Telefonía móvil

Google planea fabricar su propia línea de ‘smartphones’

Los actuales Nexus de Google han sido fabricados por HTC y LG.
Los actuales Nexus de Google han sido fabricados por HTC y LG.

Google parece estar dispuesta a intensificar la guerra en el negocio de los smartphones. Según informa The Telegraph, el gigante de internet estaría trabajando en un teléfono inteligente que diseñaría y fabricaría la propia Google, a diferencia de los actuales Nexus que los fabrica para ella LG y HTC. El nuevo móvil estaría listo para su lanzamiento antes de terminar el año. La publicación británica, que cita a fuentes conocedoras del proyecto, añade que la firma de Mountain View está negociando con operadoras de telefonía móvil de cara a asegurarse la futura distribución del producto.

Las fuentes citadas explican que con este movimiento Google buscaría controlar al 100% la experiencia de Android. Su sistema operativo está hoy presente en cuatro de cada cinco smartphones vendidos en el mundo, pero la compañía “está preocupada por la fragmentación [de Android] y quiere controlarlo más, como hace Apple con sus iPhones y su sistema operativo iOS”, según advierte Ben Wood, analista de CCS.

La proliferación de teléfonos con Android ha llevado a que los diferentes fabricantes de móviles hayan hecho sus propias adaptaciones de esta plataforma a sus terminales y muchas veces la actualización del sistema operativo no se produce al ritmo deseado por Google. En este sentido, The Telegraph recuerda que aunque Android se ejecuta en la mayoría de los smartphones vendidos, Apple todavía domina la gama más lucrativa del mercado, por lo que esta acción de Google buscaría dar la batalla en ese segmento. Así, de confirmarse la noticia, el nuevo móvil llegaría poco después de que llegara al mercado el iPhone 7, previsto para septiembre.

Desde Google aseguraron ayer a CincoDías que “no comentamos sobre rumores o especulaciones”, pero tampoco negaron una noticia que, para algunas fuentes del sector consultadas, no resultaría extraña, pues con esta acción Google podría garantizarse el éxito de propios servicios. Curiosamente, el movimiento del buscador llegaría después de que la Comisión Europea acusara a Google en abril de monopolio y de abuso de posición dominante con Android.

La nueva apuesta de la compañía no supondría, en cualquier caso, su estreno como fabricante de hardware. La firma está detrás de Gloogle Chromecast, de los Chromebooks Pixel o de la tableta Pixel C, su alternativa al iPad Pro, creada sin aliados.