¿Qué cable necesito para aprovechar al 100% la fibra óptica?

¿Qué cable necesito para aprovechar al 100% la fibra óptica?

Respecto al ADSL, e incluso respecto a los primeros desarrollos en el campo de la fibra óptica como tecnología de banda ancha fija, las evoluciones más recientes han planteado ciertos problemas e incógnitas en torno a los requisitos a nivel de equipamiento de red. Es decir, que una conexión de 300 Mbps, simétrica o no, no es soportada por las mismas tarjetas de red de antes, o sencillamente no se puede distribuir por WiFi con los mismos router con que antes llegaba el cien por cien de la velocidad contratada. Pero incluso los cables de Ethernet tienen que cumplir ciertos requisitos, tanto para los 300 megas como para las próximas evoluciones de 500 Mbps y 1 Gbps que se esperan.

Hay diferentes cables Ethernet para distribuir la conexión a Internet y aprovechar la fibra óptica ¿con cuáles podemos exprimir toda la velocidad contratada?

Hay cuatro categorías o estándares diferentes, de entre los cables Ethernet para la conexión a Internet desde un router u otro punto de acceso, y no todos ellos soportan la misma velocidad de intercambio. Como se puede ver en la tabla siguiente, la primera de estas categorías cumple con conexiones de 10 Mbps, y también con tasas de transferencia de 100 Mbps, pero para una conexión de 1 Gbps no es suficiente, e incluso con los 300 megas simétricos ya habituales en la oferta de operadores con cobertura a nivel nacional, también se quedaría corto.

¿Qué cable necesito para aprovechar al 100% la fibra óptica?

Es necesario subir un peldaño hasta la categoría 5e, con especificaciones técnicas ligeramente superiores, para que el cable sea capaz de soportar conexiones de 300 megas sin problemas, e incluso prestar servicio en condiciones con contratos de 1 Gbps, que aunque sin cobertura a nivel nacional también se prestan en España, y también sobre fibra óptica. En cuanto a la distancia a la que mantienen sus prestaciones máximas, no obstante, son idénticos ambos estándares, pero internamente se diferencian también en el trenzado de hilos y el recubrimiento.

No obstante, para conseguir las máximas garantías en la estabilidad de la velocidad de transferencia, sin importar las particularidades de redes más complejas que un 'enchufe directo' entre un dispositivo y el punto de acceso, y para cubrir los próximos avances en términos de velocidad, siempre es recomendable optar por las categorías 6 y 6a de cables Ethernet. Respecto a esto anterior, en RedesZone cuentan con una completa guía para elegir cable Ethernet.

Normas