Alta Velocidad

La Guardia Civil registra oficinas de ADIF en Barcelona y Madrid

Atlas

La Guardia Civil ha detenido este martes a 14 empleados de la empresa pública de administración de infraestructuras ferroviarias Adif en una operación por el presunto sobrecoste de más de 82 millones de euros en tres obras de la alta velocidad en la zona de la estación de La Sagrera, en Barcelona. También se han llevano a cabo registros en 15 domicilios en Barcelona y Madrid, tanto particulares como sedes de los diversos entes públicos y privados que participan en las obras.

La trama está acusada de inflar facturas en proyectos próximos a la estación del AVE mediante dobles mediciones de los trabajos. Implica a funcionarios, directivos de compañías contratistas y empleados de empresas que dan auxilio técnico a la obra pública.

En el marco de la operación, dirigida por la titular del juzgado de instrucción número 26 de Barcelona, la Guardia Civil registró, entre otros, la sede del gestor de Infraestructuras Adif en La Sagrera y oficinas del mismo ente público en la calle Titán de Madrid. Los agentes también acudieron a las oficinas de una Unidad Temporal de Empresas (UTE) que tenía adjudicadas algunas de las obras bajo sospecha, situadas en la calle Fluvià de Barcelona, según fuentes cercanas al caso.

La investigación, iniciada en noviembre de 2014, deriva de una denuncia presentada por Adif, que detectó dobles mediciones en tres tramos de las obras del AVE en La Sagrera que reflejaban “diferencias sustancias entre la obra certificada como realizada y la que en realidad se habría ejecutado”, según la Fiscalía. Dos de los detenidos hoy ya fueron arrestados en 2140 en una operación similar. Se trata de el exdirector de obras de Adif Jaime G.G. y el exdirector de Alta Velocidad de la zona noroeste del AVE Rafael R. Aquella operación se saldó con una decena de detenciones por alterar las mediciones técnicas y falsear certificaciones en el tramo entre La Sagrera y el Nus de la Trinitat, adjudicado a la empresa Corsan.

Los sobrecostes detectados hoy afectan a tres proyectos: el citado tramo entre La Sagrera y el Nudo de la Trinitat, la construcción de los accesos a la estación de la Segrera y la construcción de la estructura de la misma estación.

La fiscalía cree que la red habría “emitido de forma reiterada e intencional sucesivas certificaciones de obra con unos importes muy superiores a los trabajos efectivamente realizados por las empresas contratistas”. El falseamiento de las certificaciones respondía, según el ministerio público, a la intención de favorecer indebidamente a las empresas contratistas, que presuntamente habían estado percibiendo de este modo sumas de dinero muy superiores a las que realmente les correspondía recibir.

Sobrecoste del 31%

El Tribunal de Cuentas ya advirtió en 2013 de un sobrecoste del 31% en las obras de construcción de la línea ferroviaria de alta velocidad (AVE) entre Madrid y Barcelona, equivalente a 1.732 millones de euros, y abrió expedientes por irregularidades en las obras y por no imponer penalizaciones a los constructores que incumplieron sus obligaciones contractuales.

Los desvíos provocaron que cada uno de los 621 kilómetros que unen ambas ciudades costó de media 14,44 millones de euros, a resultas sobre todo de las modificaciones de contrato, obras complementarias y de emergencia, revisiones de precios, liquidaciones adicionales, prórrogas y ampliaciones de plazo.