Qué navegador consume menos batería

Qué navegador consume menos batería

En el caso de los ordenadores portátiles, una de las características técnicas que más revisan los compradores y usuarios de este tipo de tecnología es la batería. De ella, entre otros factores, depende una mayor o menor autonomía. Y entre esos 'otros factores' entran en juego otros componentes de hardware, evidentemente, como es el caso del procesador o de la pantalla, por ejemplo, pero también de los 'componentes' de software. Es decir, los programas y aplicaciones también tienen una importante influencia sobre el tiempo que es capaz de aguantar la batería alimentando nuestro PC portátil, y uno de los programas que más batería consume, entre los más utilizados por el perfil de usuario estándar, es el navegador web.

Pequeños cambios en la configuración del navegador web pueden mejorar la autonomía de un ordenador portátil de forma considerable

Pequeños cambios en la configuración del navegador web, como puede ser modificar la apariencia (o contraste) en favor de tonos más oscuros, o directamente negro, ya puede suponer un cambio sustancial para la autonomía de nuestro ordenador portátil. Pero también, por ejemplo, modificar cómo gestiona las pestañas, en tanto que esto supone un mayor o menor trabajo por parte de la memoria RAM y el procesador, y también como consecuencia un mayor o menor consumo de la energía que almacena la batería. Sin embargo, hay cosas que no dependen de la configuración, tal y como ha querido mostrar Microsoft a los usuarios en una comparativa de consumo energético de su producto frente al que ofrece la compañía de Mountain View, Google.

 

Según ha mostrado la compañía de Redmond en un vídeo, el anterior, el consumo energético de los diferentes navegadores web es realmente diferente. Para hacer esta prueba, Microsoft ha utilizado varios dispositivos Surface con la misma configuración técnica, y ha puesto a reproducir de forma automática el mismo vídeo en streaming en todos estos dispositivos. Además, no lo han hecho con la batería del dispositivo conectada, puesto que podrían tener mínimas diferencias, sino con la batería desconectada y midiendo, sencillamente, cuánto consume cada navegador web durante la reproducción idéntica de un contenido en streaming.

Sorprendentemente, en la prueba se muestra cómo el navegador web más utilizado en el mundo, que es Google Chrome, es el que más energía consume. El valor que devuelve la solución de software de Google para la navegación web es de 4 horas y 20 minutos de autonomía, mientras que Mozilla Firefox garantiza casi una hora más, con un resultado de 5 horas y 9 minutos de autonomía para este dispositivo en concreto. El tercero es Opera, y de nuevo se distancia en más de una hora del anterior, con una autonomía de 6 horas y 18 minutos, que prácticamente son dos horas más respecto a Google Chrome. Y la posición más ventajosa se la lleva Microsoft Edge, que alcanza las 7 horas y 22 minutos de reproducción continua.

Y aunque en la prueba se muestra únicamente este uso en concreto, desde Microsoft han aclarado que durante sus diferentes test utilizaron los navegadores web anteriormente citados para otro tipo de usos, como la navegación web por portales reconocidos como la tienda online Amazon, la red social Facebook o la enciclopedia online Wikipedia. En estas diferentes pruebas, explican, su navegador web Microsoft Edge fue capaz de ofrecer una autonomía entre un 36% y un 53% superior respecto al resto de soluciones para la navegación web.

También, por otro lado, desde Microsoft han aclarado que la recopilación de datos de su sistema operativo Windows 10, de millones de usuarios, ha servido para contrastar este tipo de pruebas. Es decir, que según sus resultados y los de millones de usuarios en todo el mundo, Microsoft Edge es capaz de garantizar una autonomía notablemente superior en ordenadores portátiles, respecto a Opera, Mozilla y Google Chrome, en un uso idéntico. No obstante, como es evidente, las pruebas se han llevado a cabo únicamente sobre el sistema operativo Windows 10.

Normas