Debate electoral

Este es el gráfico del gasto social del Gobierno de Rajoy sin manipular

Pablo Casado mostró ayer un gráfico erróneo sobre la evolución de las partidas sociales durante la legislatura

Las cifras oficiales muestran que el gasto global en educación, sanidad y protección social se ha reducido

Este es el gráfico del gasto social del Gobierno de Rajoy sin manipular

Durante el debate electoral a siete celebrado ayer, el vicesecretario de comunicación del PP, Pablo Casado, mostró un gráfico que indicaba que el gasto social había crecido considerablemente durante la legislatura de Mariano Rajoy. Esta es la imagen que empuñó Casado y que el PP publicó en Twitter y posteriormente borró:

Este es el gráfico del gasto social del Gobierno de Rajoy sin manipular

En concreto, la imagen muestra que, en 2011, el gasto en educación sanidad y protección social se situaba en 180.104 millones y que en 2016 alcanzará los 187.211 millones. Sin embargo, hay como mínimo dos errores.

El primero y más fácil de detectar es que la escala utilizada está totalmente forzada. La intención es dar la sensación visual de que el gasto social se ha triplicado durante la legislatura cuando los números reflejan un incremento del 3,9%. Es más, en el año 2014 se produce una caída y, sin embargo, el gráfico de barras sigue mostrando una tendencia ascendente.

El segundo error, más relevante, es de concepto. Las cifras presentadas no se corresponden con el enunciado del gráfico. El título indica que las barras son un reflejo de la suma del gasto social en “educación, sanidad y protección social”. Sin embargo, ello no es así. Los números que aparecen hacen referencia exclusivamente a protección social, que incluye básicamente pensiones y prestaciones por desempleo. Es decir, no contemplan las partidas de educación y sanidad. Con ello, el PP logra que parezca que el gasto social hoy se encuentra en términos nominales por encima de 2011. Y esta no es la realidad, como se refleja en este gráfico que incorpora los datos oficiales del Ministerio de Hacienda.

Este es el gráfico del gasto social del Gobierno de Rajoy sin manipular

Si se incluyen las tres partidas (protección social, educación y sanidad), el gasto en 2015 alcanzó los 293.115 millones, un 1,1% menos que al inicio de la legislatura. Incluso la cifra estimada por Hacienda para 2016 y que asciende a 295.372 millones es inferior al dato de cierre del último ejercicio de José Luis Rodríguez Zapatero.

Siempre según la estadística oficial, España destinó en 2015 a protección social 184.227 euros frente a los 180.104 euros de 2011. El aumento se explica por el incremento del gasto en pensiones, una tendencia que se mantendrá en la medida en que el número neto de pensionistas aumenta y los que entran en el sistema tienen derecho a una prestación mayor. Aun así, el incremento en protección social queda anulado por el retroceso mayor registrado en educación y sanidad. La Administración pública gastó 66.744 millones en 2015, una cifra inferior a los 69.240 millones de 2011. En educación, el descenso fue 3.590 millones al pasar de 47.137 millones a 42.298 millones. Sanidad y educación son competencias que recaen sobre las comunidades autónomas. Aun así, el recorte se debe en buena medida a decisiones adoptadas por el Gobierno central a lo largo de la legislatura como eliminar la paga extra de 2012 a los empleados públicos, congelar los salarios o limitar la tasa de reposición.

En términos relativos, las partidas destinadas a financiar el Estado de bienestar también se han reducido. En 2011, el gasto social equivalía al 27,7% del PIB frente al 27,1% en 2015. En 2016, la previsión es que el porcentaje caiga al 26,3%. Ello es así porque se estima que el PIB crecerá más que el gasto en educación, sanidad y protección social.

Los últimos datos de Eurostat, que llegan hasta el año 2014, reflejan que España gasta menos que la media en el Estado del bienestar. En sanidad, España destina el equivalente al 6,1% del PIB frente al 7,2% de los Veintiocho. En educación, España ocupa el cuarto puesto por la cola y, en prestaciones sociales, que es la partida que más ha subido durante la crisis económica, España gasta el equivalente al 17,6% del PIB, dos puntos por debajo de la media europea.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha repetido durante la campaña que el gasto social ha crecido durante la crisis económica y, en este caso, tiene razón. En 2007, el que puede considerarse el último ejercicio del ciclo expansivo, España destinaba a educación sanidad y protección social 243.148 millones. Hoy, estas partidas se han incrementado un 21,5%. La subida se debe espacialmente a las pensiones y al mayor gasto en prestaciones por desempleo. En conclusión, el gasto social ha aumentado respecto al periodo anterior a la crisis, pero es inferior el registrado en el último año de la legislatura de Zapatero.