Regulación profesional

El PP se alía con los inspectores del Banco de España

El Partido Popular recoge la petición histórica de este colectivo

Fachada del Banco de España. EFEArchivo
Fachada del Banco de España. EFE/Archivo EFE

El Partido Popular ha recogido el guante arrojado por los inspectores del Banco de España, quienes llevan años pidiendo la regulación de su profesión. El PP ha incluido esta reclamación en su programa electoral. En este documento se asegura que regulará la situación jurídica de los inspectores de entidades de crédito como cuerpo profesional. Este colectivo lleva años de enfrentamiento con el Banco de España por esta reclamación.

No es la primera vez que el partido encabezado por Mariano Rajoy incluye en su programa electoral la posibilidad de regular la profesión de inspector del Banco de España, pero, según aseguran algunas fuentes, ahora parece que este hecho toma mayor relevancia, ya que las relaciones entre este colectivo de profesionales y la cúpula de la institución supervisora son cada vez más distantes.

Los inspectores del Banco de España han mantenido reuniones con prácticamente todos los grupos políticos explicando sus reivindicaciones y sus condiciones laborales, pero solo ha sido el PP el único grupo que ha decidido recoger por escrito sus peticiones. Este partido ya había incluido en distintos programas electorales esta reivindicación. La primera vez fue en el programa de su anterior legislatura, y pese a gobernar, nunca llegó a plantear una normativa para cumplir su promesa electoral. Fue UpyD el único grupo que presentó una proposición no de ley para la regulación de esta profesión, que tampoco nunca se plasmó en una normativa.

En las elecciones del 20D el PP también hizo alusión nuevamente a esta normativa, que ahora repite, y en la que los inspectores confían para que se regule su profesión y se asimile a la de los inspectores de Hacienda. El PP, de hecho, explica en su programa que “para culminar el proceso de mejora de las actividades de supervisión que se ha acometido en estos años, regularemos la situación jurídica de los inspectores de entidades de créditos, como cuerpo profesional con unas características análogas a las establecidas para el personal funcionario de carrera de la Administración General del Estado que desempeña funciones similares”.

La pretensión de los inspectores es su firma se incorpore a los informes de las entidades que supervisan, y pese a que su opinión sea contraria a la de sus jefes que se recojan las dos opiniones firmadas, y que estas pasen a la comisión ejecutiva del Banco de España.

La actual cúpula del Banco de España, como las anteriores, han obviado las reclamaciones de este colectivo, según aseguran varias fuentes del cuerpo de inspectores. Y aunque recuerdan que la regulación de su profesión debe realizarse por ley, y por lo tanto el Banco de España no puede hacerlo, sí aseguran que la institución que ahora encabeza Luis María Linde, no ha apoyado esta petición, “algo que podían haber hecho”, insisten. Además, aseguran que la posición del Banco de España es contraria a ella.

El enfrentamiento entre los inspectores y la cúpula del Banco de España tiene como núcleo central en la actualidad el caso Bankia, pero no es el único punto de fricción, aunque sí es el más impactante, ya que en él se conjugan todas las claves de las reivindicaciones de este colectivo de inspección, mantienen fuentes de la inspección, en el que trabajan más de 250 profesionales.