Adquisiciones empresariales

Arcelor y Marcegaglia pujan por Ilva para blindar Italia

Alianza de ArcelorMittal con la siderúrgica italiana Marcegaglia por la principal fábrica de Ilva en el país transalpino. Los dos socios quieren cerrar el paso a otros competidores.

Arcelor y Marcegaglia pujan por Ilva para blindar Italia

ArcelorMittal y Marcegaglia han forjado una alianza inédita para participar juntos en la puja por la planta siderúrgica de Ilva en la localidad de Tarento, ubicada en el sur de Italia y ahora en manos del Gobierno de Roma. Es el típico complejo industrial que nació en la pasada década de los sesenta, junto a grandes poblaciones urbanas y sin respetar unas mínimas condiciones medioambientales.

Ilva llegó a sumar en las instalaciones de Tarento hasta ocho hornos altos en actividad, con una capacidad de producción anual por encima de los diez millones de toneladas de acero de toda la gama de productos planos. Desde acero en frío hasta galvanizado, pasando por hojalata, unidades recubiertas de pintura. También puede fabricar en Tarento tubos sin soldadura.

  • Más de 14.000 trabajadores

Ahora, la fábrica de Ilva solo tiene 14.000 trabajadores y sus instalaciones están en condiciones de producir hasta seis millones de toneladas por ejercicio. Este último dato es el principal de sus activos, puesto que la multinacional que preside Lakshmi Mittal y su socio Marcegaglia quieren blindar el mercado italiano del acero contra otros competidores que puedan acercarse al país transalpino para conseguir ese volumen industrial.

Por la planta de Tarento ya han presentado propuestas el grupo turco Edermir y la corporación brasileña Companhia Siderurgica Nacional, que con esta operación quiere huir del declive de la construcción de su país, el principal cliente de siderurgias como la de Tarento.
ArcelorMittal no ha buscado a un socio cualquiera. Marcegaglia suma décadas de trayectoria industrial y su presidenta, Emma Marcegaglia, fue durante años la cabeza visible de Cofindustria, la patronal italiana.

Según comunicó ayer Geert Van Poelvoorde, vicepresidente ejecutivo y consejero delegado del Departamento de Aceros Planos de ArcelorMittal Europa, el centro de Tarento de Ilva “representa una oportunidad de inversión convincente”. Añadió que la operación no compromete “la fortaleza del balance” del líder mundial en acero.

El ejecutivo del grupo de la familia Mittal recordó “los tiempos difíciles” de las instalaciones de Tarento, que funcionan desde hace dos años al mínimo de capacidad por las denuncias de las poblaciones cercanas. Los colectivos sociales de la zona han denunciado la proliferación de casos de cáncer por las emisiones de la siderúrgica. Como referencia, si Tarento tiene ocho hornos altos, AHVllegó a tener en España tres en sus buenos tiempos. Y la antigua Ensidesa sumó hasta nueve. Ahora solo tiene uno en actividad, con una capacidad anual de 4,5 millones de toneladas. El Gobierno de Italia ha invertido 300 millones en Tarento.