Expansión internacional

Glovo aterriza en el mercado francés

La startup española ya opera en cuatro ciudades europeas

óscar Pierre, fundador de Glovo y  Cédric Cauquy, responsable de Glovo en Francia
óscar Pierre, fundador de Glovo y Cédric Cauquy, responsable de Glovo en Francia

Glovo, la aplicación que permite a los usuarios comprar, recibir o enviar productos dentro de una misma ciudad, ha anunciado hoy el inicio de su operación en París, con el objetivo de convertirse en la plataforma móvil de referencia en este mercado.

Esta decisión llega dos meses después de que la startup española aterrizara en Milán. “Poder entrar en París representa un paso de gigante en nuestra estrategia internacional para así consolidar nuestra presencia a nivel europeo”, asegura el fundador y consejero delegado de la empresa, Óscar Pierre.

Desde la empresa aseguran que su objetivo se centra en hacer de París la ciudad de referencia en el continente como punto clave para su internacionalización.“Una ciudad tan frenética y cosmopolita como París, necesita glovers para facilitar la vida a sus habitantes llevando a la puerta todo lo que necesiten”, constata el responsable de la empresa en Francia, Cédric Cauquy.

Tras esto, la empresa nacida en la ciudad condal incrementa su presencia por Europa, donde ya opera en España, Italia y, a partir de ahora, en Francia. En concreto, en España, el servicio de Glovo se encuentra disponible en Madrid, Valencia y Barcelona, ciudad en la que comenzó a desarrollar su actividad en 2015.

De cara al futuro, la firma no descarta la posibilidad de comenzar a prestar sus servicios en otras ciudades españolas, así como en Roma, a la que consideran un foco clave de cara a su expansión internacional. 

Este proceso de internacionalización se está llevando a cabo gracias a la ronda de financiación que la compañía llevó a cabo a finales de 2015 y a través de que consiguieron canalizar más de 2 millones de euros.

Cuando se le pregunta por las proyecciones futuras, la meta se materializa una cifra: alcanzar los 6 millones de euros de facturación durante este ejercicio. "Hemos superado la barrera de los 1.000 pedidos  en un día", argumenta Pierre. 

La aplicación, que realiza principalmente servicios de restauración, cuenta en este momento con más de 200.000 usuarios activos, cerró su primer ejercicio con una facturación un 30% superior a la prevista.