Infraestructuras

ACS suelta peso en Brasil con la venta de concesionarias

El precio pactado por el 50% de tres concesiones de líneas de alta tensión es de 115 millones

Florentino Pérez, presidente de ACS.
Florentino Pérez, presidente de ACS.

ACS ha vendido al fondo canadiense Brookfield el 50% de tres concesionarias de líneas de alta tensión en Brasil por 115,3 millones. La operación, según ha manifestado la empresa a la CNMV, no genera ni plusvalías ni minusvalías.

Las sociedades en cuestión son Odoyá Transmissora de Energía, Esperanza Transmissora de Energía y Transmissora José María de Macedo de Electricidad. La firma española y el fondo se han otorgado "opciones cruzadas de compra y venta del restante 50%". Una opción que puede ejercitarse cuando ACS concluya la construcción de las citadas líneas. Una vez más, el grupo que preside Florentino Pérez, se encarga de la fase de ejecución para capitalizar los activos ya en la etapa de operación.

ACS y Brookfield alcanzaron un acuerdo en noviembre del año pasado, tal y como avanzó Cinco Días, para invertir en líneas de transmisión eléctrica en Brasil. La constructora acababa de adjudicarse un paquete de 1.300 kilómetros de tendidos en el país con una inversión aparejada de 750 millones.

Entre las previsiones del conglomerado español figuraba a finales del pasado ejercicio acudir a licitaciones de la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel) por más de 20.000 millones de reales (unos 5.145 millones de euros) en dos años, para lo que se hizo necesaria la captación de un socio de perfil financiero.

Las concesionarias que van ahora a manos de Brookfield suman 1.100 kilómetros de líneas de distribución eléctrica, que aportaban 30 meses de cartera de construcción.