyecto. Precisamente el asunto de las alturas provocó el fracaso de los anteriores intentos. El pasado 4 de junio, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid anuló el plan de reforma interior de la operación aprobado en 2014, que ya fue declarado nulo en 2015 por incumplir el límite de tres alturas máximas en las edificaciones. Esa norma había sido promulgada por la presidenta regional Esperanza Aguirre (PP) en 2007 y tumbada por su sucesora, la también popular Cristina Cifuentes.

Otro de los cambios será la renuncia a soterrar el tramo de la M-30 que discurre junto al Calderón. Ahora se decide cubrir esa parte, aprovechando parte de las estructuras de las actuales gradas del estadio. Por esa zona pasan cada día miles de coches, así que queda la duda de cómo se integrará con el colindante parque lineal Madrid Río, que ideó Gallardón tras soterrar esa vía.

El Consistorio ha buscado abaratar el proyecto. En el anterior, FCC se encargaba de hacer la obra a cambio de desarrollar las viviendas en los terrenos del actual campo y en el enorme solar que ocupaba la histórica fábrica de Mahou. Pero en el nuevo proyecto, se ha desligado la constructora controlada por el magnate mexicano Carlos Slim. Ahora, el cubrimiento será abordado por el Ayuntamiento, con un coste entre 50 y 60 millones de euros.

Los dos promotores privados (el club y la cervecera) presentarán antes final de verano un proyecto, recibir las alegaciones, y el equipo de Carmena espera aprobarlo en octubre. En cualquier caso, Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid, recordó que esta será la última temporada del equipo en el estadio, ya que en 2017 se mudarán a La Peineta, actualmente en construcción.