Farmacéuticas

Grifols publicará sus pagos a médicos en España

Víctor Grífols, presidente de Grifols.
Víctor Grífols, presidente de Grifols.
Parets del Vallès

Grifols se sumará a las compañías farmacéuticas para dar transparencia a las relaciones del sector con los profesionales. Aunque la multinacional catalana, fabricante de derivados plasmáticos, no pertenece a la patronal Farmaindustria, ni se regula por el código de buenas prácticas de esta industria aprobado en 2014, sí se sumará a la publicación de los desembolsos que realiza a médicos y organizaciones profesionales. Así lo comunicó ayer la empresa en un encuentro con la prensa celebrado en su sede industrial de Parets del Vallés, en Barcelona.

Las 190 empresas pertenecientes a Farmaindustria, y alguna otra como Gilead que se suscriben voluntariamente a ese reglamento de buenas prácticas, tienen un plazo que va desde el 27 al 30 de junio para informar en sus webs de esos pagos. Así se hará por primera vez en España con los datos recopilados por la farmacéuticas a lo largo de 2015. Así, serán públicos los desembolsos que la industria realiza a los profesionales en viajes y alojamientos a congresos o por prestaciones de servicios, así como las aportaciones y donaciones realizadas a las organizaciones médicas.

Grifols, que ya publica esta información en EE UU, avanzó ayer que el 27 de mayo publicó su política de responsabilidad social corporativa en la que incluía sumarse a este código de buenas prácticas, una iniciativa aprobada por la patronal europea farmacéutica EFPIA en 2013. De esta forma, se conocerán las cifras de su relación con los profesionales en su área de biociencia (proteínas plasmáticas), de diagnóstico y de hospitales. La empresa indicó que para cumplir estos requisitos ya comenzó a aplicar los procesos en junio de 2015. Además, aseguró que ofrecerá los datos correspondientes a 33 países europeos, además de Japón y Australia.

La empresa además avanzó que destinará hasta 2020 alrededor de 230 millones de euros en diferentes plantas en España, casi un 20% de los 1.200 millones de inversión anunciada a analistas a principio de mes. Estos recursos irán destinados fundamentalmente a la nueva fábrica de purificación plasmática en Barcelona, a la ampliación de instalaciones de su factoría de productos de diagnóstico y al área de hospitales, en la que por ejemplo, fabrica su robot Kiro de automatización de la preparación de quimioterapia dentro de los centros sanitarios.

La multinacional cotizada en el Ibex 35, que facturó 3.935 millones en 2015, también avanzó que la previsión de crecimiento para este año rondará el 6%.

Grifols ante el 26J

El presidente de la compañía, Víctor Grífols, también se refirió ante la prensa a la situación política en España ante las elecciones del 26J. “Me da igual”, aseguró sobre qué color político prefería para el próximo Ejecutivo, “aunque tiene que haber alguien”. Peso a que luego matizó: “Aunque tampoco se vive mal sin Gobierno”.

Según el presidente, que se retira como consejero delegado en 2017 al cumplir 67 años, “hoy en día los países funcionan igual con un estilo de gobierno que con otro, porque lo que puede hacer el poder ejecutivo es muy poco”, ya que se compensa con el legislativo. De hecho, se refirió al caso del presidente Barack Obama en EE UU, del que aseguró que ha podido hacer escasos cambios.

Sobre el brexit indicó que en el caso de Grifols no afectaría a la compañía. “No tendría mucho impacto”, confesó, ya que la empresa catalana solo dispone allí de una filial comercial. De hecho, el grueso del negocio se encuentra en EE UU, que aporta más del 60% de los ingresos, fundamentalmente después de la compra de la estadounidense Talecris, que provocó que la empresa se posicionara como tercer productor mundial del sector.