Logística

El comercio electrónico reorganiza sus sistemas de envío

El sector busca nuevas fórmulas para mejorar su rentabilidad.

comercio electrónico
Thinkstock

Las empresas de comercio en línea buscan nuevas fórmulas para aumentar su rentabilidad, en un sector cada vez más grande. El reparto en taquillas centralizadas es una de las fórmulas que más están creciendo, según explicaron representantes del sector en una jornada sobre negocios entre Francia y España, organizada recientemente por la Cámara Franco-Española de Comercio e Industria.

El moderador, César Tello, director adjunto de la Asociación Española de Economía Digital (ADigital), preguntó por las nuevas formas de entrega de productos, “no necesariamente en domicilio”.

Nuno Martins, director de desarrollo de negocio de e-commerce de DHL, empresa de envíos de paquetes y mensajes nacionales e internacionales, señaló que la tendencia es ofrecer distintas alternativas. Está creciendo el modelo de las taquillas o lockers, que permite a los mensajeros dejar los paquetes en un lugar centralizado, y a los usuarios recogerlos a la hora que les venga mejor.

“Dos millones y medio de alemanes registrados piden la entrega con este tipo de soluciones”, explicó. El comprador puede también devolver el producto en las taquillas, pegando una etiqueta. “Es bastante cómodo”, afirmó Martins.

Manuel Moreno, country manager de España y Portugal de Mister Auto, plataforma europea de piezas y accesorios para particulares, explicó que trabajan con diferentes redes, entre ellas Correos. “Una pequeña crítica: entre las 6 y las 7 de la tarde es infernal recoger un paquete en Correos. Media hora esperando. La experiencia del cliente va desde que busca el producto por Google hasta que disfruta de él, y su satisfacción va a decidir si repite o no la experiencia”, advierte.

También hablaron sobre qué ocurre cuando el cliente devuelve el producto. Manuel Moreno reconoció que a veces es mejor dejar el producto allí cuando el cliente lo devuelve, para evitar nuevos gastos. “Si es un casco de bici, sí; si es una bici de 6.000 euros, no”, explica.

Asimismo, también está el aspecto de la devolución de impuestos cuando la empresa de mensajería lo envía de vuelta al origen. Martins, de DHL, señaló que “cada país tiene su propia legislación. Si quieres devolver algo a China, puedes ir a la Agencia Tributaria a pedir que te devuelvan los impuestos. Está pensado para un contenedor, no vas a hacerlo por 50 euros. De vuelta a España no hay arancel, está muy pensado para las grandes operaciones de comercio exterior”.

El e-commerce, añadió Moreno, va más rápido que la legislación, y “por puro desconocimiento, las empresas en línea no saben qué aplicar”. Por eso, recomendó hablar con expertos en cada materia.

Tello, por último, recordó que la Unión Postal Universal celebrará un congreso en otoño para imponer que los operadores postales sean más transparentes en cuanto a costes, “que a veces son desmesurados. Por ejemplo, cuesta más enviar de España a Francia que al revés”.

Seguridad en la compraventa

Participó también en la mesa Javier Moreno, director comercial en España y Portugal de la plataforma de pago en línea PayPal, quien destacó que su compañía protege de devoluciones de cargos (permitidas hasta 180 días después por la regulación) y del robo de tarjetas, garantizando la seguridad de compradores y vendedores. “Los consumidores tienen miedo de que no les envíen el artículo, y los comercios, de los consumidores”.