Banca

Las 10 tendencias que están revolucionando el sector financiero

La consultora PwC señala que la inteligencia artificial, las ‘fintech’, la ciberseguridad o las criptodivisas transformarán en cuatro años el modelo de negocio del sector financiero

Las 10 tendencias que están revolucionando el sector financiero

La banca está cambiando. El sector financiero en general lo está haciendo. La irrupción de las nuevas tecnologías en el día a día de usuarios y entidades supone ya una revolución que PwC considera que transformará el modelo de negocio tradicional en los próximos cuatro años.

“La evolución de la tecnología en el sector financiero se constituirá en una palanca de máxima potencia para la generación de nuevos modelos de negocio, mejorar la experiencia el cliente y reducir costes significativamente”, reflexiona, en un comunicado distribuido por la firma, Salvador Nacenta, socio del Sector Financiero de PwC.

Nacenta, sin embargo, descarta que estas innovaciones supongan necesariamente un peligro para el sector financiero tradicional. “Estas tendencias deben de verse como una oportunidad para las entidades bancarias y aseguradoras y es por ello que el sector financiero debe estar ya trabajando sobre ellas, analizando cómo incorporarlas y transformar sus modelos operativos. Sólo si se ignoran o se minusvaloran podrían transformarse en amenaza individual para aquellas entidades que así lo hagan”, asevera.

“Imagina que eres un directivo del sector financiero. Que estás compitiendo con un banco global, low-cost, multiservicio y digital. En el que los clientes acceden a sus cuentas a través del móvil, realizan pagos con solo tocar sus dispositivos wearables y gestionan sus inversiones a través de herramientas de inteligencia artificial basadas en sus objetivos de ahorro y en su nivel de aversión al riesgo... Hoy en día no existe un competidor así pero en los próximos años existirá”. Así arranca el informe Financial Services Technology 2020 and Beyond, en el que PwC analiza qué tendencias específicas están transformando al sector financiero. Estas son las 10 principales que han identificado, según el resumen del informe facilitado por PwC:

1. Las ‘Fintech’: Pwc vaticina que “lo inundarán todo” pues en 2014la inversión mundial en estas nuevas firmas financieras y tecnológicas se multiplicó por tres hasta alcanzar los 12.000 millones de dólares. En aquel ejercicio, prosigue la consultora, la banca invirtió 215.000 millones de dólares en tecnologías de la información para no perder comba. Y aunque las ‘fintech’ cuentan con la barrera pendiente de la regulación, existe una gran demanda por ellas desde los usuarios de banca generalista hasta los de banca privada y gestión de patrimonios. De ahí, expone el informe, el fuerte aumento de la financiación de plataformas robotizadas de inversión, la aparición de compañías tecnológicas que ya operan el mercado de préstamos con muy bajos costes o las numerosas iniciativas en el campo de los medios de pago.

2. La economía colaborativa. “En 2020, los ciudadanos seguirán necesitando los servicios que hoy en día prestan las entidades financieras pero, quizás, ya no acudirán a un banco”, vaticina Pwc. Sectores como el de transportes o el del alojamiento ya se han visto transformados por la llamada economía. En el caso del a banca, ilustra la consultora, “estaríamos hablando, por ejemplo, del uso de las tecnologías de la información para relacionar de forma mucho más eficiente a aquellos que tienen capital con los que buscan financiación, en lugar de acudir a la intermediación de un banco”. Unos pasos que ya se han dado en Reino Unido, Estados Unidos y China con plataformas de préstamos entre particulares –en inglés, peer to peerlending- que unen a personas que necesitan dinero con inversores que quieren prestarlo para obtener una rentabilidad, adaptada al nivel de riesgos. Plataformas que comienzan a proliferar en España.

