Impresoras 3D

HP ampliará su centro de Sant Cugat para 2017

HP ampliará su centro de Sant Cugat para 2017

HP va a ampliar su centro internacional de Sant Cugat (Barcelona) donde hoy ubica las sedes mundiales de sus negocios de impresión en gran formato e impresión 3D. “Nuestra apuesta por esta última tecnología, que va a reinventar el diseño, la creación de prototipos y la fabricación, así como el crecimiento de otros negocios relacionados con el mundo gráfico ha hecho que estas instalaciones se queden pequeñas”, dijo a CincoDías Helena Herrero, presidenta de HP Iberia.

La directiva, que participó ayer en un encuentro en Barcelona con la prensa europea para mostrar las impresoras 3D que han diseñado en este centro y que lanzarán al mercado a final de año y principios de 2017, no quiso avanzar más detalles sobre el proyecto, pero sí admitió que podría tener lugar a lo largo del próximo año.

Un empleado de HP muestra como funciona una impresora 3D de HP. ampliar foto
Un empleado de HP muestra como funciona una impresora 3D de HP.

En la misma línea, Ramón Pastor, director general de la línea de impresión 3D de HP y de este campus, “el más grande de la compañía fuera de EE UU”, añadió que HP planea elevar la inversión en I+D en el centro (actualmente invierten 60 millones al año) y la contratación de profesionales (el año pasado ficharon a 200). “Ello obedece no solo a que queremos dar un impulso importante a la impresión 3D, sino porque aquí se están consolidando algunas funciones europeas, como el centro de demostración y formación de artes gráficas de HP para toda EMEA, que recibe la visita de más de 5.000 profesionales y clientes cada año”.

El centro de Sant Cugat emplea hoy a 1.700 profesionales de 60 nacionalidades y genera unas 150 patentes anuales. “Este año prevemos sobrepasar esa cifra y superar las 200”, subrayó Pastor.

HP defendió ayer que sus impresoras 3D, orientadas a la producción, van a cambiar el modelo industrial “porque son capaces de producir 10 veces más rápido y a mitad de precio que las de la competencia”, algo en lo que ya insistieron cuando las presentaron en mayo en EE UU. No obstante, Pastor destacó que las nuevas máquinas “no son solo un producto; es una oportunidad para el país, pues la impresión 3D traerá la próxima gran revolución industrial y tenemos el centro que lleva el liderazgo de esta tecnología aquí”.

Ramon Pastor, vicepresidente y director general del negocio global de impresión 3D de HP en el centro de Sant Cugat. ampliar foto
Ramon Pastor, vicepresidente y director general del negocio global de impresión 3D de HP en el centro de Sant Cugat.

Para Pastor, “habrá un antes y un después, ya que estas máquinas permiten producir piezas de calidad industrial de forma muy económica, democratizan el diseño y permiten una mayor personalización en la fabricación”. El directivo indicó que en el plazo de unos cinco años se podrán fabricar piezas personalizadas, bajo demanda, con diseños rápidos, “y en la próxima década experimentaremos cambios importantes. Habrá un cambio de paradigma industrial”.

Se espera que el primer modelo, la impresora HP Jet Fusion 3D 4200, se empieza a vender a finales de 2016 a un precio de 120.000 euros, mientras un segundo modelo, la HP Jet Fusion 3D 3200, se distribuirá en 2017, a un precio de 145.000 euros.