3. Blockchain. Esta tecnología, la base de las criptodivisas, es para PwC la auténtica revolución. “El año pasado, 13 compañías de Blockchain fueron capaces de atraer más de 365 millones de dólares de inversión y se estima que, a principios de 2016, esta cantidad haya superado ya los 1.000 millones de dólares”, expone el informe que da cuenta de la importancia que tiene para las empresas pero advierte que genera fuertes retos. “Las dos principales ventajas que hace que esta tecnología esté atrayendo la atención tanto de los directivos de las entidades financieras como de startups y de compañías de capital riesgo son, por un lado, la posibilidad reducir considerablemente el coste de las infraestructuras y plataformas internas de los bancos y, en segundo lugar, porque las aplicaciones de esta tecnología son prácticamente ilimitadas y van desde las transacciones financieras hasta automatización de procesos contractuales”, apunta.

4. Robotización e inteligencia artificial. PwC compara el impacto de implantar tecnologías de robótica e inteligencia artificial con la llegada de los cajeros automáticos a la banca. “En los próximos cinco años veremos cómo se produce un salto en la utilización de este tipo de tecnología: de usarse en aplicaciones concretas –por ejemplo, ya se utiliza en el ámbito de los medios de pago para la detección del fraude- a integrarla totalmente dentro del día a día y en todas las actividades de las entidades financieras”, asume.

5. La nube. “En la actualidad muchas entidades solo utilizan la nube para alojar procesos de negocios que no forman parte de su actividad principal –funciones de CRM, contabilidad financiera o recursos humanos- pero en 2020 se espera que también integre otras áreas más estratégicas como, por ejemplo, los pagos o la calificación de créditos, empujados por la fuerte caída que están experimentado los costes de almacenamiento de datos en la nube”, augura el informe de PwC. La inversión mundial en esta tecnología aumentó un 26% el año pasado.

6. La ciberseguridad y el Internet de las Cosas. “La ciberseguridad ya es una de las principales preocupaciones de los máximos ejecutivos de las entidades financieras y esa situación no hará sino continuar en los próximos años como consecuencia, entre otros factores, del rápido crecimiento del internet de las cosas, especialmente en las áreas de pagos, seguros y banca comercial”, cita el documento. Para 2020, estima, podría haber 25.000 millones de dispositivos conectados en todo el mundo.

7. Asia, centro de la innovación. “China tiene ya el mayor mercado mundial de préstamos entre particulares y es el país con mayor número de usuarios de telefonía móvil”, subraya el informe de PwC que destaca que Asia se ha convertido en el líder mundial en investigación y desarrollo y, en el ámbito de las ‘fintech’, es el segundo mercado más atractivo para los inversores sólo por detrás de Estados Unidos. “En 2020, se prevé que muchas de las grandes entidades financieras de Estados Unidos sitúen sus centros de innovación en Asia y aprovechen, así, las ventajas de un mercado con menores costes, con una fuerza laboral altamente capacitada en materia tecnológica y con un sector financiero de gran tamaño, ideal para testar el lanzamiento de nuevos productos y servicios”, avanza.

8. La inteligencia de cliente. El big data es la palanca con el que la nueva banca moverá el mundo. “En 2020, se estima que haya en el mundo 20 veces más datos de los que tenemos ahora. Esto supondrá una gran oportunidad para que las entidades financieras conozcan, en tiempo real, lo que reamente les están pidiendo sus clientes. El análisis de datos, será una de las claves del crecimiento”, expone el informe.

9. Reguladores tecnológicos. “Los reguladores no escaparan al tsunami tecnológico que está viviendo el sector financiero y en los próximos años integrarán muchas de las nuevas herramientas para la recogida y análisis de datos con el objetivo de ser más efectivos a la hora de monitorizar a la entidades financieras y ser capaces, a la vez, de predecir de forma más efectiva potenciales problemas, en lugar de actuar una vez que estos ya se han producido”, sostiene el informe.

10. La digitalización de todo. “En conclusión, podemos decir que la digitalización será (ya es) para la entidades financieras la corriente que lo envolverá todo”, concluye PwC que cita desde la experiencia del cliente hasta la eficiencia operativa; desde los medios de pago, pasando por la gestión de activos, los seguros y los mercado de capitales como ejemplo del alcance de la digitalización.